Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




¿Qué Mar Menor queremos?
( 10 Votos )
09.09.15 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Playa de Los Urrutias (urbanización Estrella de Mar), este verano. FOTO: PABLO SÁNCHEZ

Reflexiones sobre el plan para revitalizar la laguna desde una perspectiva científica

45 millones de la Unión Europea para convertir el Mar Menor en un modelo de turismo sostenible. Esa es la idea que lanzó el Gobierno regional hace un par de semanas, y así lo recogí en 'La Verdad', sobre el proyecto (necesario y ambicioso) entre distintas administraciones para revitalizar la laguna, y que contempla medidas medioambientales, económicas y turísticas. La famosa ITI de la que ya he informado aquí alguna vez. Un plan que suena bien, supongo que estamos de acuerdo, pero que puede convertirse en papel mojado, o en una inútil fotografía con políticos en el periódico (otra más), si ese dinero no se invierte de forma inteligente.

Por decirlo claro: si la pasta se va en hacer paseos en lugar de primar el 'vertido cero' al Mar Menor. Porque un ecosistema degradado espantará al turismo calidad y seguirá amargando la vida a los residentes. Sobre esto reflexionó ayer en LV el catedrático de Ecología de la UMU Ángel Pérez Ruzafa, quizá el científico que mejor conoce los achaques que aquejan a este humedal único en Europa. Aquí lo tenéis:

¿Una buena noticia?


Los 45 millones de la Estrategia de Gestión Integrada de Zonas Costeras en el Mar Menor y su Entorno pueden ser mucho o muy poco, según se inviertan

Por Ángel Pérez Ruzafa (catedrático de Ecología de la Universidad de Murcia)

La publicación en prensa de que Europa va a aportar 45 millones de euros para hacer del Mar Menor un modelo de turismo sostenible me ha sorprendido en Suiza, en una reunión de la Plataforma Intergubernamental sobre Servicios de la Biodiversidad y de los Ecosistemas (IPBES) promovida por la UNESCO y la FAO. En dicha reunión se trata precisamente de establecer las bases científicas y las directrices para el desarrollo de políticas que garanticen que nuestros ecosistemas continúen prestándonos los bienes y servicios de los que nos beneficiamos continuamente, y que cubren aspectos tan importantes como la regulación del clima y la radiación solar, eliminación de gases con efecto invernadero, provisión de comida, estabilidad y mecanismos homeostáticos ante los impactos, retención y eliminación de contaminantes, depuración y calidad de aguas, atractivo turístico, salud, productos naturales para la medicina, la cosmética, el desarrollo de materiales, adaptaciones genéticas de eficacia probada, tradiciones culturales…

La lista sería casi interminable, y todos los servicios citados los presta nuestro Mar Menor. Ni nuestro Gobierno regional, ni España, ni Europa, tendrían presupuesto suficiente para pagar todos estos servicios si tuvieran que encargarlos a empresas, aun en el supuesto de que estuvieran desarrolladas todas las tecnologías para hacerlos posibles. Los ecosistemas nos los dan gratis y nuestro único trabajo es ser capaces de conservarlos. Pero hay que saber cómo tenemos que actuar para conseguirlo y, sobre todo, qué no nos podemos permitir hacer bajo ningún concepto.

El saber qué hacer y cómo hacerlo es quizás lo más valorable en nuestra sociedad actual. El conocimiento permite rentabilizar los recursos, ser más competitivos, anticipar los problemas para no llegar a tenerlos y, en definitiva, mejorar nuestras condiciones de vida y nuestra posición en el mundo.

Volviendo al Mar Menor, sin duda la noticia es estimulante: los 45 millones se van a dedicar a establecer un plan de acción llamado Estrategia de Gestión Integrada de Zonas Costeras en el Mar Menor y su Entorno. Si no fuera porque ya el peso de los años refrena mis euforias y, sobre todo, porque mis rodillas ya no me permiten excesos fuera del agua, hubiera saltado de alegría ante la noticia. Por fin nos vamos a tomar en serio invertir en el Mar Menor para hacer de él un modelo de desarrollo sostenible. Además, el planteamiento parece el idóneo y, recojo literal el texto de la noticia de Miguel Ángel Ruiz: «El paquete de medidas se agrupa en tres ejes: preservación medioambiental de la laguna, desarrollo de infraestructuras e impulso de la actividad económica». La clave está en qué hay detrás, dentro o a lo largo de cada eje. 45 millones de euros pueden ser mucho o muy poco, según se inviertan.

Pueden multiplicarse por diez o salirnos muy caros dependiendo de las acciones que se realicen. Algunas de las que se apuntan, como el vertido cero, son imprescindibles; otras, como la adecuación y modernización de ciertas infraestructuras, pueden ser recomendables o necesarias, pero no olvidemos que no todo nos está permitido, ni puede hacerse de cualquier manera. Si sumamos lo que la Demarcación de Costas se ha gastado desde las primeras 'regeneraciones de playas' de los años 1980, el Servicio Regional de Pesca en campañas de recogida y redes antimedusas y la Confederación Hidrográfica en tanques de tormenta, por citar solo algunas de las actuaciones más conspicuas, no estaremos muy lejos de esa cifra, y salvo la rentabilidad que hayan supuesto las respectivas contrataciones y ejecución de obras, está claro que las pérdidas en bienes y servicios de calidad, en atractivo turístico y en costes de mantenimiento han sido muy superiores. Además, no solo las estamos sufriendo, sino que si sumamos la pérdida de ingresos debido a la mala imagen y huida del turismo, probablemente el balance negativo se dispare.

Hace apenas dos meses, en una reunión promovida por la Dirección General de Investigación de nuestra Comunidad para establecer el Círculo de Innovación en Investigación Oceanográfica, una de las iniciativas importantes para dar cumplimiento a las prioridades recogidas en la Estrategia de Innovación Inteligente(RIS3) de la Región de Murcia en el marco de la Unión Europea, realicé un pequeño análisis de las posibilidades de financiación del mismo, en base a los servicios que podía prestar a la Región, entre ellos los de implementación de las directivas europeas en materia de calidad de aguas y marítima, que afectan de lleno al Mar Menor.

Además, ya se sabía que la Inversión Territorial Integrada (ITI) para la implementación de la Estrategia de Gestión Integrada de Zonas Costeras en el Mar Menor y su Entorno contaba ya de partida con siete millones de euros, y propuse que el mencionado Círculo podría tener un papel clave en el asesoramiento y soporte científico de los planes a desarrollar. Alguien, con larga experiencia en la gestión regional, me comentó que ese dinero no era para eso. La cuestión es: si no es para eso, si fundamentar científicamente las actuaciones a priorizar y realizarlas con control de sus efectos no está considerado, ¿para qué es?

Y hasta aquí el artículo de Ángel Pérez Ruzafa. ¿Qué opináis vosotros?

Comentarios (6)Add Comment
...
escrito por Fulgen, septiembre 09, 2015
Pues si los dice Ruzafa, que conoce de que va esto, al conocerse la noticia de los 45 millones cuantos clientes y amiguetes levantaron el teléfono para llamar??? o lo más seguro... que ya estén más que repartidos esos 45 millones.
...
escrito por Alejandro J., septiembre 09, 2015
Magníficas palabras de Ángel Pérez, el problema que veo en esto es que el gobernante no busca resultados ecosistémicos (con ventajas para todos) si no resultados políticos y de imagen a corto plazo.
...
escrito por kike, septiembre 09, 2015
El mar menor se esta muriendo por los vertidos quimicos de la agricultura intensiva del campo de Cartagena... resolver esto es esencial para salvar su ecosistema. Si se dilapida el dinero en paseos y otras tonterias se perdera definitivamente porque esta muy comprometido... lo mismo esta pasando con Marina de Cope... deberia implementarse tambien alli medidas correctoras de esa agricultura sostenida por abonos quimicos e insecticidas e ir desarrollando actividades economicas mas respetuosas con el ecosistema local
...
escrito por elfonsi, septiembre 09, 2015
A parte de las aguas visibles: Mar grande y chico, junto a los aportes de ramblas (maldefinidas, cuando no eliminadas para la mejor urbanización de la costa) espero que además de vigilar las AARR echen un vistazo a las aguas subterráneas con descensos de más de 40 metros (constatados por el IGME) en el Campo de Cartagena. Así la información científica ya estaría en parte disponible para los gobernantes de turno: eso sí habrán de saber leer y tener cierta capacidad de comprensión lectora... No al TTS
...
escrito por El cancer del Mar Menor, septiembre 09, 2015
Desde las construccion del Puerto de san Pedro, se ha colmatado el paso natural de agua por Veneciola, y ya con la encañizada del 1995, los problemas del Mar Menor han aumentado considerablemente. Muy sencillo, si cortamos e impedimos el paso del agua, la planta de marchita. Para colmo de todos los males, quieren colocar otra encañizada para parar el paso del agua en el Ventoriillo. Resulta que en el Estacio hay una encañizada abandonada (en el casco urbano de la Manga de San Javier) y tienen la interesada idea de hacer otra en Parque natural para dañarlo y meter presión humana en el parque regional. Entonces la encañizada que no pones en tu pueblo se la pones junto al vecino San Pedro, para que todos los lodos y limos que se depositan por el corte de corriente, vaya a parar a Villananitos. Ok....y que dice el alcalde de san Pedro, de todo el fangal que ocasionará.....??
Señores dejen que circulen las aguas por el mar menor, como siempre ha sido, y no habrá problemas de lodos, fangos, medusas, y turistas cabreados.
...
escrito por Sostenibilidadbonitapalabra, septiembre 09, 2015
Lo que nos propone Pérez Ruzafa, sería lo lógico si realmente el objetivo con el que se van a utilizar los 45 millones, fuere las restauración de los ecosistemas del Mar Menor y su entorno, pero afortunadamente los comentarios a este artículo son bienintencionados y por desgracia los beneficiarios directos de dichos fondos europeos son en realidad los sectores empresariales que controlan la CROEM, los que verdaderamente mandan en esta Región, si después de embolsarse dichos fondos hubiere algún beneficios para la recuperación ambiental del Mar Menor, nos hallaríamos ante una mera casualidad, si en cambio ello contribuyera a agravar los problemas de la Laguna, estaríamos ante un "mal necesarios" que hay que pagar para mantener nuestra "forma de vida y el necesario desarrollo económico", para así no volve a caer en las precariedad de nuestros antepasado. El señor Juan Madrigal no es nadie nuevo en la escena política, como no lo es la Cacha, son la continuidad de los 20 años de política Valcarcica y en definitiva forman parte del mismo Gobierno, que en la oposición voto a favor de la protección de los Espacios Protegidos de la Ley 4/92, pero que una vez en el poder, dieron la cara de a quien realmente sirven , si no es a otros que a los ultraneiliberales de CROEM. La situación no ha cambiado, siguen siendo "los mismos perros con diferentes collares" sustituyendo al imputado, BRONCO y mal encarado Cerdá, por nuevas personalidades que por algún tiempo, les permitan alargar el engaño. Queridos lectores, no hay esperanza mientras la sartén la tengan por el mango los señores de la CROEM y si no recuerdan al Señor Hernandez Costa, que encabeza la oposición a la red Natura 2000 y lo contrario, cuando se trata de beneficiarse de la misma - ver ,http://lospiesenlatierra.laverdad.es/noticias/3426-si-no-puedes-con-la-red-natura-unete-a-ella-, y se puede considerar un buen ejemplo de lo que son la casi totalidad de nuestras organizaciones empresaria. No se va a conseguir nada suplicando y haciendo continuas llamadas de atención a estas organizaciones y sus marcas políticas, PP y CIUDADANOS, bajo cuyos gobiernos llevamos 20 años y los que nos quedan, habrá que arrebatarles la "sartén de las manos" , a traves de las huronas y el empoderamiento de la sociedad civil, entonces y solo entonces, tendrá una oportunidad el PLAN RUZAFA y el mundo del hombre más halla de las entidades empresariales incapaces de integrarse en modelos sostenibles, en definitiva son el verdadero obstáculo para cualquier iniciativa de recuperación de los "servicios ecosistémicos" del MarMenor. - ver menorospiesenlatierra.laverdad.es/noticias/3542-medio-ambiente-atiende-las-quejas-de-los-empresarios-y-cambia-el-plan-del-mar-menor-

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy