Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




Una cura para el monte Roldán
( 4 Votos )
30.07.15 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Participantes en la Ruta de las Fortalezas. FOTO: PABLO SÁNCHEZ

Columbares realizará actuaciones de conservación en este espacio natural cartagenero para reparar el impacto de la Ruta de las Fortalezas

He participado en dos ocasiones en la Ruta de las Fortalezas de Cartagena, una prueba deportiva que he disfrutado (y sufrido) muchísimo, y las dos veces me he dado cuenta del conflicto inevitable que supone el uso público en los espacios naturales. Porque siempre llega un momento en el que el uso se convierte en abuso, tanto por conductas inapropiadas como por la gran cantidad de visitantes y deportistas que nos encontramos ahora en cualquier enclave natural, ya sea por cuenta propia o en competiciones regladas y amparadas por ayuntamientos y federaciones. Es lo que ocurre con la imponente competición cartagenera: 53 km. subiendo y bajando castillos en torno a la ciudad (111 en la modalidad ultra) con 3.750 participantes en su última edición (18 de abril), y un último sector en el monte Roldán, un lugar protegido.

Para reducir el impacto de los participantes en el último tramo de la Ruta de las Fortalezas (que afecta al espacio natural protegido La Muela, Cabo Tiñoso y Roldán, eterno parque regional en proyecto aún sin una figura concreta que lo ampare), la asociación Columbares va a llevar a cabo actuaciones de conservación que cuentan con el apoyo del Ayuntamiento de Cartagena y la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente. Son las siguientes:

Restauración ambiental de zonas afectadas por un uso público inadecuado.

Repoblación con especies autóctonas, como el ciprés de Cartagena y la albaida.

Mejora de la cartelería.

Campañas divulgativas para dar a conocer los valores naturales del entorno y la red de senderos autorizados.

Columbares contará para estos trabajos con parte del dinero recaudado por la Armada Española en concepto de cuotas de inscripción en la VI Ruta de las Fortalezas.

¿Algún comentario?

Comentarios (4)Add Comment
...
escrito por José Luis Murcia, julio 30, 2015
Pues es tan sencillo como esto: si se ha realizado un estudio de afecciones de esa actividad y resulta ser incompatible con el objetivo de conservación del espacio protegido por un inadecuado uso público, lo más barato, efectivo y legal es no realizar la actividad dentro del espacio protegido y punto. Estamos siempre a las vueltas con el uso público de los espacios naturales y no todas las actividades son compatibles con la conservación. ¿Supone esto que después de cada edición de la ruta de las fortalezas hay que destinar dinero a restaurar una zona natural por un uso inadecuado? Me parece cuanto menos kafkiano. Un saludo a todos.
...
escrito por Jose Antonio, julio 30, 2015
Estoy de acuerdo con José Luis. Ademas, el asunto es bastante mas complejo de lo que puede parecer a primera vista. El problema no se ciñe a la celebracion de las carreras solamente. ¿Por qué?:

La realización de las carreras supone una publicidad a un tipo de actividad que se está masificando a pasos agigantados. A principios de este siglo apenas habían carreras y apenas corredores en comparación al momento actual, el impacto que podría derivarse era inapreciable bajo tales condiciones.

Actualmente el número de carreras es enorme, y el número de corredores igual.

Las carreras, y lo que no se suele tener en cuenta y puede si cabe resultar peor por su casi imposible control, los entrenamientos, a parte de ser realizados por tantas personas y por tantos lugares, se llevan a cabo por lugares inapropiados en parte (líneas de máxima pendiente, sendas prácticamente inexistentes, lugares recónditos de gran fragilidad ambiental por motivos de suelo, flora y fauna, etc.

Internet está repleto de rutas que cada uno se hace con su reloj con gps y sube a la red (rutas sin ningún tipo de control ambiental).

Existen cada vez más conflictos con propietarios.

Los parches de plantar cuatro matas tras una carrera no solucionan para nada el problema. A la larga se está generando un daño ambiental con la actividad en todo su conjunto (repito, no sólo carreras organizadas) que no se puede compensar así. Además, parece absurdo destruir para intentar reconstruir después, cuando es una actividad totalmente evitable en origen.

Creo que a quien le gusta correr en la naturaleza, si lo que de verdad le gusta es correr en un ambiente distinto al urbano, superarse a sí mismo, y disfrutar en una palabra con el deporte, puede hacerlo por caminos y senderos apropiados, sin causar un impacto ambiental negativo que luego haya que reparar, lo cual no veo de ninguna manera sencillo.

La práctica de carreras por lugares inadecuados parece que hace lícito que los corredores, de manera personal, luego puedan hacerlo por donde quiera, repito, sin posible control.

A nivel nacional existe gran preocupación por este asunto, que a las administraciones se les ha ido de las manos.

Zonas especialmente delicadas a nivel de ecología, biología y tipo de suelos con grave riesgo de erosión, como Murcia y otras muchas partes del sureste semiárido o árido español podrían ser las que a largo plazo sufrieran en mayor proporción los efectos negativos (lentos y acumulativos) de esta masiva práctica deportiva sin persisten sus intrínsecas características (número de practicantes y recorridos cada vez más fuera de lugar)

Que corriendo se pueda llegar casi a cualquier rincón de la naturaleza no quiere decir que se deba hacer, desde un punto de vista objetivo.

En definitiva, creo que si se corriera en la naturaleza por los lugares adecuados, no se hablaría de este problema. A veces he oído a hablar cosas como que correr por pistas forestales es aburrido, lo cual no termino de entender, y lo digo como alguien a quien correr lo ayudó a salir de una muy mala situación personal, por lo que sé qué es el espíritu del deporte sin tener que recurrir a excentricidades o "cosas modernas" que no son compatibles con la conservación del medio natural.

En definitiva, este problema no se reduce al presente, sino al futuro, pues va a más y a más, y la madeja se está liando mucho, mucho y mucho. Cada año surgen nuevas carreras en lugares que no existían, y los corredores son cada vez más. Si los corredores son cada vez más y las carreras también, habrá que cambiar la tipología interna de las carreras, y así de forma indirecta, el concepto de como correr por montaña de cada corredor, todo ello más acorde con una práctica deportiva en la naturaleza de gran belleza, y lo que es más importante, sostenible.

La idea de a ver quién la tiene más larga o más empinada es un concepto que a nivel de organizadores, no todos, se ha ido imponiendo y nos ha llevado a la situación actual, mejor que la futura si no se remedia.

En resumen y para acabar: correr en montaña, SÍ, pero sabiéndolo hacer.
...
escrito por Sierra Este de Cartagena, julio 30, 2015
Es de agradecer, esta muestra solidaria de limpieza, por parte de dicha asociación, con parte del dinero recaudado en la prueba, pero el paso constante de 3750+300 participantes, sobre zonas de conservación prioritaria, hacen resentirse a la flora ya sea protegida o no.
Es de extrañar que la Armada, y el propio Ayuntamiento de Cartagena, FOMENTEN, AMPAREN y PROPICIEN que parajes PROTEGIDOS de nuestras sierras, con sus especies de Flora y Fauna en difícil equilibrio de supervivencia, sufran este deterioro.
Quizás estas pruebas puedan adaptarse en las sierras de Zona Este de Cartagena, aprovechando los ramales que quedan de las Coladas y Veredas que desde Cartagena, mueren cerca del valle Escombreras, así como por caminos rurales ya existentes, allí se podría fomentar tanto esta prueba, como otras de senderismo o de bicicletas de montaña, y NO dentro de un Espacio Natural Protegido (ENP).
El paso de 4050 inscritos, más los equipos de apoyo, 154 personas y 34 vehículos de evacuación, por donde NO existen caminos ni sendas, o estas son de propietarios particulares, conlleva un deterioro nunca visto en este ENP, si a esto se suma el goteo constante de personas que practican antes o después para futuras carreras, más la curiosidad que puede despertar en otros corredores durante el resto del año, suma más deterioro y nula conservación.

En resumen, sería de agradecer que se trasladaran dichas pruebas a la sierra este de Cartagena, aprovechando sus caminos y veredas, y NO dentro de un ENP como el de cabo Tiñoso, la Muela y Roldán.-
...
escrito por Jose Antonio, julio 30, 2015
La cuestión es que cada año la prueba crece y crece, y ahora queremos lavar conciencias o "aparentar" con actuaciones testimoniales pagadas con cuatro duros del total que la Organización ha obtenido del macroevento deportivo.

- Restauración ambiental del inapropiado uso del territorio que se hace con la carrera y el cual se propicia o difunde a nivel general (el resto del territorio y corredores no participantes en la prueba) y para el futuro.

- Repoblación testimonial con especies autóctonas, lo cual no elimina el problema de la práctica deportiva inadecuada por ningún lado.

- Mejora de la cartelería. ¿Para qué?, ¿para decir que sólo se puede correr por caminos y sendas apropiadas?. Pero si eso es precisamente lo que no se fomenta con la carrera... menuda contradicción.

- Campañas divulgativas para más o menos lo mismo, para luego en la práctica hacer todo lo contrario... no lo entiendo.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy