Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




Un fósil viviente en una charca
( 10 Votos )
15.06.14 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox


Un ejemplar de 'Triops cancriformis' hallado en el Cagitán. FOTO: SERGIO ABENZA

Confirman la presencia en la Región de 'Triops cancriformis', un crustáceo cuyos orígenes se remontan a 300 millones de años atrás

Estaba en una charca ganadera del Campo de Cagitán, ese territorio bellísimo y mágico que se extiende entre los municipios de Calasparra, Cieza, Cehegín y Mula. Allí estaba, tan parecido a sus venerables antepasados, que vivieron en la Tierra hace nada menos que 300 millones de años. El 'Triops cancriformis', un crustáceo branquiópodo considerado un fósil viviente de la fauna acuática, aún no había sido localizado en la Región de Murcia (sí en Cataluña, Aragón, Comunidad Valenciana, Andalucía y Baleares) hasta que los biólogos David Verdiell y Dani Boix, de las Universidades de Murcia y Gerona respectivamente,  lo encontraron en un abrevadero natural.

Es lo que tiene ser un experto en estos aguazales de temporada y llevar la ciencia en las venas (me consta que David Verdiell escruta cada charco de la Región): si un investigador sabe buscar encuentra, en este caso un 'bicho' del orden Notostraca, que presenta una morfología característica "que apenas ha variado desde que aparecieron en nuestro planeta", explica la Asociación Herpetológica de la Región (Ahemur), que ha hecho público este hallazgo.

"Popularmente se le conoce como 'tortuguita' pues posee una coraza que recuerda al caparazón de estos reptiles. Su hábitat natural son charcas y estanques temporales de agua dulce", explica Ahemur, "hábitats acuáticos que tradicionalmente han funcionado como abrevaderos para el ganado en régimen extensivo, y que se localizan en zonas esteparias y con vocación cerealista, donde escasean los recursos hídricos en superficie".

Hábitats que corremos el riesgo de menospreciar quizá por su aspecto poco atractivo. Error, claro, las apariencias engañan porque "poseen un indudable valor conservacionista, pues atesoran una elevada biodiversidad (plantas acuáticas, anfibios, insectos acuáticos, crustáceos etc) y prestan servicio como área de descanso y abrevadero para gran número de especies de reptiles, aves y mamíferos. También son fundamentales para el mantenimiento de las especies cinegéticas en el territorio", recuerdan los autores de esta investigación.

Los 'triops' han desarrollado a lo largo del tiempo (¡tantísimo tiempo!) una estrategia de supervivencia adaptada a la peculiaridad de sus 'hogares', que se desecan habitualmente durante los meses de verano, "ya que han desarrollado la capacidad de producir huevos de resistencia, los cuales, una vez la charca vuelve a inundarse tras las lluvias, eclosionarán rápidamente para producir una nueva generación. Tan solo a los diez días de su nacimiento ya habrán alcanzado la madurez sexual, circunstancia que pone de relieve lo acelerado de su ciclo vital, pero que supone una ventaja adaptativa frente a lo efímero de su hábitat (en algunos casos completan su ciclo vital en tan solo un mes)", detalla Ahemur.

Esto ocurre en los Llanos del Cagitán, donde aún perdura un manejo agrícola y ganadero tradicional, basado principalmente en cultivos de secano de almendro, vid y cereal, intercalados con formaciones vegetales esteparias y de pino carrasco. En este lugar todavía existe una red "relativamente bien conservada de charcas ganaderas que proporcionan un valor añadido a la biodiversidad de esta zona, declarada como Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) en el año 2001", recuerda David Verdiell.

Los autores del trabajo también han encontrado otras dos especies de crustáceos branquiópodos pertenecientes al orden Anostraca, otro grupo animal estrechamente emparentado con los 'triops'. Se trata de 'Branchipus schaefferi' y 'Streptocephalus torvicornis', estos últimos también con presencia en Yecla, Puerto Lumbreras, Lorca y Caravaca.

En opinión de Ahemur, es necesario conservar estos hábitats húmedos mediante alguna figura legal, "como podría ser la microrreserva, que permita la protección efectiva de estas charcas, e incluso estudiar la posibilidad de crear otras nuevas de la misma tipología en amplios territorios de la Región". Serviría para garantizar la supervivencia de esa biodiversidad 'invisible' que se cobija en lugares tan humildes y a priori tan poco atractivos como un charco.

¿Alguien tiene un comentario?

PD. En el año 2012, el biólogo David Verdiell publicó el 'Inventario y estado de conservación de las charcas ganaderas en la Región de Murcia', una excelente herramienta para iniciar un futuro proyecto de conservación de estos humedales estacionales.

Comentarios (14)Add Comment
...
escrito por Fulgen, junio 16, 2014
Enhorabuena a los descubridores, fruto de un trabajo duro y prolongado que en muchas ocasiones es infructifero pero que puede deparar sorpresas. La suerte solo favorece a la mente preparada.
Nuevamente esta maravillosa tierra depara tesoros escondidos, valiosos por mucho que algunos se empeñen en destruirlo todo y poner cemento hasta el último metro cuadrado
...
escrito por David, junio 16, 2014
Muchas gracias Miguel Ángel por publicar este hallazgo en tu blog... desde luego no te falta razón con el calificativo sobre los Llanos del Cagitán, al menos por mi parte la atracción que siento por esos paisajes debe ser algo "genético", cuando contemplo esas campos llenos de contrastes entre el color de la tierra desnuda y el dorado de los cultivos de avena y trigo, y los distintos tonos de verde de olivos, almendros y vides... pero lo que más me atrae sin duda son esas pequeñas charcas, auténticos oasis de vida que salpican el territorio, no solo en los LLanos del Cagitán, también en el Noroeste y el Altiplano, y que son testimonios de prácticas ancestrales de manejo del territorio y un caso paradigmático de compatibilidad entre las actividades humanas y la conservación de la biodiversidad.
...
escrito por M. A. Ruiz, junio 16, 2014

Hola David, enhorabuena por documentar la presencia de esta criatura sorprendente entre nosotros. A ver si se cumplen los pronósticos y hoy llueve en el Altiplano y el Noroeste, que buena falta le hace a las charcas estacionales.

Un abrazo!
...
escrito por polaco, junio 16, 2014

Excelente ejemplo de que la intervencion humana en el medio no necesariamente destruye (hace falta ganado y ganaderos para crear y mantener charcas ganaderas...es obvio, pero a menudo lo mas obvio es lo que se nos escapa).
A veces -especialmente a la hora de gestionar el agua- crean estos oasis de vida.

Ante esta obviedad, creo que los ecologistas deben buscar alianzas con la gente que todavia vive en el campo. Normalmente para encontrar alianzas las dos partes en cuestion deben renunciar a una parte de sus objetivos (asignatura pendiente).


Felicidades a los descubridores, es meritorio que existan investigadores con este interes.
...
escrito por Hieraaetus, junio 16, 2014
Enhorabuena por el descubrimiento, de indudable mérito científico. Queda claro que los medios agripecuarios son un reservorio de biodiversidad de primer orden. Lástima que la agricultura intensiva esté reemplazando a todo tren estos ambientes rurales ancestrales.
...
escrito por jordi, junio 16, 2014
Hola, la verdad es que estos hallazgos son importantes e impresionantes, yo he tenido la oportunidad de tener un triops cancriformis en la mano, y es algo que pone los pelos de punta, imaginar todo lo que las generaciones anteriores a él han superado. Por eso mismo opino igual y también creo que se debería dar una figura legal de protección a este tipo de hábitats que son tan delicados y vulnerables. Yo estuve colaborando con una gente que hicieron un trabajo formidable en colaboración con la CEE, se trata del proyecto LIFE+ BASSES, de la isla de Menorca, aquí os dejo un enlace a su página, donde se puede contactar con ellos para ver que tipo de protección se puede dar, ya que como has comentado si la zona es ZEPA, está inscrita dentro de la red natura 2000 y es una buena manera de buscar algo por ahí. Espero que sirva de ayuda.
Un saludo.

http://web2.cime.es/lifebasses/ca/plansdegestio.php?c=14
...
escrito por M. A. Ruiz, junio 16, 2014

Hola Jordi, muchas gracias por el enlace, muy interesante, un saludo!
...
escrito por Antoniojosé Egea, junio 17, 2014
Enhorabuena a Miguel Ángel por el hallazgo.
Si no recuerdo mal, en los Arrozales de Calasparra existe ésta u otra especie muy similar.
Saludos
...
escrito por MRGuasch, junio 17, 2014
Hace unos años recuerdo que se pusieron de moda los triops y se comercializaron. ¿Puede ser este el motivo de que aparezcan de nuevo? ¿No creéis que estos triops terminarían yéndose por el water de las mayoría de las casas?
Aquí dejo el enlace de la marca que los comercializa: http://www.cefatoys.com/index....9/triocefa

Un saludo!
...
escrito por M. A. Ruiz, junio 17, 2014

Hola Antonio José Egea, habrás querido dar la enhorabuena a David y Dani, yo sólo lo he contado. :-)

Un saludo!
...
escrito por P. Alcázar, junio 17, 2014
¡Buen hallazgo y buen apunte en el blog!
Todo, todo, todo y todo tiene su valor, aunque muchos lo menosprecien constatemente, vamos que nunca olvidaré el desprecio de un político a los buceadores y hasta a las ballenas cuando me dijo que "si se incomoda a unos pocos buceadores y unas pocas ballenas con cierta construcción no pasa nada". ¡Ese desprecio a lo natural es lo que hace que se desprecien los charcos cuando pueden ser maravillosos!
¡Saludos!
...
escrito por polaco, junio 18, 2014

uff, me he quedado de piedra con la info que apunta MRGuasch...
...
escrito por Chaven, junio 18, 2014
Respecto a lo que dice MRGuasch totalmente cierto. Yo le regalé ese juego que incluye trkops a mi sobrino. Lo adquirí en una tienda del CC Dos Mares. Sé que eran triops, pero no recuerdo si era la misma especie que la detectada en el Cagitán.
Mi enhorabuena a Dani y David. Salidas al campo es lo que hace falta para conocer lo que tenemos
...
escrito por David, junio 19, 2014
Hola, respecto a los comentarios sobre el juego con Triops decir que efectivamente se trata de especies distintas a la nuestra... hay varias especies de Triops repartidas por todo el mundo y alguna de ellas se ha utilizado con estos fines... el peligro que entrañan este tipo de juegos es que se pueden introducir estas especies en lugares donde no son originarias, con el perjuicio que potencialmente puede provocar sobre las nativas (competencia, hibridación, transmisión de enfermedades, etc.). No obstante, es poco probable que lleguen a mantener poblaciones viables en la naturaleza... a no ser que alguien los introduza de forma intencionada en las charcas, cosa que está totalmente prohíbida.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy