Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




El gran divulgador de los hongos
( 12 Votos )
11.06.15 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Mario Honrubia, limpiando unos hongos en Sierra Espuña en noviembre de 2007. FOTO: M. A. R.

Fallece a los 60 años Mario Honrubia, catedrático de Biología Vegetal de la UMU y uno de los grandes expertos españoles en micología

«Todas las setas son comestibles, al menos una vez», solía repetir a sus alumnos en clave de humor el profesor Mario Honrubia García (Almansa, 1955), catedrático de Biología Vegetal de la Universidad de Murcia, que ha fallecido después de luchar durante varios años contra una grave enfermedad.

Considerado uno de los principales expertos españoles en micología, Mario Honrubia impulsó el estudio del cultivo de la trufa en la Región, tanto de la variedad común o negra como del desierto, con plantaciones experimentales en Moratalla y Zarzadilla de Totana (Lorca), respectivamente.

Enamorado del mundo de los hongos y divulgador ameno de sus secretos, Mario Honrubia estaba convencido de que actividades como la recogida controlada de setas y el cultivo de trufas podían convertirse en recursos económicos que, asociados al turismo rural, revitalizarían comarcas como la del Noroeste. De ahí su implicación con el proyecto Micodes, una red de territorios españoles con potencial micológico a la que se adhirió la Región a través de la Fundación Integral, con sede en Bullas.

Si conversar con Mario Honrubia era un placer, salir con él al campo en otoño era todo un privilegio porque desplegaba ante sus acompañantes, en pocos minutos, un repertorio oculto y fascinante de variedades de hongos que normalmente pasan desapercibidas ante ojos y olfatos poco entrenados.

Como los más de veinte tipos que recolectó una mañana de noviembre de 2007 en una ladera de Sierra Espuña, ante los ojos asombrados de este periodista, cuando solo pretendíamos coger «unos niscalitos para preparar un revuelto». Cuando explicaba la riqueza micológica de la Región y alguien se sorprendía, añadía enseguida que en Murcia pueden encontrarse unas 1.300 variedades, «cien de ellas comestibles».

La enfermedad le apartó en los últimos años de proyectos de investigación en los que había puesto gran ilusión y el conocimiento acumulado durante décadas de investigación –su grupo de trabajo es solicitado desde todo el mundo para asesorar en la mejora de la producción industrial de hongos–; también de las salidas al campo, que tanto disfrutaba tanto en compañía de amigos como de alumnos.

Ya no será posible el reportaje comprometido con ‘La Verdad’ con un trufero de Hellín, poseedor de un perro infalible, como tampoco podremos escarbar bajo las encinas, en ese lugar semisecreto pero tan accesible de la Región, donde sabía que podía encontrarse la valiosa y escasa trufa negra.

El funeral por su eterno descanso se celebró ayer en el tanatorio Fuensanta –polígono industrial de Ceutí–.

¿Alguien por ahí conoció a Mario Honrubia y quiere compartir un recuerdo o un comentario?

(Publicado en 'La Verdad' el 11 de junio de 2015)

Comentarios (15)Add Comment
...
escrito por Íberos campesinus, junio 11, 2015
Mi mas sincero pésame.
...
escrito por David, junio 11, 2015
Tuve la suerte de tenerlo como profesor en la carrera y compartir con él varias excursiones micológicas. Era apuballante la cantidad de conocimientos sobre micología que tenía sobre el terreno y en el laboratorio. Sin duda un hombre sabio y muy querido por sus alumnos. Me da mucha pena que no haya podido superar la enfermedad. Descansa en paz, Mario.
...
escrito por micólogo, junio 11, 2015

Un sabio de la micología y un hombre bueno. Excelente retrato, descanse en paz.
...
escrito por Herminio, junio 11, 2015
Un abrazo micológico con el corazón roto.
...
escrito por Götz Palfner, junio 11, 2015
Mis sinceras condolencias desde Concepción, Chile. Con Mario se fue un excelente colega, dejó un ejemplo como combinar ciencia de alto nivel con la divulgación de diversos aspectos de la Micología en un publico general.
...
escrito por Antonio, junio 11, 2015
La tristeza me embarga ante perdida tan grande....Los amantes de la Micologia y la Naturaleza en general , lloramos su perdida.
...
escrito por Juan Andrés Oria de Rueda Salgueiro, junio 12, 2015
Fue un formidable micólogo apasionado en combinar con éxito la investigación en ciencia básica taxonómica, genética y fisiólogica y en la aplicada con valor social, económico y técnico para la Humanidad, teniendo numerosos éxitos a nivel mundial. Además era muy buena persona y no se le subían los éxitos a la cabeza. Descanse en la paz de Dios.
...
escrito por libertad, junio 12, 2015
Yo también tuve el placer de tenerlo como profesor y puedo decir que "es" un enamorado de la micología, especialmente de las trufas....y desde luego nunca se me olvidará un viaje hicimos con él a recoger setas comestibles y cuando regresamos al hospedaje se puso a cocinarlas como uno mas...la verdad un encanto de persona. Profesor que siempre llevaré en mi memoria, de esos que te llegan, hay pocos así, todo un privilegio haber sido alumna suya
...
escrito por Fernando, junio 12, 2015
Fue un placer trabajar con el en Micodes. Un genial trabajo, y una gran experiencia recordar con cariño las diferentes Jornadas Micológicas que se celebraron en el CEAMA, entre chascarrillos y respuestas a los cientos de preguntas impacientes de los asistentes. Se va un gran profesional, pero ante todo, una grandísima persona.
...
escrito por Eugenio, junio 12, 2015
Me ha dado mucha pena la noticia, aunque al acabar la carrera me desligué de la universidad y hacía años que no lo veía, aunque sabía de su enfermedad. Pero era un buen hombre, buena persona además de buen profesor. Lo dicho, mucha pena.
...
escrito por M. A. Ruiz, junio 12, 2015

Hola a todos, muchas gracias por compartir un recuerdo de Mario Honrubia, efectivamente un gran profesor, un excelente investigador y una buena persona. Yo también le echaré de menos, y lo recordaré siempre en noviembre, cuando, desde hace unos diez años, acostumbraba a llamarle para preguntarle cómo se presentaba la temporada de setas.

Hablé con él por última vez el pasado otoño, con la esperanza de que estuviera mejor y pudiéramos salir al campo. Lo encontré animado, y por eso su fallecimiento me ha dejado tan sorprendido y desolado como a vosotros.

Un saludo.
...
escrito por compañera, junio 15, 2015
Un gran profesor, investigador y compañero en la universidad. No sé por qué se van siempre antes los mejores. Descansa en paz amigo Mario.
...
escrito por Hieraaetus, junio 16, 2015
Otro antiguo alumno. Era un tío con personalidad, sus clases eran amenas porque rompía la rutina en una disciplina complicada. Se empeñó en introducir el cultivo de trufas (terfezias) en Murcia y hubo quien lo llamó loco. Menos bustos parlantes y más personas como el profesor Honrubia hacen falta en el gremio.
...
escrito por aMAnitaR, junio 16, 2015
Entre en tu escuela siguiendo pasos, confundida...yo solo queria pintar duendes. Me enseñaste su casa,su esencia y, como esa micorrizosfera, me nutri de ti y de tu grupo, del q salieron grandes experiencias...te vas pero dejas esos brillos en los apices de una red bien construida. Haremos cuanto podamos para seguir fructificando buenos proyectos. Por todo lo q has entregado. Gracias Mario y un enorme beso para tu familia y a ese gran grupo...de Murcia. Os quiero
...
escrito por M. A. Ruiz, junio 17, 2015

Hola a todos, comparto aquí el obituario publicado hoy en 'La Verdad' por Asunción Morte Gómez, profesora de la Universidad de Murcia y compañera de Mario Honrubia.

Caminando juntos

Mario Honrubia García, nuestro Mario, así lo llamo porque lo comparto con todos los que hemos sido sus discípulos, compañeros y con toda la comunidad científica, nacional e internacional, de la Micología y las Micorrizas que han expresado, en gran número de correos, su admiración, dolor y cariño desde su fallecimiento el pasado 10 de junio.

Mi querido maestro, compañero y gran amigo, te has ido demasiado pronto, particularmente me siento triste y huérfana; 25 años caminando juntos dan para mucho. De ti he aprendido muchísimas cosas y siempre te recordaré por tu enorme valentía, audacia, capacidad de trabajo, entusiasmo, don de gentes, respeto a los demás, coherencia, fortaleza y un largo etcétera. Durante los tres años y medio que has luchado contra la enfermedad, no has dejado de transmitirme optimismo y alegría, para ti guardabas los momentos difíciles. Pero dicen que detrás de un gran hombre hay una gran familia, y es verdad, mi admiración a tu esposa Rosa, siempre apoyándote en la sombra, y a tus hijas, Águeda e Irene, por las que siempre hiciste todo.

Visionario de la investigación aplicada, sin dejar de mimar la investigación básica, nos aventuramos a crear una empresa ‘spin off’ de nuestra querida universidad, ¡nada te daba pereza! Te has ido como querías, trabajando, este mes saldrá tu última publicación. La última vez que nos vimos, te dije que ante una duda me pregunté ¿qué haría Mario? y que eso mismo te preguntaré, allí donde estés, tú me dijiste que siempre me escucharás y hablarás, que siempre estarás conmigo. Dice un proverbio chino ‘si caminas solo, irás más rápido; si caminas acompañado, llegarás más lejos’. Mario, nunca te olvidaré, me dejas una gran herencia, seguiremos caminando juntos y allá donde estés me seguirás guiando.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy