Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




El Molino del Chícamo resucita
( 6 Votos )
16.09.15 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Interior del Molino del río Chícamo, recién rehabilitado. FOTO: NACHO GARCÍA

La rehabilitación de las históricas infraestructuras hidráulicas de Abanilla ayudará a divulgar el patrimonio natural y cultural del río

Quien conoce Abanilla y sus pedanías no olvida jamás el primer encuentro con este territorio que parece surgido de un sueño. Palmeras, laderas amarillentas, casas-cueva, carreteras retorcidas y sobre todo un río milagroso que inyecta vida en este espacio singular del Noreste. O de la Palestina murciana, como alguien ha llamado a estas tierras. El río Chícamo es el eje sobre el que se suceden caseríos dispersos que hasta hace no mucho tiempo aprovechaban su caudal con estructuras hidráulicas como el molino que acaba de ser rehabilitado, junto con la casa del molinero, para que funcione como centro de interpretación de este patrimonio natural y cultural. Tan valioso y tan poco conocido.

La casa del molinero albergará un centro de formación y acogida para que escolares, docentes y científicos dispongan de un espacio donde estudiar la cultura del agua y el medio ambiente. También cuenta con alojamientos rurales, que servirán para dar un empujón al turismo rural en esta zona.

El vetusto molino, de doble cubo, cambiará su función tradicional por la museística, ya que albergará un centro de interpretación en el que los visitantes conocerán las características del espacio natural en el que se encuentran: un río de escaso caudal en un entorno árido pero que sin embargo procura una gran biodiversidad. Barbos gitanos, el amenazado fartet e invertebrados acuáticos viven en este ecosistema húmedo que ha sido propuesto como Reserva Fluvial en el Plan Hidrológico de la Cuenca del Segura.

La Comunidad de Regantes de la Huerta de Abajo y Sahués de Abanilla ha impulsado la recuperación de estos espacios, situados en la pedanía de Macisvenda, en el margen derecho del río y a diez kilómetros de Abanilla. Las dos edificaciones datan de 1844 y dejaron de funcionar en los años sesenta del siglo pasado. Las obras, financiadas con fondos FEADER, han costado 194.545 euros.

La consejera de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, Adela Martínez-Cachá, acompañó ayer a los comuneros en la inauguración de las instalaciones y subrayó que “con la rehabilitación de estos espacios seguimos dando importantes pasos en materia de desarrollo sostenible. También proporcionamos a los jóvenes las herramientas necesarias para que puedan seguir cultivando la huerta de Abanilla, mientras se potencia el turismo rural y natural de la zona”.

¿Algún conocedor de estas tierras que quiera compartir un comentario?

Comentarios (3)Add Comment
...
escrito por Abanillero, septiembre 16, 2015
Enhorabuena a los regantes por recuperar el molino y ponerlo al servicio de la divulgación ambiental. Podrían tomar nota los regantes tradicionales de Murcia, que en lugar de rehabilitar molinos los destruyen, junto con otros elementos históricos del patrimonio hidráulico. Una buena lección desde la humilde Abanilla a los huertanos opulentos que tapan acequias milenarias y destruyen vegetación de ribera.
...
escrito por GABRI, septiembre 16, 2015
Pues yo voy a poner la nota discordante (en parte). La idea está muy bien, de hecho está genial y era necesaria, pero cualquiera que vea fotografías de cómo eran las ruinas del molino hace unos años y vea lo de ahora... Es una vergüenza. Hace unos años tiraron gran parte de los muros que todavía seguían en pie (algunos con pinturas murales). Poco después de aquello se empezó a rumorear que se iba a rehabilitar... ¿Perdón? ¿Primero tiras casi todo lo que hay para luego rehabilitar? Lo que han hecho no es ni la mitad de interesante de lo que podría haber sido. En fin... el daño ya está hecho. Al menos que este recurso turístico sirva para seguir fomentando el turismo rural en mi querida tierra.
...
escrito por Frank Inspector, septiembre 19, 2015
Precisamente ayer tarde estuve en El Chícamo. Suelo ir a menudo. Me encanta. Es increíble el contraste cuando vas por la carretera y ves ese paisaje arido con el del cauce del río. El agua es vida. Está bien fomentar lugares tan bonitos. Pero por favor, entonces, que se aumente la vigilancia en las mismas. Cada vez va más gente, gente irresponsable. Todo lleno de basura, pescadores,... Sé que es imposible vigilar cada metro, a cada individuo, pero hay determinadas zonas, determinadas épocas del aňo, días de la semana,..., que es fácil predecir que habrá gente

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy