Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




Inundaciones: la Administración tiene la culpa
( 11 Votos )
02.09.15 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Coches arrastrados por el agua en Águilas, después de un episodio de lluvias torrenciales en el verano de 2010. FOTO: EDU BOTELLA

Un estudio revela la "alarmante" ocupación de ramblas por construcciones en el litoral de la Región durante el periodo 1994-2014

El estudio se llama 'Veinte años de protección de cauces en el litoral de la Región de Murcia (1994-2014). Evaluación de la eficiencia de las medidas de Ordenación del Territorio', sus autores son Alfredo Pérez Morales, Salvador Gil Guirado (ambos profesores de la Universidad de Murcia) y Fernando M. García Martín (Universidad Politécnica de Cartagena) y se publicó hace unos meses en la revista científica 'Anales de Geografía' de la Universidad Complutense. Os puedo asegurar que su lectura es tan interesante como deprimente. Os avanzo la conclusión: la Administración ha permitido que se construya en ramblas y otras zonas inundables de todos los municipios costeros pese a la peligrosidad manifiesta, una tendencia que alcanzó proporciones "alarmantes" en la época del 'boom' inmobiliario.

El trabajo científico analiza la evolución durante los últimos veinte años y evalúa específicamente la situación a partir del año 2004, cuando fueron aprobadas las Directrices y Plan de Ordenación Territorial del Litoral de la Región de Murcia (DPOTL). Una oportunidad perdida, según los autores del informe, porque esta normativa no ha servido ni para ordenar el uso del suelo ni para reducir los riesgos de las inundaciones en episodios de lluvias torrenciales. Por el contrario, el peligro ha aumentado, como señalan los autores:

"En este sentido, el gobierno regional, lejos de elaborar un instrumento capaz de organizar ese crecimiento desaforado de una forma acorde con las limitaciones ambientales del ámbito en cuestión, trató de sumarse a la dinámica del desarrollismo de la manera más flagrante mediante la aprobación de las mencionadas directrices. En concreto, las DPOTL abrían claras oportunidades liberalizadoras al fomento de los complejos residenciales y actuaciones integrales en turismo como la macrourbanización de Marina de Cope (Vera y Espejo, 2006). En consecuencia, la intensificación de la ocupación de espacios que hasta entonces no habían tenido una vocación más allá de la agrícola, provocará un aumento de la exposición de dichas edificaciones al peligro de inundación sin precedentes en que, con el paso de los años, las avenidas han ido evidenciando (Gil-Guirado et al., 2014)".

Algunos de los pasajes más significativos del estudio:

"Desde  la aprobación de las DPOTL, la superficie urbanizada y el número de inmuebles construidos en la zona inundable delimitada por los diferentes periodos de retorno ha ido experimentando un crecimiento acumulado continuo en el litoral de la Región de Murcia que supera las 4.979 edificaciones y un total de 6.315.640,62 m² (PR500)".

"Entre 1994 y 1997 se inicia un nuevo despunte de la construcción, pero es sobre todo a partir de 1998 cuando se desató, una vez más, un proceso de edificación desaforada que, lejos de respetar el límite de los cauces, volvió a contribuir al aumento y acumulación tanto de edificios como de superficie ocupada en zonas inundables. Entre 1998 y 2006 se levantaron 2.150 nuevas edificaciones (63,5% de lo construido entre 1994 y 2014) con una tasa de edificación en ámbito expuesto casi tan acentuada como en el no expuesto. Posteriormente, se produce el descenso acusado de los valores que atañen a lo construido y que revelaron la crisis del sector que experimentamos en la actualidad".

"Entre las causas que ayudan a entender la magnitud del fenómeno analizado hasta ahora destaca la propia liberalización del proceso urbanizador experimentado con la aprobación estatal de la Ley del Suelo de 1998 y de algunas leyes autonómicas y de planificación urbana municipales en el ámbito mediterráneo como las DPOTL (Jiménez, 2009). En algunos municipios (ej. Los Alcázares), la promoción de suelo para su urbanización ha agotado, prácticamente, este recurso".

"Esta forma de expansión urbana delata una grave situación de negligencia por parte de las administraciones locales al haber permitido este tipo usos en zonas de inundación frecuente".

"Por tanto, parece más lógico pensar que cada vez que se produce una inundación con efectos dañinos la responsabilidad haya que buscarla precisamente en la negligencia por parte de las administraciones regionales y locales al haber permitido este tipo usos en zonas de inundación frecuente".

"Habría que buscar las explicaciones en: la demora en la implementación definitiva de las medidas de limitación de usos en los planes generales de ordenación urbana municipal que las DPOTL regulan; por solapamiento de competencias entre administraciones; o, simplemente, una combinación de las anteriores junto al deficiente papel de las administraciones competentes en ordenación territorial que, dejándose llevar por los intereses económicos derivados de esta ocupación caótica de territorios expuestos al peligro (Romero et al., 2012), han obviado el cometido principal que legitima su función, esto es, según Giddens (2002), mitigar el riesgo a las poblaciones".

Comentarios, por favor.

Estudio completo en este enlace. Versión ampliada (en inglés) en este enlace.

Comentarios (12)Add Comment
...
escrito por Rocky, septiembre 02, 2015
Pues que hagan otro estudio sobre edificaciones ilegales ocupando vías pecuarias. Nos ibamos a CAGAR
...
escrito por Sergio, septiembre 02, 2015
Enhorabuena a los autores por la independencia que demuestran y por la importancia de que estas cuestiones queden escritas con claridad y publicadas para nuestras generaciones venideras. Otro golpe (esta vez de calidad) contra la locura urbanizadora de esta Region
...
escrito por Eugenio, septiembre 02, 2015
Si sirviera para algo...
...
escrito por Eugenio, septiembre 02, 2015
Ahora que recapacito sobre el título... Quien va a tener la culpa si no es la administración?, si para construir hacen falta permisos que te los da la adminisración, ya sea la regional que aprueba los planes urbanísticos o la local que da las licencias. Otra cosa es que seamos tan analfabetos que compremos donde no debemos, sin fijarnos en nada, y luego si no nos dan el permiso, malo, si nos tiran la casa, malo, si no nos la tiran y el agua se lleva nuestra casa, malo, y a llorar en la tele. Como decía un escritor, la información está ahí para el que la quiera, si somos ignorantes es porque queremos, si en vez de Salvados, pones la tele para ver Sálvame, ese s tu problema, nadie te obliga, eres libre.
...
escrito por Fulgen, septiembre 02, 2015
De acuerdo en todo lo que dice Eugenio. Luego sale la gente en "callejeros" llorando que el agua se ha llevado su casa y que desgracia. Sí solo hay que mirar el nombre de las urbanizaciones o de las calles para saber que tarde o temprano va a pasar algo gordo.

Como han dicho más arriba, sólo hay que darse una vuelta por la antigua huerta para saber que el día que río diga de superar la mota...nos vamos a reir con la cantidad de casa que hay construidas. No aprendemos de nuestros mayores, no vemos que todos los pueblos que están a la orilla de los ríos mediterráneos los construyeron en las alturas.
...
escrito por Francisco Robledano, septiembre 02, 2015
Demoledor. El titular es certero. Claro que la Administración es responsable, porque sistemáticamente se pone en contra de los (verdaderos) intereses generales, por acción o por omisión. Y o bien no planifica, ni gestiona, sino que se alinea con los intereses particulares, o cuando planifica y gestiona lo hace a favor de éstos y contra el bien (y la caja) común. Pero rendición de cuentas, a lo sumo en las elecciones, y pese al lamentable bagaje que arrastran todavía las ganan.
...
escrito por Navarro, septiembre 02, 2015
Quiero recordar el Mar de Mandarache, las diversas ramblas de Cartagena hoy construidas, los juncos. Vamos total confianza en la administración. Pero es que además prohíben construir en los montes por que es muy difícil darles servicios, claro bajo el agua es mas fácil. Pero en mi caso personal, recuerdo como en Novo Cartago me han cambiado el eje de la rambla, para eliminando la servidumbre que les toca a los de Novo Cartago, me endosan el doble de servidumbre. Con lo que ya sabemos del tema, esta claro por que mis quejas caian en saco roto. Incluso las alegaciones al prug de Cartagena ( hoy tumbado por Tomas Olivo, el que tiene muchísimos metros en la Rambla de Benipila), también me las denegaron. También sabemos por que. Esas cosas que se hacen con la ley en la mano, y que luego un juez tarda años en desliar. Menos mal que un constructor ( con lo malos que son)ha conseguido que se revise en un juzgado. Esperemos que sirva para algo.
...
escrito por eliseo, septiembre 02, 2015
Enhorabuena, parece que se empiezan a decir las cosas como son.
...
escrito por Gines, septiembre 03, 2015
Es una situación que no se limita exclusivamente a la costa. En el municipio de Murcia tenemos ejemplos de libro como lo son las ramblas de Churra, Espinardo y Cabezo de Torres en donde la urbanización de sus cuencas no solo ha taponado su salida natural hacia el Segura, es que ha aumentado su capacidad de arrastre por la cementación de buena parte de su cauce. Frente a eso se anuncia la construcción de un tanque de tormentas (otra vez el dinero público para enmendar una mala planificación urbanística y el beneficio privado) que según denunció Cambiemos Murcia hace un par de días no está contemplado ni se le espera en los Presupuestos ni del estado ni del Ayuntamiento.
...
escrito por Alejandro J. , septiembre 03, 2015
Las inundaciones se forman por fenómenos naturales y sus efectos, la mayoría de las veces, resultan beneficiosos para el hombre, pero otras veces se ven favorecidas por políticas urbanísticas y de (des)ordenación del territorio que dan lugar a unas relaciones de coexistencia cuyos efectos resultan catastróficos, y con razón, y es entonces cuando la percepción de las inundaciones resultan negativas.
Enhorabuena a los autores, espero que su trabajo, el mayor conocimiento basado en la experiencia y las nuevas herramientas de información territorial como el SNCZI (Sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables*) pueda dar lugar a políticas que favorezcan una ocupación más racional y adecuada del territorio.
* http://sig.magrama.es/snczi/vi...enta=DPHZI
* http://www.chsegura.es/chs/cuenca/snczisegura/
...
escrito por Nicolas, septiembre 04, 2015
Enhorabuena a los autores. Cuando ocurran las desgracias pedirán dinero a la diferentes instituciones nacionales e internacionales, que tendrán que devolver los ciudadanos, no ellos por su negligencia. Ya sabemos de sobra como se reparte ese dinero...
...
escrito por Frank Inspector, septiembre 04, 2015
Debería estar penado duramente para dichos responsables de la Administración, que dan los permisos (en lugar de hacer cumplir las leyes, son los primeros que se las saltan, imagino que por interés económico) y también, a los cafres que quieren construir (promotores, etc)

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy