Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




Las claves del Mar Menor
( 6 Votos )
15.02.16 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame

El primer documento de la Estrategia de Gestión apunta hacia las medidas medioambientales como principio básico para la gobernanza de la laguna

La Estrategia de Gestión del Mar Menor comieza a asomar la patita. El primer documento sobre este estudio técnico que marcará los objetivos y las actuaciones que orientarán el futuro de la laguna (un futuro mejor, esperemos), y del que informé el sábado en 'La Verdad', apunta a la recuperación y conservación del medio natural como principio irrenunciable. Y anticipa que si el Mar Menor se degrada irremediablemente caerá toda la estructura económica que soporta este espacio natural protegido (protegidísimo, aunque de poco le ha servido). El informe es un documento de trabajo que será objeto de debate el día 25 en el Auditorio El Batel de Cartagena, en una jornada de participación pública. Esta sesión servirá para incorporar sugerencias y detectar carencias, con el fin de seguir avanzando hacia el documento definitivo, que estará terminado en abril. Os recomiendo que lo leáis, creo que contiene reflexiones valientes. A continuación reproduzco, textualmente, uno de los capítulos de conclusiones, enunciado como Decálogo para la Gestión Integrada del Sistema Socioecológico del Mar Menor.

Política


Las políticas más eficaces implantadas en las últimas décadas por la mayor parte de las Administraciones públicas han estado orientadas al desarrollo turístico, inmobiliario, agrícola, y de infraestructuras. No se ha identificado una política pública explícita que, como proceso y a partir de los problemas de la laguna, institucionalice un programa de gestión integrada para el Mar Menor a través de un plan de acción, lo implemente y evalúe sus resultados. El reto futuro reside en liderar el proceso de cambio necesario para plasmar el interés político de mejorar el estado de la laguna, en una serie de actuaciones que pueden estar inspiradas en el presente documento estratégico.

Normativa


Existe un considerable desarrollo normativo de carácter sectorial, pero no hay en la actualidad un instrumento reglamentario específico dirigido a administrar el Mar Menor para avanzar hacia un nuevo modelo de gestión adaptado a su singularidad. El Protocolo de GIZC del Mediterráneo (ratificado por España) y la ley 13/2015, de ordenación del territorio de Murcia apoyan la aprobación de la futura Estrategia.

Instituciones

A pesar de la compleja estructura institucional que las tres escalas de la Administración tiene implantadas, no existe ninguna institución que específicamente haya sido diseñada para gestionar de forma integrada el SSEMM.

Coordinación


Destaca el Protocolo entre el MAAM y la CARM para la elaboración de la Estrategia del Mar Menor. Existen también instrumentos de coordinación general entre las distintas instituciones regionales, pero éstos no son suficientemente específicos para la gestión de la laguna. La Estrategia deberá hacer propuestas para resolver la coordinación y cooperación entre administraciones e instituciones competentes en el Mar Menor con objeto de garantizar su protección y conservación.

Instrumentos


Existe un considerable número de instrumentos de aplicación al Mar Menor, pero se observa una gran dificultad en llevarlos a la práctica. El objetivo en este sentido es evaluar las distintas iniciativas para poder corregir los problemas que explican la escasa eficacia de los instrumentos utilizados. Por otra parte, hay que reconocer que en los últimos años aparecen iniciativas que aspiran conseguir un instrumento de tipo estratégico. Es deseable que la nueva Estrategia pueda lograr lo que durante tiempo no ha sido posible: dibujar una hoja de ruta en la gestión de la laguna y su entorno.

Administradores y gestores


Es necesario prestar mayor atención a la oferta formativa destinada a los gestores públicos, que no responde a las necesidades de la GIZC. También sería interesante favorecer un diseño curricular en las universidades vinculadas a las aptitudes y destrezas que precisa un gestor que quiera practicar la GIZC. Se observan iniciativas en este sentido desde el ámbito universitario.

Participación pública


No se han encontrado instrumentos específicos de participación pública asociados a la gestión de la laguna, y ello a pesar de que la concienciación y movilización ciudadana en relación al Mar Menor va en aumento. Entre las tareas encomendadas a la Estrategia podría estar la de vincular una creciente concienciación y participación social con los instrumentos de participación pública previstos en la nueva ley.

Educación y concienciación para la sostenibilidad


No existe, como en otras CCAA litorales, un programa de educación ambiental permanente, de carácter anual, orientado específicamente a los temas costero-marinos. Deben tratarse temas relacionados con la problemática de la laguna y de los actores sociales que se asientan en sus orillas o viven de ella, la necesidad de búsqueda de consenso y la oportunidad de una gestión integrada de este ámbito. Para ello, se cuenta con el Aula de la Naturaleza del Mar Menor y con organizaciones sociales para la defensa de la naturaleza que han cumplido una importante labor en la zona desde hace varias décadas.

Información y conocimiento


Existe un más que considerable conocimiento de la laguna y sus problemas, y además se cuenta con una serie de instituciones científicas que pueden continuar aportando información y conocimiento. La Estrategia debería contar con la ciencia como uno de los pilares básicos de su desarrollo. Para ello, una mejor relación del binomio ciencia-gestión deberá ser promovida y articulada.

Recursos económicos


La Estrategia debe aprovechar los recursos existentes para generar la inercia de cambio necesaria en el comportamiento institucional, social y económico que redunde en la gestión del Mar Menor. Se persigue lograr una dinámica positiva que pueda mantenerse en el largo plazo, de forma que sea más sencillo obtener nuevos recursos para etapas posteriores de ejecución de la estrategia.

¿Cómo lo veis? Comentarios, por favor.


Comentarios (2)Add Comment
...
escrito por marmenorense, febrero 15, 2016

Sentido común, el documento tiene buena pinta, a ver si los políticos tienen el valor de hacer caso a los científicos. Digo el valor, porque la obligación la tienen, en vista de cómo está el Mar Menor. Por culpa de su pasividad y de la indolencia de una sociedad que parece estar despertando

Saludos y gracias por este blog, para mí imprescindible.
...
escrito por Mar Menor en la retina, febrero 17, 2016
Lo que dice es tan evidente que me pregunto si es necesario pagarles. Su enfoque es claramente de documento público como tantos, científicamente añade que "deben contar con la ciencia"...tiene gracia la cosa...La ciencia aporta soluciones específicas y reales a los problemas detectados que no se incluyen en el documento. Es un documento "visión" no "ejecución". Quizá sirva para que la clase política se sienta obligada a tomar decisiones racionales y coherentes, pero lo que es la ciudadanía y los vecinos y vecinas que allí habitamos, ya tenemos claro todo esto que recoge la Estrategia desde hace muchísimo tiempo.
La inercia del cambio a la que alude debería ser institucional y de focalización de fondos en calidad del agua, porque fondos hay y sociedad con conocimiento también.

Me sumo también a resaltar la importancia de este blog y el magnífico trabajo de su autor.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy