Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




La pasarela de La Manga, negro sobre blanco
( 7 Votos )
10.10.16 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Viñeta de Puebla, publicada en 'La Verdad' el miércoles de la semana pasada (5 de octubre), sobre la consulta ciudadana acerca de la pasarela peatonal y otros proyectos turísticos para la zona norte de La Manga. ILUSTRACIÓN: PUEBLA

Los artículos del director de 'La Verdad', Alberto Aguirre de Cárcer, y del catedrático de la UMU José María Pozuelo Yvancos sobre el pretendido acceso peatonal en la zona de las encañizadas

La edición impresa de 'La Verdad' incluyó ayer dos artículos sobre el proyecto de pasarela peatonal en la zona norte de La Manga que creo necesario compartir aquí. El primero es de mi director, Alberto Aguirre de Cárcer, y el segundo de José María Pozuelo Yvancos, catedrático de Teoría de la Literatura de la Universidad de Murcia. Dos opiniones cualificadas sobre un tema en teoría menor (al lado del AVE, el aeropuerto y la planificación hidrológica, por ejemplo), pero que delata un procedimiento preocupante de gestionar los asuntos públicos. Sin quitarles una coma, aquí os los dejo. Ninguno tiene desperdicio.

El Gobierno, en su encañizada


El empeño en la pasarela es incomprensible. No existe estrategia de conservación, en ningún espacio natural relevante del mundo, que incluya nuevas infraestructuras que acentúen el riesgo de masificación turística

Por Alberto Aguirre de Cárcer

Quien haya recorrido, a pie o en bicicleta, el triángulo formado por el Parque Regional de las Salinas de San Pedro del Pinatar, la playa de la Llana y las charcas de lodos de Lo Pagán estará de acuerdo conmigo en que es un paseo de excepcional belleza por un paraje natural único. Estoy convencido de que respondería afirmativamente cualquiera de mis amigos de fuera de la Región si, ‘in situ’, le preguntara si apoyaría una pasarela, medioambientalmente aceptable, que comunicara esa ruta con la zona norte de La Manga. Pero seguro que la opinión sería diferente, si antes o después, le informase de que científicos de la UMU, por encargo de la Consejería de Fomento, concluyeron que cualquiera de las alternativas posibles produciría daños a un frágil ecosistema que está ya bastante degradado.

No encuentro nada reprochable, al contrario, en que el Gobierno regional busque potenciar La Manga y el Mar Menor como destino turístico, siempre que no sea a costa de dañar la laguna, su principal valor y atractivo. Como no cabe suponer que esa sea la intención del Ejecutivo no termino de entender, como muchos ciudadanos, su tozudo empeño en un proyecto como la pasarela de Veneziola a la Llana, más aún en las actuales circunstancias. Buscando la cuadratura del círculo (preservar la laguna salada e impulsar las infraestructuras turísticas al mismo ritmo), el Ejecutivo regional se ha metido en su propia encañizada de la que no sabe salir. Quizá ha olvidado, o no quiere asumir, que no existe ninguna estrategia de conservación de la biodiversidad en ningún espacio natural relevante del mundo que incluya nuevas infraestructuras que acentúen el riesgo de masificación turística.

El Ejecutivo debe armonizar múltiples intereses, pero no puede olvidar cuál es hoy la prioridad y la principal amenaza. La consulta realizada este verano a los bañistas de las playas de La Manga incumple directamente el Convenio de Aarhus, ratificado por España y que fija los criterios sobre el acceso a la información, participación pública en la toma de decisiones y acceso a la Justicia en materia de medio ambiente. Después de acertadamente crear un comité científico independiente y multidisciplinar que estudie en profundidad la situación del Mar Menor, el Gobierno rozó el género bufo con un sondeo en base a un escueto papelito repartido en las playas y en un portal de participación donde la multiplicidad del voto no está técnicamente imposibilitada. Si como dice la Consejería el encargo a la UMU sobre la pasarela fue exclusivamente un dictamen genérico, la pregunta es por qué se malgasta el dinero de todos. El colofón fue la afirmación de que no se hará la pasarela sin el aval de una declaración de impacto ambiental, toda una obviedad hablando de un enclave natural protegido con muchas figuras jurídicas.

Todas las opiniones de la ciudadanía merecen ser escuchadas, pero a diferencia de lo que ocurre con los votos, no todas tienen el mismo valor. La mía, por ejemplo, no puede equipararse a la de cualquier científico implicado en el estudio del Mar Menor porque su nivel de conocimiento e información es muy superior. Si alegremente y sin ningún rigor se utilizan las consultas populares para legitimar decisiones políticas previas nos encontraremos ante un ardid inaceptable que puede dar al traste con ese esfuerzo colectivo por mejorar la participación ciudadana en los asuntos públicos.

Frente a los anteriores del mismo signo, este Gobierno regional ha dado pasos en materia de transparencia y participación que, siendo tímidos, suponen un avance positivo. Pero la ejecución de sus decisiones estratégicas no siempre están acompañadas de la eficacia y seriedad que se precisan para avanzar en los estándares del buen gobierno. Con demasiada frecuencia, la potente estrategia de comunicación que despliega resulta inútil porque no puede enmascarar una evidente falta de coordinación en la toma de decisiones de las distintas Consejerías en temas donde convergen sus competencias, como es el caso del Mar Menor. Esto es lo que ocurre cuando todo el peso político se sustenta en la figura del presidente y el juego consiste básicamente en centrar balones templados al área para que los remate el delantero centro. Si la estrategia no está clara, no todos corren con igual intensidad o entienden el juego en equipo a su manera, llega el barullo y los goles en propia meta.

La pasarela de La Manga, caiga quien caiga


Señor presidente de la Comunidad, no vengan ustedes con más informes científicos si van a saltárselos a la torera cuando les dicen lo que no quieren oír

Por José María Pozuelo Yvancos

Acabarán cargándose el Mar Menor. No hace ni un mes que el presidente de la Comunidad dijo que iba a remangarse, ponerse las pilas y terminar con la degradación de la laguna. Tampoco fue tímido en sus aseveraciones sobre el apoyo a un equipo científico en el que estarían  implicados organismos como las universidades y el Instituto Oceanográfico de cara a la detección de los problemas y soluciones. Y hete aquí que sale ahora su consejero de Fomento con unas declaraciones que causan cuando menos perplejidad. No solo la posibilidad de recuperar el proyecto de construcción de una pasarela de madera que cruce Las Encañizadas, sino aseverando que no era vinculante el informe publicado hace un año, y encargado por el Gobierno regional, sobre esa cuestión a la Universidad de Murcia, y que fue negativo. Ese informe, firmado por un grupo de expertos científicos, estaba fundamentado en múltiples razones, dada la extrema fragilidad del entorno de nidificación de aves y de la posible afección sobre las corrientes marinas en esa única vía de comunicación natural entre los dos mares.

La perplejidad de la que hablo obedece a que el consejero de Fomento anuncia que el proyecto que ahora pretende revitalizar junto al alcalde de San Javier será «respetuoso» con el medio ambiente y será sometido al informe de impacto medioambiental de la Consejería de Medio Ambiente, que vaya por Dios, es organismo dependiente del Gobierno regional. De manera que el Gobierno encarga a la Universidad de Murcia, organismo independiente y dotado de una cuerpo de científicos sólido y serio, un informe, se gasta un dinero del presupuesto de todos en tal encargo y, como parece que no le gusta el resultado, que fue negativo, pues dice que no es vinculante y que volverá al proyecto inicial, salvando eso sí (cómo no) la idea de una pasarela «respetuosa». No parece ser por de pronto muy respetuosa con la Universidad de Murcia, y tampoco con el dinero de los contribuyentes, pues habría que preguntar por qué el Gobierno regional, con el apoyo de la Asamblea, gastó un dinero en encargar un informe que luego tilda de no vinculante y está decidido a saltarse.

Pero no para ahí la cosa. Con lo que tampoco es respetuoso es con la inteligencia de los ciudadanos, puesto que pretende hacer pasar por un clamor democrático una encuesta hecha a pie de playa este verano en la que a tres mil y pico vecinos les parecía ideal esa pasarela y ese proyecto (junto a otros de parecido rigor). ¡Vaya una manera científica de medir la idoneidad de algo! Claro, ¿cómo no van a decir esos veraneantes que tal idea está muy bien, si además se les dice que va a ser respetuosa con el medio ambiente? Causa sencillamente pavor la falta de seriedad de hacer depender un proyecto tan delicado y trascendental de tamaña encuesta. Primero porque ese Gobierno regional reniega del populismo asambleario, y de la mano alzada. Pues esto es casi peor. Ya tenemos a la gente, sí la gente, pidiendo que quiere hacerse un selfi con las aves mientras anidan, y estar muy cerca de ellas, y casi tocarlas. ¡Cómo no van a votar que sí a una cosa tan maravillosa! Y nada menos que unos pocos miles de veraneantes quieren disfrutar de esa posibilidad de cruzar la Encañizada a pie. Que los técnicos de la UMU han dicho que no, que sería pernicioso, de nada sirve, basta con contraponer la opinión de los veraneantes en una encuesta a pie de playa. Y asunto concluido.

Que el Mar Menor (y las aves, y nosotros) estemos en manos de semejantes populismos, explica el estado de degradación de la laguna. No solo hasta dónde hemos llegado con ella, sino hasta dónde quieren llegar con lo poco que queda virgen y frágil. Continúa la voracidad economicista trufada de proyectos autodenominados sostenibles y respetuosos. Dejen a la laguna ser lo que era, en lo poco que sigue siendo, ya que se han cargado todo lo demás. Y por favor, señor presidente de la Comunidad, no vengan ustedes con más informes científicos si van a saltárselos a la torera cuando les dicen lo que no quieren oír.

Y hasta aquí los artículos de Alberto Aguirre de Cárcer y José María Pozuelo Yvancos. ¿Algún comentario?

Comentarios (15)Add Comment
...
escrito por ciro, octubre 10, 2016
Una pregunta por que las pasarelas de madera que recorren el parque de las salinas de SAN PEDRO son buenas y la pretendida que uniria la LLANA y VENECIOLA NO ??
un poco raro....
...
escrito por Otro, octubre 10, 2016
Muy sencillo, Ciro, porque esas dan acceso a unas playas que llevan usándose muchos años. La otra pretende invadir una zona donde las aves anidan tranquilamente y donde nunca ha entrado nadie, quitando las 3 embarcaciones de los pescadores de las encañizadas.
Se trata de meter gente, muchos de los cuales dejarán a lo largo de la pasarela sus envoltorios de bocadillos y botellas de agua vacías, donde ahora no hay nadie. Una bofetada más al maltrecho mar Menor. Todo suma
...
escrito por El Tío Paco, octubre 10, 2016
Muy clarito.
Blanco y en botella ...:....
...
escrito por Ciro , octubre 10, 2016
Parece que no habéis ido por esas pasarelas o acaso no están las aves allí se dan acceso a la s playas por la carretera del puerto también hay paseos por las Salinas tanto daño hacen esas como las otras
Y si no el camino que llega al molino
...
escrito por de aquellos polvos viene estos lodos..., octubre 10, 2016
La pasarela es una escusa para aprovechar la obra y que la empresa Iberdrola soterre su línea aérea de alta tensión ilegal por un espacio natural protegido, ahorrándose así algunos millones de euros a costa de destrozar el Mar Menor. El Gobierno Regional solo está haciendo lo que le manda la compañía eléctrica, como viene siendo habitual. No dan puntada sin hilo.
...
escrito por enrique, octubre 10, 2016
Lo que yo no acabo de entender es como los ecologistas prefieren un barco a una pasarela de madera. No sera mas ecologico esto ultimo? Es solo cuestion de concienciar a la gente de su buen uso y respeto. Hay miles de pasarelas en cientos de lugares como doñana, lagunas de ruidera, salinas de san pedro,etc y es maravilloso pasear por ellas y disfrutar de la naturaleza. Por que aqui no? No lo entiendo
...
escrito por Hieraaetus, octubre 10, 2016
Porque las pasarelas de Doñana, Ruidera o San Pedro tienen precisamente como objetivo canalizar a los visitantes de un espacio natural y compatibilizar su uso con la preservación de sus valores naturales, y no meter decenas de miles de personas y multiplicar por 1000 la capacidad de carga de un ya maltrecho ecosistema.

Y sobretodo, porque con el tremendo problema ambiental que tenemos encima con la situación del Mar Menor, la sola mención de construir una pasarela por La Manga me parece un desafío a la inteligencia y reírse de la gente (salvo que vivas en Veneciola y tal...).

Es como tener a la novia en la UVI y estar pensando en hacerle un aumento de pecho.
...
escrito por Efepe, octubre 10, 2016
Pues aquí no porque, entre otros motivos, los expertos de la UMU ha hecho un pormenorizado estudio que lo desaconseja rotundamente. Estudio pagado por la Comunidad Autónoma. Frente a eso, claro, podemos opinar tanto como queramos, pero no pasaremos del nivel de cuñao.
...
escrito por Navarro, octubre 10, 2016
Pero como seria la pasarela si se hiciera. Por que por aqui se dice que podran pasar ambulancias, llevara una linea de alta tension, que si pondran chiringuitos, que si va a montar mas escandalo que la carretera de las salinas al entrar a la manga. Yo no creo que sea lo mas apropiado en este momento en que la administracion esta arruinada. Ya que si no tienen un puto euro para pagar compensaciones por las limitaciones singulares, y en conversaciones estan hablando de que se pagaran dentro de 20 años, cuarenta años despues de declarar el parque. Yo lo que pienso es que no tienen ni mierda en las tripas, esto todo esto son historias para sacar unos euros en comisiones y poder pagar el piso de la querida, o los regalos de navidad de los crios. Que se pensaban gastar 15 millones de euros en una puñetera pasarela de madera que se hace con 10000 euros y sobra para irse de viaje al caribe. Ya solo de estudios, viajes y demas mierdas, han gastado mas que costaria forrar todo el mar menor de pasarelas. Es como toda la gente que esta viajando por el morro a Bruselas o Madrid con estas historias del mar menor. Anda que no se podrian haber comprado maquinistas para filtrar los fangos del agua del mar menor. Incluso con un cubo y una pala, mas el tiempo gastado en paliques y quejas, ya los habrian quitado. Con menos lagrimas. Por cierto alguien sabe como esta el banco de ostras que habia en el mar menor, ese millon y pico de ostras era el que mantenia el agua limpia.
...
escrito por nano, octubre 10, 2016
Perdón Hieraetus,¿De qué pasarelas hablas para visitar Doñana? He estado esta pasada primavera en Doñana y la única visita posible al parque es en un autobús 4x4 del que no te puedes bajar más que en dos paradas concretas para no alterar los ecosistemas. En cuanto a las lagunas de Ruidera creo que has puesto un muy mal ejemplo de cómo el hombre se ha cargado un lugar que antes era hermoso.

Está claro que si los científicos han dicho que no es compatible, una encuesta a pie de playa no puede venir a rebatir unas conclusiones que son técnicas.
...
escrito por Ciro, octubre 11, 2016
Nano hay más visitas que los 4x4 en doñana , a caballo en barco con paseo por el interior la próxima vez que vayas informarte mejor
Y los argumentos de los miles de visitantes posibles de risa ya veo a Ryan air haciendo charter
...
escrito por ciro, octubre 11, 2016
nano te copio los recorridos a pie por doñana para la prox vez que vayas y no utilices el 4x4
Desembarco en el “Poblado de la Plancha”, dentro del Parque Nacional de Doñana. Estancia de 1 hora aproximadamente, donde en un recorrido peatonal y guiado se visitarán las chozas del pinar, así como los “Llanos de Velázquez” y “Llanos de la Plancha”, lugares de asidua afluencia de la fauna propia del Parque. Embarque y continuación hacia la siguiente parada.
Desembarco en el paraje marismeño denominado “Las Salinas”, dentro del Parque Natural de Doñana. Breve recorrido peatonal e interpretación del lugar, las marismas del Guadalquivir, zona de especial atracción por ser un lugar de paso y estancia de innumerables aves acuátic
...
escrito por Hieraaetus, octubre 11, 2016
Nano, hace más de 15 años que estuve en ambos sitios. En Doñana, como comenta Ciro, hay muchas modalidades de visita; yo opté por el barco desde Sanlúcar y el pequeño paseo guiado. Otra gente comenta que desde Matalascañas hay una pasarela de madera que rodea parte del parque para evitar que la gente se interne en la zona más sensible. En cuanto a Ruidera, entonces había recorridos circulares en un par de lagunas, dejando libres las menos masificadas por la gente, ya que los desmanes cometidos allí en los años 70 son patentes. Es precisamente eso lo que se trata de evitar en las Salinas de San Pedro, aunque un "lounge bar" en pleno puerto poniendo música tecno a 150 decibelios no ayuda mucho, la verdad.
...
escrito por FISCAL MEDIOAMBIENTAL DONDE ESTAS?, octubre 12, 2016
A la trena con los que insisten en la pasarela, el daño lo haran y el politico se ira
...
escrito por Ciro, octubre 12, 2016
Resumiendo las pasarelas de madera en los parques son malas o buenas dependiendo de la ideología de las pasarelas

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy