Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




Red Natura: la CE exige un traje a medida
( 7 Votos )
05.03.15 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame

Algunas claves sobre la denuncia de la Comisión Europea a España por incumplir las directivas de la RN2000

El cartero siempre llama dos veces: en el caso de la denuncia de la Comisión Europea a España por el retraso "injustificado" en la regulación de la Red Natura 2000, el primer toque fue el procedimiento piloto de abril de 2013 y el segundo la carta de emplazamiento enviada el jueves pasado al Gobierno central, vía Ministerio de Asuntos Exteriores, sobre la que os informé este martes en 'La Verdad'. Ya sabéis lo principal: las comunidades autónomas tenían seis años para aprobar planes de gestión que establezcan objetivos y medidas claras de conservación para los hábitats y especies de sus Lugares de Interés Comunitario (LIC) y Zonas de Especial Protección para Aves (ZEPA), pero pese al retraso actual de dos años aún hay más de mil espacios naturales (¡casi todos!) sin planificación ambiental. Y la CE avisa claramente en su 'factura' de 38 folios: no admitirá documentos genéricos o de corta y pega, sino planes serios que supongan trajes a medida para cada espacio. Aquí os dejo algunos extractos de la carta de emplazamiento:

Sobre la justificación del retraso por parte de España:

"España reconoció el retraso sufrido en la designación de las ZEC y en el cumplimiento de las obligaciones conexas y alegó que dicho retraso se había debido principalmente a los factores siguientes: el enorme número de lugares y su superficie, así como la escasez de recursos materiales y humanos para llevar a cabo adecuadamente la designación de las ZEC dentro de la red española de Natura 20009; el insuficiente conocimiento del estado de conservación de numerosos tipos de hábitats y especies y de los valores de referencia que definen para ellos un estado de conservación favorable (lo que dificulta la determinación de los objetivos de conservación y de las medidas de conservación específicas); el largo y complejo procedimiento administrativo que se requiere para la adopción de las normas pertinentes y que conlleva el establecimiento de planes de gestión y de medidas de conservación; el hecho de que la mayoría de las comunidades autónomas haya optado por abordar la designación de las ZEC agrupando varios LIC o, incluso, reagrupando la totalidad de los situados en su territorio (lo que ha prolongado aún más el proceso de designación); en ocasiones, el trabajo técnico necesario para la designación de la ZEC ha puesto de manifiesto que la delimitación inicial de los LIC era incorrecta (lo que ha impuesto una enorme carga de trabajo a fin de ajustar esos límites); y, en lo que atañe a la designación de las ZEC marinas, el hecho de que se hayan emprendido algunos procesos para determinar, de entre los LIC marinos existentes, cuáles tienen continuidad ecológica con LIC terrestres y deben por tanto ser gestionados por la Comunidad Autónoma correspondiente y cuáles, por el contrario, deben ser competencia del Estado".

Sobre los planes de gestión:

"El ordenamiento jurídico dispone que la designación de las ZEC se lleve a cabo junto con la aprobación de planes o instrumentos de gestión adecuados que sean específicos de mínimo, los objetivos de conservación y las medidas oportunas para mantener los lugares en un estado de conservación favorable.

Según las autoridades españolas, la Administración central y las comunidades autónomas aprobaron en julio de 2011 las directrices de conservación11 de la red Natura 2000, que proporcionan el marco político para la planificación y gestión de las zonas de esa red en España. Además, la Ley 11/2012, de 19 de diciembre, de medidas urgentes en materia de medio ambiente12, exige, para las zonas protegidas en el marco de diversos regímenes (regional, nacional y europeo), la integración de todos los instrumentos de planificación en uno solo instrumento de gestión coherente que, como mínimo, incluya, entre otras cosas, los objetivos de conservación de los lugares y las medidas apropiadas para alcanzar en ellos un estado de conservación favorable".

No obstante, cualquiera que sea el procedimiento utilizado, lo que se requiere es una base jurídica clara para la designación de las ZEC y que los Estados miembros garanticen el carácter incuestionablemente vinculante de esa designación. El propio acto de designación debe ofrecer también la claridad necesaria para satisfacer los requisitos de la Directiva en materia de seguridad jurídica.

Con el fin de ofrecer la necesaria claridad jurídica, la Comisión considera que el acto de designación de una ZEC, además de indicar el nombre y la ubicación del lugar, debe ser claro y jurídicamente transparente acerca de las especies y de los tipos de hábitats para los que se haya designado la zona y ha de definir los límites de ésta".

Sobre las prioridades:

"Una vez que un espacio queda adoptado como lugar de importancia comunitaria, el artículo 4, apartado 4, prevé el establecimiento de prioridades para su designación como ZEC. En este sentido, los lugares que se consideren de máxima importancia para los tipos de especies/hábitats enumerados en los Anexos I y II y para la coherencia de la Red Natura 2000 y que estén sometidos a mayores amenazas son claramente los que deben designarse en primer lugar, dándoles prioridad en el establecimiento de unas medidas y unos objetivos de conservación que reflejen con claridad esa importancia.

Concretamente, el artículo 42, apartado 3, de la Ley española dispone que, en el proceso de designación, las autoridades deben establecer prioridades en función de la importancia que revistan los lugares para el mantenimiento o el restablecimiento en un estado de conservación favorable de un tipo de hábitat natural o de una especie de interés comunitario, así como de su importancia para la coherencia de la Red Natura 2000, y atendiendo a las amenazas de deterioro o destrucción a las que se hallen expuestos esos lugares".

Sobre las medidas de conservación:

"Tal y como se señala en la Nota de la Comisión, de 18 de septiembre de 2013, sobre las medidas de conservación de los espacios de Natura 2000, las medidas de conservación en las ZEC deben responder a las exigencias ecológicas de los hábitats naturales del Anexo I y de las especies del Anexo II presentes en las mismas. Esas exigencias han de basarse en conocimientos científicos y deben determinarse caso por caso.
En el acto de designación de las ZEC debe quedar clara también la obligación de aplicar en ellas las medidas de conservación que respondan a las exigencias ecológicas de los hábitats naturales del anexo I y de las especies del anexo II presentes en las mismas (de acuerdo con el artículo 6, apartado 1, de la Directiva). El acto, asimismo, debe prever (o ir acompañado de) un mecanismo transparente para el establecimiento y ejecución de esas medidas de conservación (por ejemplo, planes de gestión, planes sectoriales, etc.).

Como establece el artículo 6, apartado 1, de la Directiva, los Estados miembros pueden elegir diferentes medios para aplicar las medidas de conservación necesarias. Por ejemplo, pueden utilizar planes de gestión adecuados, que estén diseñados específicamente para los lugares o integrados en otros planes de desarrollo, o pueden también hacer uso de medidas reglamentarias, administrativas o contractuales que sean apropiadas. Las medidas, en todo caso, sean cuales sean las elegidas, han de ser suficientes para alcanzar los objetivos del artículo 6, apartado 1, de la Directiva.

La definición de las ZEC deja claro que las medidas de conservación tienen que establecerse y aplicarse desde el momento de su designación, es decir, antes de que concluya el plazo de seis años. Esto no significa necesariamente que, una vez transcurrido el plazo, no sea posible adaptarlas a la luz de los nuevos conocimientos y de la experiencia adquirida con su aplicación. La gestión de los lugares y, en particular, la determinación de lo que pueda ser «necesario» para responder a sus «exigencias ecológicas» en el marco del artículo 6, apartado 1, seguirán evolucionando durante mucho tiempo después de su designación".

"El establecimiento y la aplicación de las medidas de conservación necesarias tienen que basarse en una comprensión global de los objetivos de conservación, de forma que los Estados miembros puedan decidir, para especies y tipos de hábitat a escalas geográficas más amplias (por ejemplo, a escala nacional, regional, etc.), el desarrollo de objetivos y medidas de conservación genéricos que puedan ser objeto de referencias cruzadas a nivel de espacios.

Las medidas de conservación deben responder a las exigencias ecológicas de los tipos de hábitats naturales del anexo I y de las especies del anexo II que estén presentes en la ZEC (salvo aquellos cuya presencia se considere no significativa de acuerdo con el Formulario Normalizado de Datos Natura 2000. Esas exigencias han de basarse en conocimientos científicos y deben determinarse caso por caso.

Asimismo, las medidas de conservación deben ser suficientemente específicas, claras y precisas para que su aplicación permita alcanzar los objetivos de conservación del lugar y contribuya al objetivo global de la Directiva de mantener y restablecer en un estado de conservación favorable las especies y los tipos de hábitats en su área de distribución natural".

Conclusiones:

"Por lo tanto, la Comisión considera que, en las regiones biogeográficas alpina, atlántica y mediterránea, España ha incumplido las obligaciones que le incumben en virtud del artículo 4, apartado 4, de la Directiva 92/43/CEE en el caso de 996 LIC (42 en la región biogeográfica alpina, 116 en la atlántica y 876 en la mediterránea)103 que figuran en las decisiones de la Comisión a que se hace referencia en el punto 7 de la presente carta de emplazamiento al no haber designado estos sitios como zonas especiales de conservación y haber fijado prioridades en función de la importancia de los lugares para el mantenimiento o el restablecimiento, en un estado de conservación favorable, de un tipo de hábitat natural de los del Anexo I o de una especie de las del Anexo II y para la coherencia de Natura 2000, así como en función de las amenazas de deterioro y destrucción que pesen sobre ellos.

Del mismo modo, la Comisión considera que, por lo que se refiere a las regiones biogeográficas alpina, atlántica y mediterránea, España no ha adoptado las medidas de conservación apropiadas que corresponden a las exigencias ecológicas de los tipos de hábitats naturales del Anexo I y de las especies del Anexo II que están presentes en los 1085 LIC (43 en la región biogeográfica alpina, 174 en la atlántica y 914 en la mediterránea)104 que figuran en las decisiones de la Comisión a que se hace referencia en el punto 7 de la presente carta de emplazamiento sobre el territorio español, lo que supone una vulneración del artículo 6, apartado 1, de la Directiva sobre los hábitats.

Por consiguiente, en aplicación del artículo 258 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, la Comisión invita al Gobierno de su país a que presente sus observaciones sobre lo arriba expuesto dentro de los dos meses siguientes a la recepción de la presente carta.

Una vez conocidas esas observaciones o si dichas observaciones no se le envían en el plazo prescrito, la Comisión se reserva el derecho de emitir, si procede, el dictamen motivado previsto en ese mismo artículo".

Espero vuestros comentarios.

PD. Murcia, os recuerdo, es la comunidad autónoma que más retraso lleva, junto con Cantabria y Castilla-La Mancha, puesto que según la CE éstas tres son las únicas que aún no han sido capaces de aprobar un solo plan de gestión.

Comentarios (8)Add Comment
...
escrito por Agricultor de Cagitán, marzo 04, 2015
ZEC y más ZEC, pero en ningún momento se habla de ZEPAS ... Entonces porqué se empeñan en Murcia en incluir en el plan de Gestión del Noroeste, la ZEPA de Cagitán ... es posible que los funcionarios anden despistados ...
NO A LA EXPROPIACIÓN ENCUBIERTA DE LAS ZONAS AGRÍCOLAS DE CAGITÁN ... DEJADNOS VIVIR EN PAZ ...

... y dejad de gastar el dinero de la red natura en los estudios de los amiguetes ...
...
escrito por G, marzo 05, 2015
Agricultor de Cagitán, las ZEPAS también son ZEC. Y que sepas que el dinero que se gasta en estudios es infinitamente menor que las subvenciones a agricultura "verde" que luego es "marrón"
...
escrito por Enteradillo, marzo 05, 2015
Si precisamente lo que están haciendo, hacer Planes Genericos, es por no gastarse un duro en estudios, con lo que están sacando de los cajones estudios realizados hace años (eso sí, por lo amigotes), que son una basura. Y apoyandose en los técnicos más talibanes de la administración.
...
escrito por Rocky, marzo 05, 2015
NO, las ZEPAS no son ZECs. Los ZECs son los LICs una vez tengan su plan de gestión aprobado. Las ZEPAS seguirán siendo ZEPAS cuando los tengan aprobados.

...
escrito por navarro, marzo 05, 2015
Cagitanero. Ya quedo claro que la pasta llega para nosotros y se la reparten entre unos y otros. Ademas una cantidad razonable de pasta, si esa pasta siguiera su curso natural tendriamos tortas para estar en un espacio prtegido. De todas formas recordemos aquellos miles de millones en pesetas, que la comunidad autonoma devolvio por incapacidad para gestionarlos. Asi que si no se uso ese dinero, por que ahora quieren esos planes???. Que se tendrian que haber realizado con ese dinero.
...
escrito por Bob Ramirez, marzo 05, 2015
Se me ocurre que, a lo mejor, tiene algo que ver en todo este lío de la Red Natura 2000 el que las competencias de Medio Ambiente hayan pasado por hasta 4 Consejerías distintas en los últimos años. Siempre he tenido la impresión de que es la patata caliente que nuestros políticos nunca han querido sostener. A lo mejor alguien debería pedirles responsabilidades. Pero eh, sólo a lo mejor.
...
escrito por M. A. Ruiz, marzo 05, 2015

Hola Bob, efectivamente esa es una clave importante.

Saludos.
...
escrito por Eduardo, marzo 05, 2015
No estoy demasiado de acuerdo. Es cierto que Medio Ambiente se ha movido mucho de Consejerías, pero los técnicos eran los mismos y sus directrices las mismas. Hacer lo planes de RN no es tarea fácil, pero yo creo:
- que se ha pretendido siempre forzar la mano y ser demasiado ambiciosos en lugar de hacer unos planes simples, sencillos y de mínimos que siempre se podrán ir mejorando después. En otros países hay planes de RN de un espacio que tienen cinco páginas,
- que uno puede proteger con los medios que tiene y hay que ser realista (al menos para empezar) y no pretender abarcar lo que no estamos capacitados para abarcar,
- que se trata de implantar unas pocas (pero bien pensadas y elaboradas) medidas iniciales y no de ser los mas innovadores y modernos, y de que esas medidas sean asumibles, se puedan hacer y por lo tanto se hagan,
- que hay que favorecer más la intervención privada, encomiendas de gestión, etc y no querer ser siempre la estrella, ni pretender que los demás somos todos unos ignorantes y unos vándalos,
- que (y lo voy a decir aunque me lluevan las críticas) Murcia es muy bonita, pero no tiene hoy en día un 23% de su territorio que merezca ser catalogado como red natura 2000 y probablemente otras figuras o medidas de protección serían más adecuadas. Si, en parte gracias al ladrillo, y a un montón de cosas más, también es verdad

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy