Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




Ni hormigón, ni moles, ni mamotretos
( 7 Votos )
26.09.16 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Gaviotas en una playa de la Marina de Cope. FOTO: PACO ALONSO

Un estupendo artículo del periodista Manuel Madrid sobre la Marina de Cope

Sin añadir ni quitar una coma, comparto el artículo sobre la Marina de Cope que publicó el sábado pasado en 'La Verdad' mi compañero Manuel Madrid. Aprovecho para recomendaros su columna semanal en la sección de Opinión de LV, 'La vereda del capitán', una ventana por la que asomarnos a viajes, libros y reflexiones siempre interesantes.

Daños irreparables


Por Manuel Madrid

Esa parte de la filosofía que trata del alma, sus facultades y operaciones nos habla de lo difícil que es reconstruir un vínculo cuando se ha producido un daño irreparable. Pongamos por caso una situación de maltrato físico, una infidelidad, una drogadicción o cualquier otra situación que rompe la armonía de una relación de amistad o de pareja. Dice un proverbio griego que «el amor es como la cerámica: cuando se rompe, aunque se reconstruya, se reconocen las cicatrices». Supongo que algunas de ellas no pueden disimularse ni siquiera con tatuajes. Pero el concepto de «daño irreparable» no solo salpica a la salud y al equilibrio emocional.

El medio ambiente es otra parcela que se resiente con el desdén, sobre todo cuando es planificado. Esta semana he vuelto a uno de los territorios con mayor magnetismo de la costa mediterránea, la franja litoral entre Puntas de Calnegre (Lorca) y Cabo de Cope (Águilas), donde resulta verdaderamente asombroso que la mano del hombre, la misma que es capaz de acariciar un galgo y luego dejarlo colgado en la rama de un olivo, no haya desdibujado la nobleza de su paisaje.

La Marina de Cope es, sin hormigón ni moles ni mamotretos, un lugar preservado del depredador, y es inevitable preguntarse cuánto durará el prodigio. La costa murciana no necesita más espantos. Las administraciones públicas, tan procedimentales y tan incorregibles, pierden cada día oportunidades para convencernos de ello y dejan resquicios interesados de los que se aprovechan los mayores filibusteros. Hay piratas que se libran de todas porque generalmente están amparados por otros piratas que no llevan loros, ni pendientes ni parches en el ojo. Eso es en Hollywood.

Es saludable que la justicia se haya pronunciado tan claro sobre el proyecto para urbanizar Marina de Cope, y lo que uno espera de los políticos serios no es que vayan a Mallorca a conocer experiencias de éxito sino que bajen de la nube y se pateen la Región de Murcia y concentren sus esfuerzos en ordenar simplemente lo que ya está hecho. No es buena manera de proceder la de expandir el horror, lo que urge es corregir engendros tolerados. Tal vez necesitamos una mayor compenetración con lo nuestro: aunar corazón y cabeza, sentimientos y razones. Y también compenetración espiritual.

No puede ser que los lugares más turísticos de la Región parezcan estercoleros, que no se mimen los entornos hoteleros, que cueste más hacer desaparecer un bache que construir otro equipamiento inútil. Solo es cuestión de tacto. Una papelera, una señalización, un asfalto correcto, vigilancia en la construcción. Nuestros destinos más preciados no pueden quedar al margen del sentido común. Solo basta con atender necesidades palpables. ¿Tanto cuesta una escalera de madera para bajar a darse un baño a la isla del Fraile? ¡Por los dioses! Ni lo que es indiscutible que gusta se salva de esta desidia.

Y hasta aquí el artículo de Manuel Madrid. ¿Algún comentario?

Comentarios (3)Add Comment
...
escrito por ecotono, septiembre 26, 2016
Muy bien dicho, lo suscribo al 110 por cien. saludos
...
escrito por Isla del Fraile, septiembre 27, 2016
¿Y cuantas personas van a usar esa escalera? ¿Será una horda de visitantes arrasadores o serán respetuosos con los valores naturales, arqueologicos y culturalrs de la isla y sus fondos marinos?...Es triste, pero cuanto más accesible o conocido es un lugar...más sentenciado a muerte está, por abuso de uso.
...
escrito por @bonadivagador, octubre 02, 2016
Cierto, el hombre es dañino hasta el extremo. Por eso es imprescindible un buen sistema educativo que no se limite a ofrecer conocimientos, sino civismo, respeto por el medio y por todo lo común. El hecho de no tirar un papel al suelo, por ejemplo, es una cuestión educacional, de actitud respetuosa por la ley elemental de respeto a lo de todos. De ahí que sea tan importante no privar a la gente de nuestros espacios naturales como fomentar la conciencia necesaria para ser rigurosamente cuidadosos con ellos. Arduo trabajo, pero ineludible para mejorar como sociedad.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy