Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




El estudio que clavó el 'shock' del Mar Menor
( 15 Votos )
26.01.17 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Imagen aérea del Mar Menor.

Un investigador de la Universidad de Murcia publicó hace nueve años un trabajo que anticipó con exactitud el colapso de la laguna

Insisto: nadie puede decir que 'lo' del Mar Menor no se veía venir. Tanto por las advertencias de científicos y grupos ecologistas, algo que recuerdo en el blog de vez en cuando, como por algunos trabajos concretos de investigadores que anticiparon con una exactitud enorme el colapso de la laguna. Es el caso de Javier Lloret, que publicó hace ocho años el artículo '¿Cómo puede agravar el cambio climático la eutrofización en lagunas costeras?'. Este análisis, publicado en la plataforma de divulgación  científica 'Science Direct' hace justamente nueve años, es un relato certero, paso a paso, de lo que ha ocurrido después. Qué pena que nadie le hiciera caso. Me lo ha facilitado la profesora de la Universidad de Alicante Francisca Giménez Casalduero, también muy implicada en el estudio del humedal, que además lo ha traducido del inglés. Aquí podéis leerlo, a falta solo (por no cansaros) de la introducción, la metodología y las ilustraciones (ojo a las negritas).

'¿Cómo puede agravar el cambio climático la eutrofización en lagunas costeras?'


Por Javier Lloret, Arnaldo Marín y Lázaro Martín-Guirao (Departamento de Ecología e Hidrología de la Universidad de Murcia)

Este documento constituye la primera evaluación basada en datos de vulnerabilidad a la eutrofización de un ecosistema costero, en base a un altamente probable cambio ambiental en el futuro. No existen trabajos previos que hayan estudiado el papel del cambio climático en los procesos de eutrofización en las zonas costeras.

La evaluación de la vulnerabilidad de los ecosistemas costeros a la eutrofización debe basarse tanto en el conocimiento de su estado actual, como en la magnitud de la alteración de este estado en diferentes escenarios futuros. Sin embargo, siempre es difícil inferir el resultado final de estos procesos, aunque la aplicación de modelos nos permite obtener ciertos valores de parámetros críticos, evitando así una excesiva especulación.

Los principales parámetros fisicoquímicos estudiados en el Mar Menor apuntan al estado ambiental relativamente bueno, ya que no se encontraron valores excesivamente altos de nutrientes o clorofila, lo que indica una relativa oligotrofia de sus aguas, como se observó en estudios previos (Gilabert, 2001; Pérez-Ruzafa et al., 2005). Este hecho contrasta con otras lagunas costeras, en las que se han descrito procesos de eutrofización con altas concentraciones de nutrientes y fitoplancton. Aunque las bajas concentraciones de nutrientes no indican necesariamente la ausencia de eutrofización, es evidente que la enorme biomasa de 'Caulerpa prolifera', como otras algas macrofitas bentónicas, puede jugar un papel importante tanto en la captación de nutrientes de la columna de agua como en la retención en sedimentos (Palomo et al., 2004, Boyer y Fong, 2005), mejorando así la resistencia de la laguna a la eutrofización.

En la laguna del Mar Menor, 'Caulerpa prolifera' mantiene un balance de carbono positivo durante todo el año. Las condiciones ambientales actuales  permiten el crecimiento de las algas y la fotosíntesis en un amplio rango de profundidad en la laguna y su crecimiento y distribución probablemente está limitado por la fotoinhibición y el estrés a la emersión y las temperaturas extremas en las áreas más superficiales (Lloret et al., 2005).

La cobertura de fondo y la enorme biomasa de 'Caulerpa prolifera' medidas en la laguna evidencian la importancia de la producción bentónica en el Mar Menor, en comparación con otras lagunas mediterráneas (Laugier et al., 1999; Bennet et al., 2000; 2002, Agostini et al., 2003, Curiel et al., 2004).

Como ya demostraron Terrados y Ros (1991), 'Caulerpa prolifera' constituye el productor primario principal de la laguna del Mar Menor. La producción de esta alga va asociada a una importante absorción de nutrientes de nitrógeno y fósforo procedentes de la columna de agua, lo que puede ser en gran medida la causa de las condiciones relativamente oligotróficas de la laguna, ya que el exceso de nutrientes procedentes de las ramblas es eliminado parcialmente de la columna de agua y almacenado en el sedimento, destacando el papel de las macroalgas en la transferencia de nutrientes del agua a sedimentos en sistemas estuarinos (Grall y Chauvaud, 2002; Boyer y Fong, 2005).

Como resultado de este marcado control del sistema por parte del bentos, se explican las bajas concentraciones de nutrientes y fitoplancton en la laguna, favoreciendo la claridad de sus aguas. Este hecho parece estar de acuerdo con las observaciones de Valiela et al. (1997), que argumentaron que la calidad del agua en sistemas de aguas poco profundos dominados por macrófitos puede ser mucho mejores que en sistemas dominados por fitoplancton, partiendo de cargas de nutrientes similares.

Las mayores concentraciones de nutrientes en la columna de agua se detectaron en otoño e invierno, coincidiendo con la estación de lluvias en la zona y los subsiguientes entradas a través de las ramblas (Lloret et al., 2005; Velasco et al., 2006). Este exceso de nutrientes es eliminado rápidamente por el lecho de 'Caulerpa prolifera', que mantiene su alta biomasa incluso en la temporada de invierno; En primavera, la temperatura comienza a aumentar y el crecimiento del fitoplancton se reinicia, pero se impone una limitación de nutrientes a estas microalgas, lo que impide que se alcancen altas densidades en la laguna.

El flujo de nutrientes en la laguna del Mar Menor puede ocurrir principalmente desde el agua a los sedimentos por la acción de las macroalgas.  Grall y Chauvaud (2002) afirmaron que en algunos ecosistemas las macrófitas bentónicas pueden almacenar nutrientes en el mismo orden de magnitud que la carga anual de nutrientes procedentes de los aportes de agua dulce. Otros autores demostraron que las cantidades totales de nutrientes almacenadas por la biomasa de macroalgas pueden ser aún mayores (Sfriso y Marcomini, 1994; Sfriso et al., 1994).

Esto es particularmente cierto en la laguna del Mar Menor, donde las aportaciones anuales de los principales flujos de agua, que proceden de una zona con una gran actividad agrícola, se han estimado en unas 2.010 toneladas de N al año y 178 toneladas de P al año (Velasco et al., 2006). Estos valores son la mitad de nuestra estimación de la absorción de algas: 3.988 toneladas de N al año y 420 toneladas de P al año.

Como en otras zonas costeras, se espera que ocurra una disminución en la cantidad de luz que llega al fondo de la laguna del Mar Menor. Esta disminución será el resultado del efecto combinado del aumento del nivel del mar y la disminución de la transparencia de las columnas de agua, causada por el aumento de las entradas de nutrientes y sólidos en suspensión procedentes de la escorrentía (Nicholls y Hoozemans, 1996).

El estudio señala un cierto grado de vulnerabilidad de las comunidades bentónicas de la laguna del Mar Menor a los procesos de eutrofización en las próximas décadas como consecuencia de los efectos esperados del cambio climático global. En otras lagunas mediterráneas con entradas de nutrientes similares, ya se han alcanzado valores críticos para la atenuación de la luz en la columna de agua (De Casabianca et al., 1997; Sfriso et al., 2003). Por otra parte, las concentraciones de nutrientes en la laguna del Mar Menor han aumentado en las últimas décadas y se espera que continúen aumentando (Pérez-Ruzafa et al., 1991, 2002, 2005, Velasco et al, 2006).

Se espera que las condiciones relativas de oligotrofia de la laguna cambien hacia procesos de eutrofización. La proliferación de medusas observada en los últimos años en la laguna constituye un ejemplo de las consecuencias de la alteración del estado trófico del sistema y podría ser un indicador de la inestabilidad de los parámetros de la laguna (Pérez-Ruzafa et al., 2002). La pérdida de macrófitos bentónicos y la aparición de procesos de eutrofización podrían conducir a una disminución significativa de la calidad del hábitat en la laguna con consecuencias inesperadas para la diversidad biológica de sus comunidades.

Como se ha comentado anteriormente, la mayor densidad de fitoplancton en la laguna se encuentra en verano, y esta causa una disminución de la luz disponible. En verano el proceso de fotosíntesis parece ser más frágil y vulnerable a los efectos esperados del cambio climático. La disminución en la disponibilidad de luz en la columna de agua, junto con el aumento de la temperatura, podría tener un impacto perjudicial sobre 'Caulerpa prolifera'. Los valores críticos de la temperatura del agua podrían alcanzarse fácilmente si se cumplen las predicciones.

En masas de agua semicerradas, el aumento en la temperatura atmosférica se refleja rápidamente en un aumento de la temperatura del agua. En la laguna del Mar Menor existe una marcada correlación lineal entre ambas variables, y la pendiente del ajuste (próximo a 1) lo que indica que el posible aumento de la temperatura atmosférica entre 3-5°C en los meses más cálidos, probablemente causará un aumento similar en la temperatura del agua, debido a la alta relación superficie/volumen de esta masa de agua y la baja tasa de intercambio de agua con el mar Mediterráneo adyacente.

Un aumento de la temperatura del agua de mar por encima de los 30°C provocará una disminución de la fotosíntesis en 'C. prolifera' y, por lo tanto, se espera que los valores críticos se alcancen con una mayor frecuencia. Según las hipótesis de Terrados y Ros (1991), el periodo de verano parece ser una época crítica del año para el funcionamiento de la laguna. Las mayores concentraciones de fitoplancton se encuentran en esta estación, y como consecuencia, la disminución de luz en la columna de agua aumenta.

Un aumento de la temperatura, como consecuencia del aumento de la temperatura atmosféricasmedia por el cambio climático en esta época, puede agravar la situación, ya que si se alcanzan los valores críticos, la fotosíntesis de 'C. prolifera' se verá afectada y, si se mantiene esta situación, las praderas de macrófitos podrían morir.

La disminución de la fotosíntesis en 'Caulerpa prolifera' (o su muerte) en verano y la consiguiente disminución en su absorción de nutrientes probablemente originará la proliferación de fitoplancton en la laguna, ya que estarían disponibles mayores concentraciones de nutrientes. Como consecuencia, los valores críticos de la atenuación de la luz podrían alcanzarse fácilmente en la temporada siguiente y 'C. prolifera' no podría recuperarse después del impacto.

Como se refleja en nuestros resultados, cualquier aumento en la atenuación de la luz no tiene que ser alta para afectar a 'C. prolifera' en la laguna. Además, la mayor parte de la biomasa de macroalgas se encuentra por debajo de 5 metros de profundidad, donde incluso pequeños incrementos en la atenuación de la luz provocan una gran disminución de la disponibilidad de la luz en el fondo. La pérdida de estas masas profundas de 'C. prolifera' representa aproximadamente el 54% de la biomasa total estimada y, por lo tanto, la absorción de nutrientes de 'C. prolifera' en la laguna se vería profundamente afectada.

En esta situación, podría surgir un control planctónico del sistema, ya que un aumento en las densidades de fitoplancton en la columna de agua bloquearía el desarrollo de 'C. prolifera' en la laguna.

Además, un aumento de la atenuación lumínica debida a la pérdida de 'Caulerpa prolifera' se verá agravado por la liberación de nutrientes de los sedimentos orgánicamente enriquecidos y la resuspensión de sólidos del fondo sin vegetación, que ahora estarían más expuestos a la erosión. Además, las masas muertas de las algas aumentarían la disponibilidad de nutrientes en el sistema a medida que la biomasa se descomponga y libere sus compuestos de nitrógeno y fósforo.

El denso lecho monospecífico de 'Caulerpa prolifera' que recubre el 91,7% del fondo de la laguna del Mar Menor y su mencionado papel en el control de la densidad de fitoplancton a través de la absorción de nutrientes de la columna de agua y su acumulación en los sedimentos, probablemente ha incrementado la actual resistencia de la laguna a procesos de eutrofización. Sin embargo, si las predicciones del cambio climático se hacen realidad, el estado actual de la laguna del Mar Menor está abocado al colapso, provocando un profundo deterioro de todo el ecosistema a través de la aparición de procesos de eutrofización con mayores concentraciones de nutrientes, proliferación de fitoplancton y macroalgas flotantes o fenómenos aún más graves, como la hipoxia, que afectan no solo a las comunidades biológicas sino también a las principales actividades económicas locales, la pesca y el turismo.

La pérdida de fanerógamas marinas, con densas praderas en algunas lagunas costeras, ha sido identificada como un serio problema ambiental en todo el mundo, y esto podría acelerarse bajo el impacto del cambio climático. Los parámetros fotosintéticos de las fanerógamas en la mayoría de los ambientes estuarinos las hacen más sensibles que las macroalgas bentónicas a las disminuciones en la transparencia de las columnas de agua (Duarte, 1991; Olesen et al., 2002; Lloret et al., 2005, Plus et al. 2005). Los resultados obtenidos en este trabajo son también aplicables a otras lagunas, que se espera que respondan de manera similar dependiendo de su estado actual en relación con los principales parámetros ambientales y el papel de los diferentes productores primarios que contienen, especialmente los bentónicos.

En este trabajo se demuestra la vulnerabilidad de la laguna del Mar Menor al cambio climático y se destaca la probabilidad de un incremento en los procesos de eutrofización en las zonas costeras en general como consecuencia de futuros cambios ambientales. En conclusión, cabe esperar como consecuencia del cambio climático en muchas lagunas costeras un aumento en la tasa de regresión del productor primario béntico, el deterioro del estado ecológico y la aparición de procesos de eutroficación.

Y hasta aquí el artículo científico de Javier Lloret. ¿Algún comentario?

Comentarios (20)Add Comment
...
escrito por Álvaro, enero 26, 2017
Calentamiento de las aguas y vertido incontrolado de nutrientes agrícolas, que en esta última parte el estudio no hace tanto hincapié. Pero vamos, que sí lo clavó.
..., Baja votacion del comentario [Mostrar]
...
escrito por ciudadano, enero 26, 2017
Efectivamente..lo clavaron. Efectivamente, a la aparición del problema en la primavera de 2016, le precede el verano y el invierno más cálidos desde que hay registros.
Lo que más me preocupa es que la mayor parte de las praderas de Caulerpa prolifera han desaparecido, perdiendo por tanto el ecosistema potencial para regenerarse durante este gélido invierno...
En fin, que a los científicos (aunque lleven rastas) hay que escucharles antes que a los tertulianos de bar, pese a que no nos guste lo que digan.
Que gran blog, Miguel Ángel!
...
escrito por David, enero 26, 2017
El estado actual del Mar Menor es un adelanto de lo que le espera al resto de océanos del mundo, la acidificación y el aumento de temperatura se encargarán de ello. Mientras, los tecnooptimistas intentan mediante parches (pagados por todos)arreglar los desmanes causados por su fe en el progreso y el crecimiento infinitos. El Mar Menor es un sistema cerrado, ¡qué atrevida es la ignorancia! Sexta extinción masiva en marcha y sin frenos.
...
escrito por Juan Antonio, enero 26, 2017
Es maravilloso el blog. Una ventana de aire fresco para esta Región. Caminar por la línea de enmedio es difícil pero tú lo consigues. Creas espacio para la reflexión y los personajes de la historia quedan bien retratados a poco que leas. Genial. Nos merecemos un ecologismo político más activo y comprometido.
...
escrito por M. A. Ruiz, enero 27, 2017
Hola a todos y gracias por las flores. Si me permitís que os corrija, lo maravilloso es tener lectores y que estos asuntos encuentren algún eco. Lástima que cada vez sea más difícil dar buenas noticias. Pero de verdad que lo intento.

Saludos.
...
escrito por ANTONIO MENDOZA, enero 27, 2017
Bueno, desarrollo cientifico poco accesible al publico en la redaccion del articulo, y "arrimada del ascua a la sardina del cambio climatico" aparte, el articulo ya dijo en su dia lo que todos los que hemos andado en estos temas mas o menos sabiamos, o sea que el exceso de aportes de nutrientes a la laguna y la fragilidad de la Caulerpa traeria consecuencias graves; ademas se ha sumado el problema de las salmueras de las "desaladoras de la señorita Pepis" con perdon dela expresión, que los agricultores se han visto obligados a instalar debido al desatre de administracion hidraulica que estos gobiernos que padecemos han originado con el agua en España.
Todo eso esta muy bien, ya se sabia, se sabe y se sabra, PERO....como decia el anuncio de la bomba Pratt en su dia," el buscar tres pies al gato es sacar el agua barato...." y en este caso, todo el mundo sabe aunque no quieran saberlo, que el buscar los pies del gato consiste en
1º.- Vertido cero a la Laguna, cerrando las actividades que sean precisas, pese a quien pese.
2º.- Cierre inmediato de cualquier tipo de infraestructura que pueda favorecer el vertido ( antiguos desagues de la ZONA REGABLE que el IRYDA se empeño en hacer contra viento y marea y que eran totalmente innecesarios, como se ha visto despues, debido a la falta de agua), ramblas que puedan desaguar en la laguna, etc,conduciendo dichas infraestructuras a un canal perimetral cuyas recolecciones de vertidos habria que reciclar de algun modo.
3º.- Control draconiano de cualquier actividad en l Laguna que pueda pejudicar la Caulerpa , y 4º, Tener mucha paciencia y no engañar a la opinion publica haciendole creer que se puede resolver en unos meses el daño que se ha generado en mas de 50 años.
SENCILLO NO? JEJEJEJEJEJE
...
escrito por Ingeniero, enero 27, 2017
En este tema, como en otros, debemos entender que el diagnóstico de los problemas y sus posibles soluciones radican en las administraciones competentes. En este caso el Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrografica del Segura redactado bajo los principios de la Directiva Marco del Agua donde ya se realizó el diagnóstico de la situación en 2009 ( ver Esquema de Temas Importantes de entonces en web de la CHS) y lo que es mejor están planteadas una serie de medidas y los presupuestos asociados. Esta es la cuestión ¿quién tiene que hacer frente a dicho programa de medidas? ¿Disponemos de los recursos financieros?. Todo lo demás esta bien en el ámbito de la participación pública y del conocimiento pero creo llegado el momento ( y que no sea tarde !) de "pasar a la acción".
...
escrito por Makmang, enero 27, 2017
Los diferentes investigadores que se están ocupando de la degradación del Mar Menor, no reconocen ni mencionan en sus análisis dos factores fundamentales

-La brutal agresión contra el ecosistema del Mar Menor que supuso el dragado del Canal del Estacio en el año 1973. Se pasó de un intercambio bidireccional de aproximadamente 1m3/s a caudales de intercambio decenas de veces superiores, se estima que en algunas ocasiones llega a ser de 75m3/s (El caudal del Río Guadiana).

-Que esta intervención humana en el ecosistema ha hecho que mientras la salinidad con anterioridad al dragado del canal era del orden de 60gr/l, durante los últimos 44 años ha ido disminuyendo progresivamente y acercándose a la del Mediterráneo, siendo de 40gr/l la última medición de la que tengo noticia (CANAL MAR MENOR 17/01/2017)

LA SALINIDAD ES EL SISTEMA INMUNOLÓGICO DEL MAR MENOR

Si al Mar Menor no le devolvemos los índices de salinidad que le robamos con el dragado del Canal del Estacio, no lo sacaremos de su actual estado y sus aguas nunca volverán a ser cristalinas. Será una albufera parecida a la de Valencia.

...
escrito por Javier, enero 27, 2017
Lo gracioso es que lo proporcione la Universidad de Alicante y no el Sr. Pérez Ruzafa, del mismo departamento y universidad que los autores, y tan 'puesto' en el tema. Por eso son sospechosos todos los de Murcia. ¿Estómagos agradecidos? ¿Universidad endogamica?
...
escrito por Hieraaetus, enero 27, 2017
Para el comentarista anterior. No tengo el gusto de conocer a los otros dos autores, pero A.Marín imparte Ecología Marina en la Universidad de Murcia (a mí por lo menos me dio clase). Y si lo desea, podrá encontrar en ese mismo departamento un buen número de profesores que también llevan décadas alertando de lo que tenemos encima.
Menciono esto porque me parece un disparate generalizar y disparar a todo lo que se mueve. Ponga usted nombre y apellidos si opina que alguno sirve a otros intereses, pero no desprestigie de esa manera a un grupo de profesionales de contrastado nivel académico.

En cuanto al artículo, desde luego es un acertadísimo diagnóstico precoz de lo que estaba por ocurrir. Pero hemos de ser cuidadosos de no desplazar el centro de gravedad del asunto al tema del cambio climático. El elemento que ha desestabilizado el ecosistema (y así lo deja claro el estudio) es la eutrofización por aporte de nutrientes externos. El aumento de temperaturas en todo caso habrá actuado como factor coadyuvante, pero el origen está meridianamente claro.

Lo digo por si a algún responsable político le da por agarrarse al clavo ardiendo del "mire usté, yo no puedo hacer que llueva" que alguien utilizó hace unos días para justificar el aumento en la factura de la luz.

Que los árboles no nos impidan ver el bosque.
...
escrito por M. A. Ruiz, enero 27, 2017
Para Javier, el artículo me lo ha proporcionado una profesora de la Universidad de Alicante, lorquina por cierto, como me lo podía haber descubierto uno de Harvard. Pero el profesor Pérez Ruzafa es citado continuamente como una de las principales fuentes científicas del estudio. Porque es quien lleva más tiempo alertando de lo que podía ocurrir.

Basta con leer el texto antes de ponerse a disparar.
...
escrito por Makmang, enero 28, 2017
Miguel Angel,
Desde los años 80 el GEM, grupo de ecologistas del Mediterráneo, estuvo denunciando la agresión al Mar Menor que suponía el ensanche y dragado del Canal del Estacio que se produjo en la segunda mitad de los años 70.

Nuestro insigne Científico y Humanista aguileño Pedro Costa Morata, Ingeniero de Telecomunicación, Periodista, ..., premio nacional de medio ambiente 1998, declaró ante el diario La Opinión de Murcia hace unos meses, el 19/08/2016.

“Los problemas comenzaron con Tomás Maestre con la ampliación del Canal del Estacio, lo reprofundizó y ensanchó y transformó la física y la química de la albufera. El Mar Menor tendrá solución si hay voluntad política y medidas drásticas.”

¿Tendrá que ser Europa quien venga a reconocer y solucionar nuestros problemas, ante la impasividad de nuestros científicos oficiales designados para detectar y solucionar la problemàtica del Mar Menor?

...
escrito por Ciro, enero 28, 2017
No será que la salinidad ha bajado como consecuencia de las aportaciones de los acuíferos del campo de Cartagena se calcula que 80 hm al año mediciones hechas por tragsa en vez de echarle la culpa al Estacio que es el que ha evitado que la eutrofizacion se hubiera producido mucho antes ,los nitratos no los aporta el Estacio los sedimentos tampoco el Estacio aporta agua clara ymuchos peces y vida y además permite que las aguas de lluvias torrenciales salgan al Mediterráneo
...
escrito por Ciro, enero 28, 2017
Cualquiera de los que navegamos por el MM y el Estacio sabemos que la corrientes van en un sentido u otro depende de la presión barométrica y de las aportaciones del campo de Cartagena superficiales y subterráneas , cuando estaban las medusas se podía comprobar que iban y venían por el canal el balance de la corriente es casi neutro
...
escrito por Justo Botella, enero 28, 2017
No conocen este libro, verdad??

Mediterranean Coastal Pollution
Proceedings of a Conference Held in Palma, Mallorca
24-27 Septiembre 1979

Páginas 481-499

“LA DEGRADACIÓN AMBIENTAL DEL MAR MENOR”

Autores:

Miguel Ángel Garcia Dory
(Ingeniero Agrónomo, asesor de EYSER en temas de Medio Ambiente)
Jose Luís Maldonado Inocencio
(Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y Economista, director de Proyectos en EYSER)

ESTUDIO AMBIENTAL DEL MAR MENOR, realizado en el marco del PLAN INDICATIVO DE USOS DEL DOMINIO PÚBLICO LITORAL del tramo de costa de la provincia de Murcia.
El Plan Indicativo fue elaborado por la Subdirección General de Costas y Señales Marítimas en colaboración con la firma consultora EYSER.

El ecosistema de La Laguna, que debido a la apertura del canal del Estacio modificarán las condiciones ambientales imperantes hasta el momento. En este sentido, el Mar Menor está dejando de ser lo que fue en el pasado, es decir, un mar interior, hipertermo e hipersalino con unas especies propias y representativas de su ambiente específico, para transformarse en un rincón más del Mediterráneo de iguales características.
Los cambios ya se detectan en la actualidad, y se reflejan sobre todo en el descenso de la salinidad y la temperatura, así como en la reciente aparición de especies desconocidas hasta el presente, tales como lechas, palometas, pulpos, jibias, etc..


..............

Quiero trabajar con el Sr. Pérez Ruzafa para que proponga mi proyecto de la compuerta abatible en el Canal del Estacio como restitución a la restricción que ofrecía dicho canal antes de 1973.

El pasado jueves 26 fuí a su conferencia en Molina de Segura y le presente mi Estudio de Viabilidad. Y aparentemente no le pareció una locura, pero me dijo que como no hay datos tan antiguos...

Os dejo este video de Youtube de la compuerta que hay en Venecia, Moses Project:

https://youtu.be/9z-P8QoClLA

..........


Luchemos TODOS hacia un mismo objetivo:
REGENERAR EL MAR MENOR
...
escrito por Makmang, enero 28, 2017
Ciro
Un prestigioso Doctor en Ciencias Físicas al que conocí, hace pocos años estuvo haciendo un estudio del intercambio de agua a través del Canal del Estacio.

Para ello utiizó instrumentación científica de última generación, entre otros un mareógafo de precisión.
Sí, también hay mareas en el Mediterráneo que afectan a ligerìsimas diferencias de nivel entre ambos mares y que son decisivas para que el sentido del flujo sea en un sentido u otro. Estas diferencias de nivel son inapreciables a simple vista y sólamente pueden ser observadas con instrumentación adecuada.

El sentido del flujo y el volumen de agua intercambiado entre mares depende de muchas variables, a saber
-Diferencias de nivel entre mares por las mareas del Mediterráneo
-Evaporación que esté soportando el MM en ese momento
- Sección transversal del Canal
-Aportes de aguas subterráneas al MM
-Diferencias de salinidad
-Diferencias de temperatura
...

Después de un año de tomar mediciones de campo, el físico al que hacía referencia NO CONSIGUIÓ establecer el régimen periódico o no periódico del sentido de flujo en el Canal.

Dudo por tanto que las personas que navegamos por el Canal podamos hacernos una idea ni siquiera aproximada del volumen de agua intercambiado.

Lo cierto es que la salinidad ha descendido muy apreciablemente desde que se dragó el Canal.

El Mar Menor no tiene su sistema inmunológico, se lo hemos robado
...
escrito por Ciro, enero 28, 2017
Efectivamente no lo saben por lo tanto no le pueden echar la culpa al Estacio pero si se sabe las aportaciones de los acuíferos al MM del campo de Cartagena estimándolas en 80 hm TRAGSA hizo unas catas en la marina del Carmoli
Y eso es agua dulce contaminada que entra al MM más las aportadas por las avenidas si se. cerrará el Estacio El MM moriría en poco tiempo
Que no me extrañaría que fuera lo que ha pasado este último año con la colmatacion de Marchamalo y encañizadas
...
escrito por jpct, febrero 01, 2017
El artículo demuestra, una ves más, que la falta de una estrategia seria y continua de investigación a lo largo del tiempo, es un grave problema en la región. Sin embargo, es mucho más grave la ignorancia o no difusión de toda la información que se genera a la gestión medioambiental. Llevamos un retraso muy considerable en todo esto porque lejos de hacer una gobernanza por principios, se hace por intereses.
...
escrito por pacobel, febrero 26, 2017
Me quedo con 2 comentarios :1.El elemento que ha desestabilizado el ecosistema (y así lo deja claro el estudio) es la eutrofización por aporte de nutrientes externos.
2. la salinidad ha bajado como consecuencia de las aportaciones de los acuíferos del campo de Cartagena se calcula que 80 hm al año mediciones hechas por tragsa
Pero no es cuestion de echar culpas.En este sentido pienso mal de quien escribe aqui para echar culpas.Es solo tiempo de hacer y de soluciones.
Creo que hay que hay que aumentar el ph y intentar que se recupere la caulerpa.Por tanto habria que cerrar el puerto de Tomas Maestre para barcos de mucho calado con el fin que se cierre el intercambio de aguas procedentes del Mediterraneo.Estos barcos podrian pasar ,con todo el infierno ecologico que supone a una parte del puerto que queda al otro lado,es decir, quedar unicamente habilitado el puerto para recreativos marinos que no puedan pasar al de Tomas Maestre.De esa manera se cerraria el intercambio de hectolitros y aumentaria la salinidad y el ph .Seria un primer paso.Por supuesto crrrar y penalizar el vertido de aguas dulces al Mar Menor cargadas de elementos que aceleren la eutrofizacion del Mar Menor.Hablo de soluciones y en estas soluciones si son soluciones hay que estar abierto a ellas,porque soy consciente de una frontal emebestida por parte de ecologistas al poner por delante parte de la conservacion del puerto mayor ,pero yo no veo otra solucion y no es cuestion de decir que no a una cosa frontalmente sin que se aporten soluciones viables a la conservacion del Mar menor.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy