Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




En esta balsa vive un fartet
( 15 Votos )
24.10.12 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Algunos de los fartets, antes de ser liberados en una de las balsas de riego. FOTO: P. GARCÍA/ANSE

Tres balsas de riego del Campo de Cartagena acaban de incorporarse a la red de reservas de fartet, el pez en peligro de extinción que sobrevive en humedales del entorno del Mar Menor, Calblanque y aguas interiores de la Región. La Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) trasladó hace unos días 300 ejemplares tierra adentro para crear una población cautiva que actúe como reserva de la especie y que al mismo tiempo contribuya a la lucha contra los insectos (el fartet se alimenta con las larvas). Un aliado natural de los agricultores, que con este proyecto obtienen una visión clara del papel que la biodiversidad puede jugar en su actividad diaria. Ya sabéis: conocer y comprender para proteger.

En mi opinión, la dimensión social de esta acción es casi tan importante como la meramente ecológica, puesto que se consigue "el acercamiento de la fauna autóctona a la población, ya que uno de los objetivos es el cambio de percepción de la biodiversidad por los agricultores", explica ANSE. Es lo que se conoce como fauna auxiliar o aliada: 'bichos' que echan una mano en el campo, sustituyendo a métodos artificiales y agresivos (plaguicidas, por ejemplo). A los lectores del blog quizá os suenen dos proyectos anteriores de ANSE que persiguen el mismo fin: el seguimiento a la población de canasteras, también en el Campo de Cartagena, y la liberación de pequeñas rapaces en zonas de cultivo.

Los fartets, procedentes de humedales amenazados del entorno del Mar Menor, fueron sometidos por ANSE a un periodo de aclimitación para que se adaptasen al agua dulce (este pececillo vive indistintamente en aguas costeras o cursos fluviales). Sin embargo, y pese a su facilidad de adaptación al medio, la transformación de su hábitat está acorralando al fartet en unos pocos humedales mediterráneos. La competencia de la gambusia, una especie introducida, también está perjudicando al autóctono y cada vez más escaso pececillo.

Esta acción de ANSE se enmarca en el asesoramiento realizado a los agricultores en el proyecto 'Agricultores y Biodiversidad, aliados por Naturaleza', desarrollado en el Programa Empleaverde de la Fundación Biodiversidad y cofinanciado por el Fondo Social Europeo. Además, ha contado con la autorización de la Dirección General de Medio Ambiente y el asesoramiento científico de miembros del Departamento de Zoología de la Universidad de Murcia.

Por si alguien quiere echar una mano en la conservación del fartet, la asociación Columbares convoca este sábado a una actividad de limpieza en la Fuente de la Higuera (Barinas, Abanilla), en el entorno del río Chícamo. El lugar de encuentro será el edificio La Encomienda de Abanilla a las 10.00. Quienes se animen serán invitados a comer en el restaurante El Viñas de Fortuna. Imprescindible contactar antes con ramblas@columbares.org

¿Alguna opinión sobre el necesario entendimiento entre agricultores y/o ganaderos y biodiversidad?

  
Comentarios (11)Add Comment
...
escrito por Javier M, octubre 24, 2012
Interesante proyecto. Me surge una duda, los agricultores en las balsas de riego tienen el problema de la proliferación de algas que les obstruye las conducciones de riego localizado. Normalmente le echan algún alguicida al agua que imagino dañará al fartet. Habrá que ver cómo solucionan este problema.
Un saludo
...
escrito por Klaus, octubre 24, 2012
Interesante iniciativa. Creo que sería bueno hacer algo similar en otras balsas que no se usan. Durante unos años había una población sorprendentemente rica de libélulas en una balsa de riego entre el Parque de los Polvorines y el Cerro de la Mina, en Monteagudo. Había Anax parthenope e imperator, Orthetrum chrysostigma, trinacria y cancellatum, y las habituales Sympetrum. La razón era que la balsa no se usaba, y se había quedado casi llena. Desde hace un par de años han vuelto a usarla de forma regular para regar la finca, y ya es raro ver allí una libélula, ya que al vaciar la balsa las larvas son arrastradas fuera, y seguramente tampoco hay larvas de otros insectos para que puedan alimentarse. Hay muchas balsas sin uso, y muy bien se podría dejar algunas con agua, para que se pueda desarrollar este tipo de fauna, que es muy beneficiosa para el control de las poblaciones de otros insectos.
Saludos
...
escrito por josesanchez, octubre 24, 2012
Es cierto lo que menciona del problema de algas en los sitemas de riego por goteo pero, tambien se usan otras tecnicas para evitar estas obturaciones.
Agricultores murcianos tambien emplean un tipo de carpa que come estas algas, y parece ser que funciona bastante bien.
...
escrito por Javier M, octubre 24, 2012
Si, lo de las carpas en las balsas se usa para eliminar las algas dijésemos grandes, las que se suelen denominar en el campo como "ova", pero el mayor problema en los filtros de los sistemas de riego localizados son las algas minúsculas, las que dan el color verde al agua pero no forman "manojos" como las ovas, simplemente están en suspensión en el agua.
Saludos
..., Baja votacion del comentario [Mostrar]
...
escrito por José María, octubre 24, 2012
Carpas para comer algas... La carpa es otra especie introducida, muy nociva para las autóctonas.
...
escrito por M. A. Ruiz, octubre 24, 2012

Hola a todos, traslado a ANSE vuestra duda razonable sobre la proliferación de algas. Un saludo y gracias por los comentarios!!
...
escrito por Jorge Sánchez (ANSE), octubre 24, 2012
Aunque este proyecto lo llevan otros compañeros, Miguel Ángel nos ha pedido que aclaremos cómo gestionar las algas filamentosas en las balsas. Efectivamente, en las balsas del Campo de Cartagena existen problemas sobre la gestión de las algas (principalmente filamentosas). Habitualmente, se emplean carpas, una especie de pez muy voraz, exótica e invasora que altera profundamente los ecosistemas acuáticos en los que habita. Precisamente, para evitar el uso de productos químicos que pudieran afectar al fartet y evitar la introducción de carpas se ha entregado un manual a cada agricultor donde se le presentan las diferentes alternativas que existen en Agricultura Ecológica para el control de algas filamentosas. En todo caso, es una experiencia piloto, veremos a qué dificultades nos enfrentamos y veremos cómo las resolvemos con la participación de ambientólogos, biólogos e ingenieros agrícolas, ya que la proliferación de algas es muy dispar en función del manejo hídrico y la calidad del agua que alberga la balsa.
Respecto a lo que comenta Antonio sobre la conveniencia de establecer poblaciones de fartet en balsas de riego, se trata de una medida ya aplicada en Andalucía y en otros lugares de la Región de Murcia (por ejemplo, río Chícamo) Precisamente, el fartet era habitual en las infraestructuras de riego (como las acequías) hasta que la gambusia (un pez norteamericano) y la pérdida de la calidad de las aguas acabó con sus poblaciones. Ahora se intenta recuperar al menos algunas poblaciones en determinadas balsas adecuadas bajo condiciones controladas que actúen como reservorios (la conservación de la población de Marchamalo no está garantizada en absoluto) y que funcionen como poblaciones evitando el uso de Especies Exóticas Invasoras que es ilegal. Debemos elegir entre mantener al fartet arrinconado en los pocos lugares que ha quedado o intentar recuperar parte de su ámbito de distribución.
...
escrito por David, octubre 24, 2012
Enhorabuena por el proyecto!! Me parece una iniciativa muy interesante y necesaria para la conservación de esta especies en peligro de extinción... En este sentido, y aunque a algunos les pueda parecer una aberración (esto va para Antonio), la cría en cautividad de especies amenazadas es una herramienta más en los planes de conservación de las mismas. La ventaja del fartet es que se pueden mantener poblaciones saludables y autosostenibles en ambientes seminaturales (como determinadas balsas de riego). Estas poblaciones actúan como reservorios de la especie y además, tal y como comenta Miguel Ángel, implica a la sociedad (en este caso agricultores) en la conservación de esta especie.
...
escrito por M. A. Ruiz, octubre 24, 2012

Hola Jorge, gracias por la explicación!!
...
escrito por LEGON, octubre 25, 2012
MUY BIEN, COMO NO SE PUEDE GARANTIZAR LA CONSERVACION DEL PESKAITO EN SUS HABITATS ORIGINALES NOS LO LLEVAMOS A OTROS LUGARES Y QUE ESTOS SE SIGAN DESTRUYENDO IMPUNEMENTE. COMO DIRIA EL TIO PENCHO, SOS MAR MENOR. POR CIERTO, YA NO LO DICE QUE ESTA PASANDO IGUAL ES QUE SE ESTA ARREGLANDO SOLO. EN ESTA REGION CADA CUAL A LO SUYO...HAY QUE SOBREVIVIR COMO SEA.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy