Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




Alimentos 'bio': luces y sombras
( 7 Votos )
21.12.15 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

José Manuel López Nicolás, en su laboratorio de la UMU. FOTO: VICENTE VICÉNS

Por qué un zumo orgánico embotellado en Noruega y vendido en Murcia tiene poco de ecológico. Lo explica José Manuel López Nicolás

Hoy tenemos en 'Los pies en la tierra' una firma invitada importante. La de José Manuel López Nicolás, profesor de Bioquímica en la Universidad de Murcia y autor de Scientia, el blog científico más relevante en español. Un ciclón de la divulgación científica que no se corta un pelo y que apoya sus opiniones con datos y estudios. Por eso, y aprovechando que es columnista de 'La Verdad' y colega de la blogosfera, le he pedido prestado el artículo que publicó el sábado en el suplemento Ababol de LV. Trata sobre el mal uso del prefijo 'eco' aplicado a determinados alimentos, la confusión entre los productos 'bio' y de proximidad o de kilómetro cero, y por qué no se puede afirmar que sean mejores para la salud que los convencionales.

¿Son los alimentos ecológicos mejores que los convencionales?


Por José Manuel López Nicolás

Eco-duchas, eco-desayunos, eco-almohadas, eco-facturas… en los últimos tiempos el mundo ‘eco’ ha desembarcado con fuerza en la sociedad. Sin embargo, muchas voces se han levantado en contra de esta ‘eco-moda’ por considerarla una mera estrategia de marketing que va en contra del verdadero ecologismo. En el articulo de hoy nos adentramos en el campo de los alimentos ecológicos, también conocidos como orgánicos o biológicos. ¿Son mejores que los tradicionales? ¿Presentan mejores propiedades nutricionales? ¿Son más saludables?

Hace poco más de un año, un estudio aparecido en la revista ‘British Journal of Nutrition’, el más completo de los realizados hasta ahora, sacudió el mundo de los alimentos ecológicos. En contra de lo que se había escrito en otros trabajos, una revisión de 343 artículos publicados por diferentes especialistas daba como resultado que los alimentos ecológicos presentan mayor contenido en componentes antioxidantes y menos cantidad de cadmio y residuos de plaguicidas que los alimentos convencionales. Concretamente, el artículo dice que los alimentos ecológicos contienen hasta un 60% más de antioxidantes de naturaleza principalmente polifenólica, un 87% menos de nitritos, un 30% menos de nitratos y un 50% menos de cadmio.

Tras la publicación del trabajo, diversos medios de comunicación publicaron titulares como 'Un nuevo estudio sostiene que los alimentos ecológicos son más sanos que los otros', o 'Confirmado: los alimentos ecológicos son más sanos'. Tras leer estos titulares, hay consumidores que han afirmado que, aunque el precio sea muy superior, están dispuestos a pagar más por una alimentación ecológica ya que por fin se ha demostrado que es más sana y segura. Una vez leído el artículo con detenimiento, hay que ser contundente y afirmar que extraer esas conclusiones es un inmenso error. El artículo que lleva por título 'Higher antioxidant and lower cadmium concentrations and lower incidence of pesticide residues in organically grown crops: a systematic literature review and meta-analyses' es un metaanálisis en el que se hace una exhaustiva revisión de la composición de muchos alimentos ecológicos y convencionales. En ningún caso se evalúa si los alimentos ecológicos tienen algún efecto positivo sobre la salud de la población.

En las 18 páginas que tiene el trabajo no se hace referencia a ningún estudio de intervención ni a la evaluación del estado de salud de consumidores de productos ecológicos, y tampoco los autores dicen que sus resultados signifiquen que los alimentos ecológicos sean más saludables que los convencionales… aunque muchos medios de comunicación se aventurasen a decir todo lo contrario. De hecho, los propios investigadores responsables del trabajo inciden en que no hay estudios serios en humanos que permitan hacer dichas afirmaciones, por lo que hay que seguir investigando.

Una lectura apresurada del artículo puede llevar a dos erróneas conclusiones. La primera de ellas es que al publicar estos autores que los alimentos ecológicos, en comparación con los convencionales, tienen mayor cantidad de antioxidantes polifenólicos (compuestos que han sido vinculados a un menor riesgo a padecer enfermedades neurodegenerativas, cardiovasculares e incluso ciertos tipos de cáncer), el consumo de productos ecológicos es mejor que el de alimentos convencionales. Sin embargo, eso no está demostrado. Una cosa es que los alimentos ecológicos presenten mayores concentraciones de algún nutriente que los productos convencionales y otra muy diferente es que esa diferencia proporcione algún beneficio en la salud humana… que es lo que realmente interesa al consumidor.

No hay la más mínima evidencia científica de que el consumo de alimentos ecológicos afecte positivamente a dichas patologías en mayor medida que la ingesta de productos convencionales. Para poder extraer esa conclusión habría que hacer estudios intervencionales comparativos de productos ecológicos y convencionales a largo plazo y a día de hoy no hay nada de eso publicado en la bibliografía científica.

Por otra parte, el hecho de que en el artículo se afirme que los alimentos ecológicos tienen menores concentraciones de cadmio y una menor incidencia de residuos de plaguicidas podría llevarnos a pensar que los alimentos convencionales no son seguros o que los ecológicos lo son más… y eso tampoco es así. Al igual que por llevar más polifenoles, los productos ecológicos no han demostrado ser más saludables, por llevar menos plaguicidas no son sanitariamente mejores. Para llegar a esa conclusión habría que hacer estudios de toxicidad más allá de los bromatológicos que se muestran en la revisión publicada en British Journal of Nutrition.

De hecho, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria ha emitido un exhaustivo informe en el que se muestran los resultados de las actividades de control relacionadas con los residuos de plaguicidas en alimentos llevadas a cabo en 29 países europeos. Se analizaron 79.000 muestras de más de 600 productos alimenticios analizando la presencia de casi 900 tipos de productos fitosanitarios distintos. Las conclusiones fueron claras: la alarma sanitaria por la presencia de plaguicidas en alimentos está injustificada.

Respecto a los alimentos ecológicos, en el informe de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria se puede leer que los niveles de plaguicidas son algo inferiores en este tipo de productos que en los convencionales… pero como estos últimos ya estaban dentro de los niveles permitidos, pues las diferencias en cuanto a efecto sobre la salud son inexistentes. Ni unos ni otros les van a producir ningún mal debido a la presencia de plaguicidas.

¿Quiere decir todo lo expuesto que los alimentos ecológicos son perjudiciales? En absoluto, pero tampoco la etiqueta de ecológico quiere decir que sean más sanos, más nutritivos o más beneficiosos para el medio ambiente. El sello ecológico solamente indica que el alimento se ajusta a la ley de producción ecológica, nada más. Además estos productos, que pueden llegar a costar hasta cuatro y cinco veces más que los productos convencionales, no tienen nada que ver con los productos de proximidad o de temporada, en contra de lo que muchos consumidores creen.

Estimados lectores, me considero profundamente ecologista y defensor del medio ambiente. Sin embargo, me niego a que se use el ecologismo como estrategia para intentar inculcar en el consumidor ideas contrarias a las que muestran las evidencias científicas.

Y hasta aquí el artículo de José Manuel López Nicolás. Ahora es vuestro turno.

Comentarios (7)Add Comment
...
escrito por Eco consumidor, diciembre 21, 2015
Muy buen artículo, buena reflexión que nos obliga a los consumidores a ser más exigentes y a no dejarnos llevar por el ecomárketing.
...
escrito por unpararaiso, diciembre 21, 2015
Creo que hay más conceptos que Europa reconoce como "productos orgánicos" y que está recogido en la legislación como productos "eco y bio", para creo que Europa NO recoge "productos naturales" marca libre para utilizarse sin control. Esto es lo que creo haber leído.

Aprendo más leyendo en futuros comentarios.
...
escrito por Pedro, diciembre 21, 2015
La producción ecológica de alimentos está perfectamente regulada a nivel europeo por el Reglamento (CE) 834/2007 y sus disposiciones. Estos alimentos son identificados como Ecológicos, Biológicos u Orgánicos, así como con los prefijos eco o bio. Estos alimentos deben cumplir con las normas generales de producción y de forma adicional con las normas de producción ecológica.
Además de cumplir con las normas de producción para poder hacer uso de estos términos deben estar certificados y en la etiqueta debe aparecer el logo de la UE que identifica a la producción ecológica y el código de la entidad que lo ha certificado.
Un producto alimenticio no se puede identificar como natural (por ejemplo todos los tomates son naturales) y esto sería engañar al consumidor.
Otros productos que no sean alimentos (eco-duchas, eco-almohadas, eco-facturas, eco-cosmética, etc.) no disponen de normas oficiales de producción, por lo que el empleo de estos términos se basa en normas privadas y a veces no se diferencian en nada de otros productos que no hacen uso del término eco.

En mi opinión es mas acertado el término orgánico para identificar a un alimento que el ecológico, puesto que como dice el autor "chirría" llamar ecológico a un zumo embotellado en Noruega y vendido en Murcia. Aunque si lleva el término ecológico es porque cumple con una estricta normativa europea.
...
escrito por Hieraaetus, diciembre 21, 2015
En mi opinión, la agricultura ecológica tiene mayor y más positivo impacto sobre el medio ambiente y el entorno socioeconómico de areas rurales que sobre el propio consumidor.

Cuando compro algún alimento producido mediante medios tradicionales, no pienso tanto en mi organismo como en la preservación de variedades ancestrales, el arraigo de la población en su territorio vital o la contribución económica hacia ciertos municipios que carecen de otras fuentes de financiación.

Obviamente, no siempre esto está al alcance del bolsillo y no queda más remedio que espaciar la compra de estos productos, pero al menos hace que mi cerebro segregue endorfinas. No pido mucho más, creo que es razón suficiente. Si encima los tomates, espárragos, aceite, melocotones... están más buenos, pues mejor que mejor.
...
escrito por Javier, diciembre 21, 2015
El autor de este artículo reconoce que según un estudio científico los productos ecológicos contienen más cantidad de antioxidantes polifenólicos que los convencionales y que estas sustancias pueden tener un efecto positivo sobre la salud, pero dice que el consumo de productos ecológicos no tiene un efecto positivo sobre nuestra salud. Diría lo mismo de un transgénico UE aportase mayor cantidad de antioxidantes,o como este ya es un producto con "ciencia" si que sería beneficioso.
En cuanto a la reducción de nitratos, nitritos y plaguicidas esta claro que en un producto ecológico es inferior, simplemente por los principios de la producción ecológica, que prohíbe su uso.
Un producto que contenga plaguicidas, aunque su origen sea por deriva de parcelas vecinas no se puede etiquetar como tal.
El uso de Nitrógeno se limita a materias orgánicas
...
escrito por José Antonio, diciembre 22, 2015
Donde se ponga el cadmio, los nitritos y los restos de pesticidas que se quiten los antioxidantes. Si es que los consumidores no sabemos comprar, los convencionales llevan más cosas a menor precio.
...
escrito por Yosolamente, diciembre 23, 2015
Si realmente no fueran beneficiosos para el medio ambiente y para los humanos, la UE no subvencionaria las practicas de cultivo ecológico como las está subvencionando. Y además las lleva subvencionado muchisimos años y por algo será.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy