Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




Una historia huertana feliz
( 6 Votos )
15.06.16 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Almez monumental en el Camino de la Olma, con el entorno ya recuperado. En la foto siguiente, el tronco del árbol cubierto de escombros dos años antes. FOTO: J. M. Z.

Así se recuperó el almez monumental del Camino de la Olma

Preparaos para leer una historia verde con final feliz. No son muy frecuentes, por eso creo que vale la pena detenerse en ellas. El protagonista es un árbol, un almez formidable que se levanta majestuoso en el Camino de la Olma, en Puebla de Soto (Murcia), en plena huerta. Por su vigor y dimensiones, está considerado como uno de los diez mejores almeces de España; también está reconocido como Árbol de Interés Local por el Ayuntamiento de Murcia, y de Interés Especial en el decreto sobre protección de la Flora de la Región. Pero hace solo un par de años los escombros cubrían su tronco, tenía algunas ramas basales mutiladas y el entorno en el que se levanta estaba en un estado de total abandono.

Hasta que intervinieron José Manuel Zamora, biólogo e investigador de la Universidad de Murcia (departamento de Zoología), y su primo Antonio Zamora, un dúo de naturalistas enamorados de la biodiversidad de la Región, especialistas en fauna vertebrada y muy atentos a los problemas de la huerta. Vecinos ambos de Puebla de Soto, y conscientes del peligro que corría la supervivencia del venerable almez, recurrieron al profesor Pedro Sánchez Gómez (botánico y experto de la UMU), que medió con la Concejalía de Medio Ambiente para que se le realizase al árbol una poda sanitaria.

Al mismo tiempo, el pedáneo de Puebla de Soto, Francisco Galera, apoyó la recuperación del paraje, para lo que fue necesario retirar los escombros e instalar un perímetro de seguridad con un cartel explicativo. Al mismo tiempo, se desenterró la rueda del molino de borra (para la fabricación de trapos) que aún se conservaba enterrado a los pies del árbol. La pieza, que data de 1913, se colocó allí mismo y contribuye a una mejor interpretación de este paraje huertano, a solo cien metros de la mota del río.

La plantación de álamos y saúcos por parte de los escolares de la pedanía, el pasado mes de marzo con la colaboración de ANSE, ha mejorado aún más este espacio verde recuperado para los vecinos, muchos de los cuales se han implicado en su conservación. Prueba de ello es la participación de más de cincuenta personas, de entre cinco y ochenta años, en una jornada de anillamiento científico que se celebró el pasado día 5 para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente. Lástima que en su día se entubase el Azarbón, como se llama el ramal que nace en la Acequia Mayor de Barreras y que desemboca en el Segura a pocos metros de donde se levanta el almez monumental.

Ojalá esta historia sirva de ejemplo para que, cada uno en la medida de sus posibilidades (políticos, vecinos, asociaciones, empresas...) ponga un poco de su parte y contribuya a crear un entorno más amable y más respetuoso con la naturaleza.

Comentarios, por favor.

PD. En la huerta se nombra en femenino a los grandes ejemplares de olmo. De ahí la denominación de Camino de la Olma para este paraje. Por el enorme olmo que daba sombra al cauce del Azarbón. Entre la grafiosis y una tormenta, la olma se vino abajo en los años 70 del pasado siglo. El tocón fue trasladado al jardín del Malecón.

Comentarios (2)Add Comment
...
escrito por OISMA, junio 15, 2016
Contaban con las autorizaciones del órgano competente?
...
escrito por luisma, junio 15, 2016
viendo el estado original del arbol sera el organo incompetente?

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy