Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




Vida y muerte de una lechuza
( 7 Votos )
08.01.16 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

José Manuel Zamora, Tomás García y Mario León, liberando en septiembre las lechuzas marcadas, una de las cuales fue atropellada hace unos días. FOTO: J. M. Z

La mala noticia es que han sido atropelladas dos rapaces nocturnas; la buena es que hay naturalistas que las estudian y las protegen

Esta es una historia de principio y fin, un cuento sin moraleja que que narra una de las peores frustraciones a las que se enfrentan los naturalistas: cuando tienen que documentar la muerte por causas no naturales del ser vivo que han estado estudiando y protegiendo. En este caso se trata de dos lechuzas atropelladas el pasado 24 de diciembre en la autopista AP-7 a la altura de Los Beatos (Cartagena) y encontradas por Conrado Requena Aznar, miembro de ANSE. Una de ellas había sido anillada por el especialista en rapaces nocturnas Mario León el pasado 23 de septiembre, como comprobó él mismo cuando recogió los cuerpos al día siguiente.  

Y así fue: una de estas aves había sido marcada hace tres meses por el propio Mario León, Antonio Zamora, Tomás García y José Manuel Zamora, junto a otros tres pollos del mismo nido, a solo tres kilómetros del punto en el que se produjo el accidente. O sea, que apenas llegó al medio año de vida puesto que había nacido este mismo verano en el Campo de Cartagena.

José Manuel Zamora recuerda que "los atropellos son una de las principales amenazas a las que se enfrentan las rapaces nocturnas de mediano y pequeño tamaño (lechuza común, búho chico y mochuelo). Los jóvenes pollos volantones, sumidos en la búsqueda de un nuevo territorio donde establecerse, aún no conocen los peligros que entrañan las carreteras y muchos perecen bajo las ruedas de cualquier vehículo sin llegar a completar su primer año de vida", explica.

Pero no es un problema que no tenga solución, o al menos que no pueda aminorarse. Por este motivo, la estudiosa de las aves Irene Arnaldos Giner, coordinadora del Proyecto Canastera y también integrante de la Asociación de Naturalistas del Sureste, está recopilando las citas de todos los vertebrados atropellados en las carreteras de la Región de Murcia con el fin de identificar puntos negros para la fauna. "De esta manera se podrán barajar opciones como la implementación de elementos disuasorios, setos o barreras en los márgenes de los tramos más peligrosos, que obliguen a estas rapaces a aumentar la altura de vuelo y esquivar así los vehículos", señala José Manuel Zamora.

No hay moraleja, pero sí una reflexión: qué importante es el trabajo de estos voluntarios, que aportan un conocimiento impagable sobre nuestra biodiversidad.

¿Algún comentario?

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy