Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




Cuatro ideas para salvar la huerta
( 6 Votos )
16.07.15 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

El concejal de Medio Ambiente y Huerta, Antonio Navarro, el guarda de las acequias y el alcalde de Murcia, José Ballesta, el martes en la Contraparada. FOTO: NACHO GARCÍA

El plan del alcalde Ballesta para proteger el paisaje agrícola de Murcia no tendrá credibilidad mientras siga permitiendo la destrucción de las acequias y la vegetación autóctona

"La huerta de Murcia debe convertirse en uno de los ejes estratégicos sobre los que va a pivotar nuestro concepto de ciudad". Palabras del alcalde de Murcia, José Ballesta, recogidas ayer en 'La Verdad', sobre su plan para recuperar y proteger (poner en valor, se dice ahora) este espacio tan deteriorado. Pese a su singularidad (solo hay un territorio parecido en Valencia), a su importancia cultural y paisajística y a tantos motivos como se nos puedan ocurrir. Era un punto muy importante de su programa electoral y me parece acertado el enfoque turístico de esta estrategia (la explotación agrícola de los minifundios no es rentable), pero este proyecto carecerá de credibilidad mientras el Ayuntamiento siga mirando hacia otro lado cuando se entuban acequias y se destruye el patrimonio hidráulico. Hechos, por favor.

Os resumo el plan especial de protección de la huerta:

1. Elaboración de un catálogo del patrimonio histórico, cultural y artístico del paisaje agrícola (casas-torre, norias, acequias, molinos, cultivos y zonas con vegetación singular).

2. Consulta con agentes sociales: Junta de Hacendados, universidades, asociaciones, ecologistas...

3. Apertura del centro de interpretación de La Contraparada (cerrado desde su rehabilitación, hace cinco años) para usos educativos y turísticos. Saldrán a concurso dos contratos valorados en 200.000 euros cada uno para dotarlo de contenidos.

4. Creación de la marca Huerta de Murcia para productos como frutas y hortalizas con potencial gastronómico.

Ninguna de estas ideas es nueva, creo que todas son buenas y algunas tan sensatas como sencillas de poner en práctica (alguna propuesta ya está descrita en el blog). Solo hace falta creer en ellas y sacarlas adelante.

¿Qué os parece? Opiniones, por favor.

Comentarios (9)Add Comment
...
escrito por Fulgen, julio 16, 2015
Lo que tu dices...sencillas y para nada novedosas, llevan años reclamándose.

La huerta de Murcia (que yo creo que incluye casi toda la Vega Media) aunque cada municipio tiene que hacer lo suyo, ha sido abandonada a su suerte para especuladores y caciques (en primer lugar por sus ciudadanos y principalmente por políticos).

Cuantos ejemplos más queremos de destrucción del paisaje, la memoria y la cultura. En Murcia tenemos ejemplos para aburrir... somos unos campeones.

"SIN LIMITES AL DESARROLLO ECONOMICO PARA TODOS"
...
escrito por Alejandro, julio 16, 2015
Creo que el plan tendría mas sentido si abarcara toda la vega del Segura, no sólo un municipio. Para empezar, Además de los agentes sociales, habría que contar con los pequeños propietarios que son los que mantienen la huerta por razones familiares y sentimentales (desde luego no por los beneficios que da). Y por supuesto, limpiar, restaurar, proteger, crear una marca, tener unas pautas mínimas de conservación tanto en las construcciones, como en las variedades de cultivo, etc... Una vez hecho todo esto, ya hablamos si eso del sentido de los centros de interpretación y de reabrir el de la Contraparada...
...
escrito por Alawad, julio 16, 2015
Son medidas meramente cosméticas y en gran medida completamente inútiles. El catálogo de bienes resulta innecesario porque ya existe el que se hizo para el PGOU, que de poco ha servido. El Centro de Interpretación podría ser interesante, pero desde luego como última medida (¿cómo se interpreta una huerta sin acequias?). Plantearlo en estos momentos es empezar la casa por el tejado.

Lo dicho, hasta que no se le pare los pies a la Junta de Hacendados en su empeño de entubarlo todo, y hasta que no se modifique la planificación urbana existente (que es la que ha facilitado la desaparición de este paisaje), con un plan específico multidisciplinar que incluya medidas urbanísticas, agrícolas, paisajísticas, culturales, pensadas para su conservación y recuperación, todo lo que se haga o diga supondrá un brindis al sol. Que es más o menos lo que hizo Ballesta el otro día.
...
escrito por Rocky, julio 17, 2015
¿Huerta? ¿Qué huerta?
...
escrito por José Antonio, julio 17, 2015
Las propuestas del alclade Ballesta no profundizan en la problemática de la huerta de Murcia. No tiene ningún sentido querer poner en valor un suelo agrario que se encuentra sentenciado de muerte por un Plan General Urbano totalmente desmedido y redatado a la sombra del boom urbanístico y la especulación. En primer lugar es necesaria la revisión y modificación del Plan General, así como la inspección urbanística con las construcciones ilegales en la Huerta, que úicamente sirve para que el Ayuntamiento se beneficie con las multas. En segundo lugar es necesario y urgente apoyar a los huertanos que son los que realmente pueden conservar la huerta. No se puede querer conservar la Huerta subiendo el IBI más de un 300%. Es imprescindible la bonificación del IBI para los huertanos que mantiene la actividad agrícola. También es necesario fomentar el mercado local para que podamos comprar productos de nuestra huerta. El catálogo no sirve para nada si no va acompañado de medidas de rehabilitación del patrimonio, como por ejemplo la creación de una escuela taller especializada en recuperación del patrimonio. El centro de interpretación es algo secundario y ese dinero puede ir destinado a medidas más urgentes y necesarias, como es la concienciación de la población acudiendo a centros de educación. Que yo sepa, la Asociación para la Conservación de la Huerta de Murcia (Huermur)redactó con la colaboración de profesionales unas interesantes propuestas de revalorización de la Huerta. Y me pregunto ¿ha contactado el Sr. Ballesta con esta asociación para interesarse por estas propuestas? Quizá es mejor reunirse con una Junta de Hacendados que a lo largo de estos años ha sido una de las responsables de la destrucción del patrimonio cultural y medioambiental de la Huerta, aunque, eso sí, es experta en peloteo y adulaciones hacia alclades y demás figuras para que le aprueben subvenciones. Al menos, el nuevo alcalde tiene en su agenda este tema dramático de pérdida de nuestro patrimonio, pero está claro que tiene redireccionarlo y trabajarlo con las asociaciones que llevan años defendiéndolo y con todos los grupos políticos. La huerta de Murcia es un bien común que todos tenemos la obligación de cuidar y hay mucho por hacer, pero hay que empezar por lo más importante.
...
escrito por Bullero, julio 19, 2015
Perdona ¿qué huerta?, ¡¡¡¿la de los chalés, las urbanizaciones, las naves industriales, las acequias milenarias destruidas, los pesticidas prohibidos, torres de alta tensión, vertederos, plásticos.... qué huerta?!!!!!!, anda ya!!!
...
escrito por Angel Silvente, julio 19, 2015
Las medidas que se comentan son necesarias, pero no suficientes. Subrayo la necesidad de replantear el PGOU de Murcia, pero tambien el de Alcantarilla.
Respecto al "centro de interpretación" conviene recordar que en Alcantarilla esta el museo de la huerta, totalmente abandonado y pesimamente gestionado por el gobierno de Lazaro Mellado (PP) durante 20 años
...
escrito por Ginés, julio 20, 2015
Mi familia es propietaria de un par de tahullas de huerta con una casa que fue la de mis abuelos. Ellos anteriormente vivían también en la huerta, pero fueron expropiados por la Administración para construir las naves de "Comurpa", un desastroso proyecto que iba a dar "mucho empleo". En 40 años que tenemos este terreno sólo arrancamos media docena de árboles para construir una piscina, el resto sigue igual.
A día de hoy, la Administración considera que estas dos tahullas son terreno urbano, a pesar de que no disponemos de alcantarillado, que se viene reclamando desde hace más de 20 años, y por lo tanto se paga un IBI que no se corresponde con la realidad.
Por otro lado, la producción de este terreno es de naranjas y limones principalmente. Desde hace varios años, los almacenistas no nos dan nada por las naranjas, aunque se ofrecen a llevárselas gratis "para que al año siguiente los árboles den más fruto". Obviamente unas nos las comemos nosotros, otras las regalamos a amigos y el resto van a parar al suelo. Con lo que dan los limones y algo que sacamos de las ciruelas mayeras (media docena de árboles) no da para cubrir los gastos de riegos, abono, fumigación y mano de obra (que es un inmigrante subsahariano que escarda y saca ramas y cobra por horas).
Cuando viene agua por la acequia podemos regar "gratis" (se paga a la Junta de Hacendados) y en nuestro caso, al estar ubicados en la cola del cauce, solemos regar bien entrada la madrugada debido al habitual descontrol que existe en los partidores (los de arriba riegan cuando quieren y los de abajo una vez al mes, con suerte). Debido a esto tampoco podemos plantar patatas u otros cultivos que necesiten abundante agua, ya que no la tenemos asegurada.
A nuestro alrededor son cada vez más los vecinos que venden sus pequeñas parcelas al ricachón de turno para que se construya el chalet "en la huerta", eso sí, arrancando previamente todos los árboles, poniendo un muro bien alto para aislarse del exterior, exigiendo el entubado de brazales y acequias (de los que hacen uso para desaguar sus anegados sótanos) para evitar mosquitos, y denunciando a los vecinos por el ruido que hace el gallo cuando canta. Todo esto es verídico. ¿Me puede dar el señor Ballesta algún motivo convincente para no vender y mandarlo todo al carajo? Porque yo me aferro al recuerdo de mi abuelo segando de rodillas la hierba para sus conejos, pero ¿a qué apelará el que venga detrás para seguir con este calvario?
...
escrito por M. A. Ruiz, julio 21, 2015

Hola Ginés, muchas gracias por tu comentario, que supongo refleja la situación de muchos otros propietarios. Tú has aportado una de las claves: la cuestión sentimental, que desaparecerá cuando la propiedad se transfiera a las siguientes generaciones. Espero que ese trance no suponga el fin de la huerta. Pero para evitarlo hay que hacer algo y no bastan buenas palabras y estudios sobre el papel que quedan en nada.

Un saludo!

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy