Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




Nace 'Luparia' (hablando sobre lobos)
( 5 Votos )
07.09.15 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

El lobo procedente de las sierras de Lorca que se conserva en el instituto Alfonso X el Sabio de Murcia. El museo del centro educativo también cuenta con un lobezno naturalizado que no está expuesto (la cabeza que se aprecia a la derecha, en primer plano, pertenece a una hiena). FOTO: VICENTE VICÉNS

El primer número de la 'Revista de Estudios Licológicos' recoge artículos e investigaciones sobre la presencia del 'Canis lupus' en el área meridional de la península y repara en la leyenda de la supuesta subespecie murciana

Una publicación digital y gratuita de periodicidad anual sobre el lobo ibérico: su conservación, la mitología, el folclore, la problemática ambiental y social... Eso es 'Luparia, Revista de Estudios Licológicos', que edita la Asociación Amigos del Lobo de Sierra Morena y cuyo primer número puede leerse 'on line' desde el pasado día 1. En esta primera edición de 'Luparia' encontraréis, entre otros contenidos, investigaciones sobre la presencia del lobo en Cataluña y Badajoz, la primera trampa histórica localizada en Andalucía y también un artículo sobre la leyenda de la supuesta subespecie murciana, el 'Canis lupus deitanus', del que soy autor (ha sido todo un honor que pidieran mi colaboración, mil gracias a los jefes de la manada, Víctor Gutiérrez, Miguel David Aguilar y Antonio Córdoba, y también a mis compañeros 'licólogos' Josep Maria Massip, Javier Ruiz y Francisco Gragera).

Os enlazo aquí esta 'Luparia' recién parida (un cachorro que cuidaremos para que crezca sano y fuerte) y os pego mi artículo por si preferís leerlo en el blog con más comodidad.

Lobos murcianos: ¿resbalón científico o subespecie?


Todos los indicios apuntan a que nunca existió el 'Canis lupus deitanus'

Nos fascinan los mitos, las leyendas, las historias que pudieron ser; lo que ocurre es que, en ocasiones, ese humo de la fantasía se mantiene durante décadas como algo real más por nuestras ganas que por evidencias científicas o hechos probados. Se impone en estos casos la práctica forense, que en el terreno del periodismo consiste en recurrir a las pruebas y las fuentes informativas. O sea, que ante la pregunta de si existieron alguna vez los lobos levantinos, si ponemos uno detrás de otro los indicios y los testimonios, todo apunta a que el 'Canis lupus deitanus' que describió Ángel Cabrera en 1907 es un resbalón científico y que, por tanto, nunca habitó las montañas de Murcia.

Si buceamos en Wikipedia nos encontramos con estas citas:

"Lobo levantino ('Canis lupus deitanus'). Al igual que el lobo ibérico, fue nombrada por Cabrera en 1907, pero en este caso siempre ha habido muchas dudas de su autenticidad, pues fue descrito a partir de varios animales que estaban cautivos en Murcia y no se han observado en estado salvaje. Los lobos levantinos eran bastante más pequeños que los ibéricos, de pelo rojizo y corto. Probablemente los ejemplares de Cabrera fuesen solo individuos aberrantes de lobo ibérico. En cualquier caso, no se tiene noticias de ellos desde principios del siglo XX".

"El lobo ibérico levantino (Canis lupus deitanus) es una posible subespecie de lobo gris europeo no reconocida oficialmente descrita por el zoólogo español Ángel Cabrera a principios del siglo XX que podría habitar la región más occidental de la serranía murciana. Nunca pudieron observarse en la naturaleza salvaje este tipo de lobos; los únicos ejemplares referidos pertenecían a un zoológico de Murcia, eran más pequeños que la otra variedad ibérica ('Canis lupus signatus'), de aspecto similar al de los chacales y con una tonalidad rojiza en su piel, cuestionada por estar en una zona de terrenos arcillosos y paredes de ladrillo que podrían haber confundido en su descripción. En cualquier caso se considera a esta dudosa subespecie extinta".

Las circunstancias que rodean la captura de estos dos lobos en Moratalla y su traslado a Madrid, donde fueron descritos por Cabrera, se recogen más detalladamente (junto con otros datos acerca de la presencia histórica de este carnívoro en la Región de Murcia) en el número 13 de la revista Andelma (diciembre de 2006), editada en Cieza por el Centro de Estudios Históricos Fray Pascual Salmerón.

En cualquier caso, es tan potente la capacidad evocadora del lobo que persisten historias, contadas de padres a hijos y entre los habitantes de zonas rurales, que sitúan a este animal en escenarios en los que nunca estuvo, incluso en sucesos relativamente recientes y de los que existe testimonio gráfico. Es el caso de unos supuestos lobos abatidos a tiros en Cañada de la Cruz (Moratalla) en el año 1967, y que durante décadas han sido considerados los últimos ejemplares conocidos de la Región de Murcia.

Hasta que di con la fotografía que desmonta esta hipótesis. Gracias a los comentarios y aclaraciones de varios lectores en una entrada de mi blog, 'Los pies en la tierra', publiqué una imagen de esa falsa batida lobera, puesto que ni eran lobos ni los mataron a tiros: se trataba en realidad de dos perros y dos zorros que cayeron envenenados. El fotógrafo y cazador Jesús Martínez Martínez hizo la foto.

A continuación, reproduzco la carta que me envió un buen conocedor de esta 'película', el naturalista Jesús Rodríguez, fundador del grupo ecologista Caralluma, quien aprovechó para poner en su sitio (el de la ficción) a la subespecie 'deitanus':

Notas sobre el supuesto lobo de Moratalla ('Canis lupus deitanus')

"A raíz del artículo 'Los últimos lobos murcianos aullaron en Moratalla', de Miguel Ángel Ruiz, ha venido a mi memoria la primera cita que leí sobre este supuesto lobo moratallero en un libro publicado por la editorial INCAFO en 1976, 'El libro rojo de la fauna española', escrito por el biólogo Luis Blas Aritio, por entonces director del desaparecido ICONA y que en el capítulo sobre el lobo ibérico ('Canis lupus signatus') hacía también referencia a subespecies o razas desaparecidas y citaba al 'C. l. deitanus' que, según decía, había descrito a principios del siglo XX el mastozoólogo español Ángel Cabrera. En aquella descripción realizada sobre dos ejemplares cautivos en una jaula del Parque del Retiro de Madrid destacaba su menor talla, su delgadez, el aspecto chacaloide, el deslucido pelaje, su mirada huidiza y su actitud asustadiza….

En realidad estaba describiendo a dos animales mal alimentados, mal cuidados, de musculatura atrofiada, que dormían sobre sus propios orines y que diferían bastante de un animal en libertad, fuerte y bien alimentado.

En los comentarios posteriores se habla de unos lobos matados en los años 60 en Cañada de la Cruz y de los que existe una foto realizada en enero de 1967 (diapositiva). Yo he visto esa foto realizada por el fotógrafo de Moratalla Jesús Martínez Martínez y sin ninguna duda se trataba de perros y zorros, probablemente envenenados en una de aquellas campañas de envenenamientos masivos tan habituales en esa época. Curiosamente y a raíz de publicarse la noticia en 'La Verdad', un grupo de biólogos de la Universidad de Valencia, liderados por el doctor Escarré, se desplazó a Moratalla y estudió los cadáveres y de aquello no trascendió nada, sin duda, porque la noticia fue una falsa alarma. Muchos años después y con motivo de una visita a Murcia de este profesor de Biología, aproveché la ocasión para preguntarle sobre el tema, y me confirmó que, para ellos, no eran lobos.

A finales de los años 70, investigando sobre este tema, visité el laboratorio ubicado en Topete (Madrid), donde me mostraron varios cráneos de lobo ibérico, el único reconocido en España en tiempos históricos, según me confirmaron en dicho laboratorio, que disponía de una gran colección de animales naturalizados. Con el resultado de mis investigaciones sobre el tema, publiqué un artículo en los años 80 en la desaparecida revista La Carrasca.

Además, en publicaciones especializadas sobre el tema, por ejemplo 'El lobo ibérico', de Ramón Grande del Brío, no se hace mención alguna al lobo levantino. Tampoco el doctor Rodríguez de la Fuente, gran amante del lobo ibérico, hizo nunca mención a la existencia en el pasado de la subespecie 'deitanus'; él siempre habló del 'signatus', es decir, del lobo ibérico, 'Canis lupus signatus'.

Por lo tanto, no queda ninguna duda, mientras alguien no demuestre lo contrario, que desgraciadamente para los que somos de Moratalla, nunca existió el 'Canis lupus deitanus', o lobo de Moratalla".

Estas dudas a las que se refiere el naturalista Jesús Rodríguez quedarán despejadas cuando se publiquen los resultados de un proyecto científico del Centro de Investigación en Biodiversidad y Recursos Genéticos de la Universidad de Oporto, que desde hace años trabaja en la caracterización de las diferentes poblaciones de lobo de la península ibérica. Esta iniciativa ha llevado a investigadores de este programa por los cuatro puntos cardinales de España y Portugal para extraer ADN de ejemplares disecados, con el objetivo de conocer con datos fiables e incontestables, esta vez sí, si los lobos de Galicia son diferentes de los de Sierra Morena o de los que habitaron en Murcia, por ejemplo.

La carga genética 'murciana' se obtuvo a partir de los dos lobos naturalizados (un ejemplar adulto y un lobezno) que se conservan en el curioso Museo de Ciencias Naturales del Instituto Alfonso X el Sabio de Murcia. Fue un segundo intento exitoso, tras una primera tentativa fallida a cargo de personal del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC) en la que no se consiguió material suficiente. Según me informa el consultor ambiental Jorge Layna, que colabora en este proyecto en tareas de apoyo a la científica Raquel Godinho, una vez recopiladas todas las muestras que han sido capaces de encontrar, en unos meses comenzará la segunda fase de este proyecto, que consiste en la catalogación genética del lobo ibérico.

Será entonces cuando se cierre la incógnita científica que planteó Ángel Cabrera hace más de un siglo.

Mientras tanto, y aunque no hay constancia documental de cuándo desaparecieron de las montañas del Sureste español, es necesario recordar que Murcia fue tierra de lobos; lo sabe bien el escritor cordobés afincado en Molina de Segura Manuel Moyano, quien en su estupendo libro de viajes 'El lobo de Periago. Historias de la Murcia rural' (Natursport, 2004) recoge testimonios como el de Juan Francisco Torres, vecino de Los Odres (Moratalla, al pie del macizo de Revolcadores):

"A primeros de siglo había una lobería por estos parajes, y el tío Ramón Vaquero, que era bisabuelo de Juan, estaba en el cerro con el ganado cuando vio un lobo sobre la Morra, y dio aviso a todos los que llevaban escopeta, de éste y de otros pueblos. (...) Esto pudo ser por el año veinte. El animal era tan grande que daba miedo acercársele; aún estaba vivo, y si le tiraban piedras las atrapaba en el aire de una dentellada".

Este lobo, muerto a tiros según la narración de Moyano, acechaba al ganado en Sierra Seca, en la línea divisoria con Castilla-La  Mancha. Su relato recoge también el acoso a otro ejemplar que cayó aplastado por un pedrusco a manos de un tal Facundo en El Sapillo, una cortijada de Nerpio (Albacete) que hoy alberga un complejo de turismo rural.

Moratalla concentra buena parte del rastro del lobo en Murcia, pero las historias de este animal mítico no terminan en las montañas del Noroeste de la Región:

Recientemente, el fotógrafo y etnógrafo murciano Manuel Muñoz Zielinski recordaba en su blog (Foto Zielinski) un edicto municipal fechado en Murcia el 24 de octubre de 1786 en el que se urgía al regidor de la ciudad a que tomase medidas para perseguir a los lobos de Carrascoy, que al parecer estaban atacando al ganado en las haciendas diseminadas por la falda de la sierra. Este es el texto de ese aviso público:

"El Señor Dn Josef Moñino, Rxºr, hizo presente a la Ciudad haber llegado a su notizia que en la Sierra de Carrascoy andan algunos lobos causando bastantes daños a los labradores y sus cavallerias, por lo que combendrá que este Ayuntamiento expida su orden a los Diputados de los Partidos confinantes salgan a perseguirlos con personas que sean a proposito para ello, asi por ser cazadores como por tener alguna practica de coxer y matar a semexantes animales nozivos y perxudiziales al comun.

Y entendido el Ayuntamiento de esta novedad y que es debido dar las competentes disposiziones para perseguir dhºs lobos, segun está encargado por la superioridad, Acuerda se expidan las correspondientes ordenes a los zitados Diputados para que con toda eficazia prozedan a esta importante dilixenzia de la que resulta benefizio publico y particular, y que el Señor Dn Salvador Vinader y Moraton, Rexidor, se ynforme o averigue si hai algunas ordenes del Consejo sobre este asunto y trahiga razon".

Y, sin retroceder tanto en el tiempo, en Lorca y Totana también causaron estragos los 'Canis lupus', como recogió hace unos años la revista de los agentes medioambientales 'Guardabosques': un reportaje en el que se recordaban las diferentes sagas de loberos encargados de mantener a raya las "alimañas" en el Valle del Guadalentín. También los topónimos nos alertan de que la convivencia con el 'Canis lupus' no ha sido tan extraña, puesto que en la misma Sierra de Almenara (Águilas y Lorca) aún podemos visitar el caserío de Los Loberos. Y quienes viajan de Águilas a Cuevas del Almanzora (Almería) por el interior en lugar de por la cómoda carretera de la costa superan el alto de Los Lobos y cruzan por la población del mismo nombre. Otro indicio que no deja lugar a dudas.

Se sigue hablando del lobo, tímidamente y por parte de algunas organizaciones ecologistas, cuando se plantea la presencia cada vez más numerosa de ungulados en la Región (jabalíes, ciervos, arruis, cabras monteses, muflones, gamos, incluso corzos), producto de una discutible gestión cinegética. Sería todo un reto social el hipotético regreso de este depredador (reintroducido o por sus propios medios) a un territorio que desde hace muchas décadas no conoce a otro cazador que el hombre. Y que no admite de buen grado la competencia.

Ya se prepara un segundo número de 'Luparia' para marzo de 2016. ¿Alguna sugerencia para esa nueva edición?

Comentarios (10)Add Comment
...
escrito por Fulgen, septiembre 07, 2015
Pues enhorabuena por el proyecto y cuando menos interesante la información que aparece sobre un animal admirable.

Espero que alguna vez vuelva a campar por Murcia, no entiendo como en Inglaterra se ha planteado la reintroducción del Lobo con un debate serio y abierto a todos, con pro y contras. Y en Murcia, con lo fácil que sería.

Aunque volverá si lo dejan poco a poco.
...
escrito por sirio, septiembre 07, 2015
pues hubiese estado bien que existiese esta subespecie de lobo
...
escrito por Zhésar, septiembre 08, 2015
Me parece un proyecto excelente. La historia más reciente del lobo en Sierra Morena está algo más que velada, confiemos en que iniciativas como ésta aporte algo de luz y esperanza para la conservación de los escasísimos lobos del sur (si aún queda alguno).
Recomiendo el libro de "Leocadio y los lobos", aporta una interesante perspectiva de la desaparición del lobo vista desde dentro de la sierra, narrada por sus gentes.
Enhorabuena Miguel Ángel, una vez más, por tus interesantes aportes sobre la naturaleza que tenemos al alcance de la mano y que debemos conservar. Gracias a tus relatos embeleso a mis sobrinos pequeños ( y amigos mayores) con las historias que nos traes a este muro. Un abrazo.
...
escrito por Otto, septiembre 08, 2015

Espléndido artículo, gran proyecto editorial, un saludo Miguel Ángel, cada día me resulta más imprescindible entrar aquí.
...
escrito por Jesús Rodríguez, septiembre 08, 2015
Hola Miguel Angel:

Enhorabuena por el artículo sobre el nacimiento de Luparia. A ver si con la investigación del ADN se resuelve ya la incógnita, aunque no creo que un animal con tanta capacidad de desplazamiento, y tan adaptable a todo tipo de situaciones, necesitara de condiciones específicas para el sureste peninsular. Pero este tipo de investigaciones sí está revolucionando un poco los "parentescos" entre especies, y descubriendo algunas nuevas; a los "viejos" naturalistas esto nos fastidia bastante, porque supone cambios en los nombres científicos y, a cierta edad, esto ya va resultando más complicado.

En otro orden de cosas, mi abuela materna, que nació en 1900 en el cortijo de La Fuensanta, Campo de San Juan y límite con Albacete, me contaba que cuando ella era pequeña, por los cortijos pasaban los conocidos como "loberos", que llevaban en una cesta cachorros de lobos, o quizás perros; el caso es que la gente les daba algo de comida en pago por eliminar a los lobos. Igual que también contaba que cuando uno iba andando por el campo y notaba que un lobo lo seguía, si llevaba faja, al estilo de como la llevaban antes los hombres, que le daban varias vueltas a la cintura, si la desenrollaba y dejaba que la punta arrastrara por el suelo, el lobo no lo atacaba.

Saludos cordiales.
...
escrito por M. A. Ruiz, septiembre 08, 2015

Hola a todos, gracias por vuestros comentarios. El lobo no es solo un animal formidable de la biodiversidad ibérica, sino también un activo cultural que debemos proteger y divulgar.

Un saludo!
...
escrito por jose juan, septiembre 08, 2015
el lobo como mito , mito será
el año pasado en una montería en moratalla algunos cazadores
comunicaron al organico, y este al seprona lo que varios testigos describieron como una loba con lobeznos .
cierto es que seria una confusión de varios cazadores, que con visores
de largo alcance , algunos no tenían duda de lo que vieron...
pero claro es un mito y como tal mito será.

también será un mito...lo que tengo capturado en una cámara de observación
nocturna, en la cual se observa un ciervo en un cebo de jabalíes , en apenas 6klm de la rotonda de Murcia.
...
escrito por yimi, septiembre 09, 2015
Lastima jose juan que esos mitos dessparecen en un plis plas ,los escopeteros secencargan de que esos mitos desaparezcan y queden solo en eso ,mitos,gracias miguel angel gran post
...
escrito por Zhésar, septiembre 09, 2015
Buenas José Juan,

Nos/me encantaría que compartieras la imagen del ciervo. Me parece increíble.
Respecto de la loba soy muy escéptico pero si hablas con las gentes de la vecina Sierra de Alcaraz y Segura siempre han comentando avistamientos de lobos y linces erráticos por sus montes hasta hace bien poco. Podría ser...

Un saludo.
...
escrito por M. A. Ruiz, septiembre 10, 2015
Hola a todos, muchas gracias por leer el post y aportar comentarios tan interesantes. Aprovecho para compartir la historia real de un lobo (¿o era una hiena?) devorador de niños en Pauls (Bajo Aragón) en el siglo XIX, documentada por Josep Maria Massip.

http://metode.cat/es/Revistas/Articulo/El-llop-blanc-dels-ports

Un saludo.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy