Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




Los murcianos del 'Prestige'
( 7 Votos )
14.11.13 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Voluntarios murcianos en la costa gallega, en diciembre de 2002. FOTO: LAURA MONEDERO

Hoy un post corto, solo unas palabras para compartir el estupor que imagino sentís muchos de vosotros después de conocer la sentencia del 'Prestige': una catástrofe ecológica que se cierra sin culpables, solo con una condena de 9 meses al capitán por desobediencia a la autoridad. No hay delito contra el medio ambiente, ni por los daños en espacios naturales protegidos, ni son responsables los armadores del barco, ni el Gobierno, ni la Marina Mercante.

Hoy he recordado esas imágenes dantescas de la costa gallega cubierta de un luto pringoso y contaminante, hace once años, y también la emocionante solidaridad de miles de voluntarios que acudieron a quitar el chapapote con sus manos. Decenas de ellos fueron murcianos, acudieron en varias expediciones y contribuyeron a que todos nos sintiésemos orgullosos de la respuesta social, también desde la Región, ante ese desastre. Me acuerdo de ellos y de Laura Monedero, periodista y voluntaria ambiental, que en esa época hacía prácticas en 'La Verdad' y que viajó hasta Galicia para mancharse el mono blanco y para contarlo en el periódico.

Estaría bien, si es que lee esto, que algún voluntario de los que viajaron a Galicia dejara aquí un recuerdo de aquellos días.


Comentarios (13)Add Comment
...
escrito por titi, noviembre 14, 2013
¡Gracias a los Murcianos y a otros buenos y valientes Españoles se limpiaron las Playas--------Pero esta SENTENCIA ha gustado poco...¿Verdad--------???
...
escrito por Julian Lozano, noviembre 14, 2013
Pues claro que tenemos recuerdos. Recuerdo como si fuera ahora mismo que eran las 6 de la tarde, llamé corriendo a la Universidad para ve si quedaban plazas y me dijeron que tenía una en el bus que salía al día siguiente a las 6 de la mañana. Yo estuve con este grupo de la foto.
La sentencia termina generando la sensación incómoda en las conciencias, como todos imagináis.
Un abrazo a todos y gracias por el esfuerzo y ganas que un día os llevó a Galicia
...
escrito por Antonio Martínez, noviembre 14, 2013
Allí estuvimos, porque por parte de las Instituciones no se sabía que hacer, recuerdo que fue en el puente de la Constitución y todos creíamos que se podía y que se debía hacer algo para minimizar el desastre, visto con perspectiva parece que lo conseguimos pues parece que se ha recuperado antes de los que todos imaginamos cuando llegamos a esa costa en la que había "chapapote" hasta las rodillas, las imagenes y el olor tan penetrante como desagradable no creo que lo ovidemos los que colaboramos allí.
De esos días mi recuerdo es agridulce, por una parte gran desorganización, cada grupo nos organizabamos como mejor sabíamos, pero nadie sabía bien donde dejar el fuel-oil o donde conseguir equipos de protección, la otra parte fue una sensación de solidaridad, de que lo podíamos conseguir, que las Instituciones aunque no movieran un dedo (esa es la sensación que teníamos muchos en esos momentos) no iban a evitar que dejaramos las playas afectadas limpias y que seguirían con vida.
Un recuerdo a todos.
...
escrito por J., noviembre 14, 2013

También yo estuve allí y mis recuerdos son parecidos: muchas ganas de ayudar, solidaridad a montones y una gran acogida y agradecimiento de la gente de Galicia. Y bastante desorganización, sí, que se suplió con el gran esfuerzo de todos.

No sabes cómo te agradezco el detalle de acordarte de nosotros y del trabajo que hicimos, Miguel Ángel. Me he emocionado al ver la foto, han pasado ya once años y lo recuerdo como si fuera ayer. Un abrazo.
...
escrito por Joaquín Iborra, noviembre 14, 2013
Lo mejor y lo peor de nuestra sociedad: lo mejor, los voluntarios, la gente solidadaria, que, fortuna, abunda (limpiando chapapote, donando sangre u órganos); lo peor, las estructuras del XIX que perviven, como la "Justicia" (una década para instruir un caso y dictar una sentencia... ¡y qué sentencia!).
...
escrito por eldru, noviembre 14, 2013
Merecéis un homenaje: así se hacen las cosas en situaciones límite. Ahora también vendría bien un gesto para acercarnos a los que están en peligro: me refiero a niños, a familias, a gente abandonada a su suerte. A veces hay que ir más allá de lo que dice la lógica para atajar el daño.
...
escrito por M. A. Ruiz, noviembre 14, 2013

Hola a todos, muchas gracias por compartir vuestra experiencia de aquellos días. La resolución judicial de este caso no ha estado a la altura, lamentablemente, del gran ejemplo que ofrecisteis.

Un abrazo!
...
escrito por Calin, noviembre 14, 2013
Para mi hubo un antes y un despues, la solidaridad de la gente con galicia fue bestial por no hablar de la acogida y de la amabilidad que tuvimos alli por parte de esta gente que tan mal lo estaba pasando, en una semana aprendi muchas cosas que me han seguido sirviendo en el dia a dia, joder que recuerdos.
Gracias a la gente que me encontre por alli y a la gente con la que estuve trabajando pues en momentos asi nos hicieron a los que fuimos a limpiar que todo fuese mucho mas sencillo.
GRACIAS GALICIA.
Un abrazo a los chapapoteros sois unos grandes ;)
...
escrito por Txemacg, noviembre 19, 2013
El Prestige comenzó a quedar impune cuando no se imputó a quien se tenía que imputar (y no, aunque suene guay no era Rajoy): la naviera.

Esas 30 horas en bus y esa sensación de mito de Sísifo quedan compensadas por la solidaridad mostrada por pueblo gallego como esa señora que nos dejó cambiarnos en su casa y nos ofreció pastas y café o las sonrisas de las señoras de Lora que nos daban de comer en la carpa.

Salimos la última noche para comprar algún recuerdo de Santiago, era tarde y casi estaban cerrando una tienda de souvenirs pero nos abrieron al saber que éramos voluntarios del Prestige y, por el acento, nos dimos cuenta que ellos también eran murcianos, del Cabezo de Torres si no recuerdo mal. Fue divertido.
...
escrito por LAURA MONEDERO , abril 28, 2014
No había visto publicado nada de esto hasta el día de hoy que un amigo me lo ha pasado. Llego tarde, pero acepto la invitación de Miguel Ángel Ruiz y expongo aquí me reflexión sobre la injusta sentencia que se dictó el pasado 13 de noviembre. Redacto ahora, con la perspectiva del tiempo, lo que fueron esos días….
Fue duro, bastante. Y no por los madrugones. Las jornadas empezaban muy temprano. Limpiábamos todo el día y luego cuando los chicos se iban al albergue, el autobús me dejaba en la Delegación del Diario El Correo Gallego para escribir y mandar la crónica. La mayoría de los días apestando a petróleo. En esa redacción todavía se acordarán de mi paso jaaaa... pero es que llegábamos de la costa a las 20 horas y en La Verdad estaban esperando las páginas como agua de mayo para cerrar (mi amigo Antonio Botias, al que tenía desesperado....llamaba cada media hora… “cuánto te queda” ) . Escribir a toda prisa y con la sensibilidad a flor de piel. Alguna vez que lo he vuelto a leer se desprende, aparte de la redacción pésima, la impotencia e incredulidad que creo que es lo que cuenta. Incredulidad al llegar y ver con nuestros propios ojos ese panorama desolador, oler, tocar esa plasta en estado puro que era el petróleo… sentir como las olas llegaban negras, así negras, y entre ola y ola gaviotas, pájaros, peces… y no ser ni siquiera capaces de asimilar que eso era verdad. E impotencia, al sentirnos pequeños ante la magnitud de la tragedia. Impotencia de coger el autobús de regreso a Murcia con la sensación de que no había servido para nada.
Yo hacía mis propias reflexiones cuando me tenía que poner a escribir. Y no sabía ni por dónde empezar. Quería darle nombre y apellidos a cada uno de los hombres que peleaban por lo suyo. Sobre todo el primer viaje donde nos organizábamos nosotros sin más patrón que los marineros y marineras de Carnota ufff…entonces no había ni bocadillos proporcionados por la Xunta ni nada. Quería contar sus historias, eran los protagonistas. Aunque nosotros al final, por cosas que pasan, nos convertimos en protagonistas, les robamos muchas veces la foto o los testimonios. Todavía hay gente que discute si sirvió para algo….un sentimiento que recuerdo teníamos todos cuando estábamos limpiando. Unos críos que llegan allí pensando que iban a arreglar el mundo… y cuando llegas te encuentras desbordado. No sabes ni qué decir a esa gente. Pienso que sirvió para llamar la atención de los medios… Miles y miles de voluntarios que llegaban de manera anónima y se ponían a trabajar, a limpiar, creando una marea blanca que resaltaba con el negro que lo inundaba todo. Creo que sirvió para que se siguiera hablando y que realmente se supiera la verdadera dimensión de la tragedia. Quiero pensar que sirvió de algo. Que aunque les robamos la foto a esa gente que vivía del mar… le dimos portadas, columnas, editoriales.
Hoy la incredulidad y rabia de esos días se convierten en impotencia. La impotencia de ver cómo han pasado 11 años y no ha pasado nada. Ninguna responsabilidad… la justicia es lenta, pero la moral y la responsabilidad moral es nula…. Aquí la única que es sabia es la naturaleza. Aunque parezca mentira cuando he vuelto a los mismos escenarios no das crédito de cómo todo ha vuelto a ser como era… el verde es verde, el azul es azul, y las olas rompen con la bravura blanca que caracteriza el cantábrico. Los colores de la superficie han recuperado sus tonalidades….otra cosa es mirar el fondo del mar o mirarle a los ojos a esos pescadores que tantos desvelos y preocupaciones les acarreo la desobediencia grave a las autoridades españolas del anciano capitán del barco, el griego Apostolos Mangouras. Tal y como falla la sentencia… acusado de ese delito a unos ridículos 9 meses de prisión.
...
escrito por LAURA MONEDERO, abril 28, 2014
Errata: las olas rompen con la bravura que caracteriza al Atlántico.
...
escrito por M. A. Ruiz, abril 28, 2014

Hola Laura, muchas gracias por compartir tus recuerdos de aquellos días. Aunque llegues un poco tarde, un testimonio como el tuyo es muy importante.

Un abrazo!
...
escrito por LAURA MONEDERO, abril 28, 2014
Gracia a ti por volver a publicar esa foto y recordar el trabajo de tantos voluntarios. Un abrazo a todos!

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy