Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




La huerta de Murcia pide auxilio
( 11 Votos )
16.12.11 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Bancal de coliflores en Beniaján. FOTO: NACHO GARCÍA / AGM

Hay pocas capitales en España con la posibilidad de cambiar el centro de la ciudad por un espacio natural de buena calidad en apenas diez minutos. Una de ellas es Murcia: al sur tenemos las montañas del Valle y alrededor de casi todo el casco urbano está la huerta, un ecosistema singular que compartimos con algunas zonas de Alicante y Valencia. De momento, porque en los últimos 15 años nos hemos cargado la mitad de su extensión. Por eso no es extraño que el proyecto europeo Naturba alerte sobre el urbanismo "agresivo" que se está practicando en el municipio, y que amenaza la supervivencia de este entorno de pequeñas explotaciones familiares regadas por acequias, y que heredamos de los árabes.

El dato me golpeó el domingo leyendo el periódico: mi compañero Manuel Madrid contaba en 'La Verdad' que de las 13.026 hectáreas de huerta que había en 1995, ahora sólo quedan 7.000 (datos de la Confederación Hidrográfica del Segura). Ha crecido la ciudad, han crecido las pedanías, se han construido grandes infraestructuras de comunicación, pero todo este desarrollo lo ha pagado la huerta.

El Plan General de Ordenación Urbana que entró en vigor en 2001 se marcó el objetivo de promover el desarrollo urbanístico respetando los espacios naturales, ese lugar común imposible de cumplir en la práctica. Acaba de recordarlo el equipo de trabajo de Naturba, un proyecto europeo en el que participan la Consejería de Ordenación del Territorio, ayuntamientos de Murcia, Alcantarilla, Beniel y Santomera, Junta de Hacendados, asociaciones y colegios profesionales. Su recomendación, a la vista de los hechos, es practicar un urbanismo "menos agresivo" que ponga por delante los criterios ambientales. ¿Harán caso a los expertos del programa Naturba? Y si no les hacen caso, ¿por qué gastamos ni un euro en estudios de este tipo?

Me contaba hace unos meses el argentino Daniel Rolleri, promotor en España de Ocean Conservancy y casado con una murciana, la sorpresa que le causó conocer la huerta y el disgusto que le producía lo poco que se cuidaba. Y me daba alguna idea para poner en valor este paisaje único, extraída de su experiencia en Estados Unidos, donde ha vivido algunos años. Como por ejemplo, fomentar la creación de mercadillos los fines de semana para la venta de productos con un sello de calidad y primando la agricultura ecológica. O la apertura de una red ventorrillos con una estética común, donde se ofrezca gastronomía murciana con cierto nivel.

Quien haya dedicado una mañana, a pie o en bici, a recorrer los brazales de la huerta -en Guadalupe, en La Ñora, en Santa Cruz- sabe lo que significa recibir el sol de cara mientras el agua corre a tus pies, los pajarillos vienen y van y tú te comes una naranja o una granada mientras contemplas cómo se labra, se poda o se recoge. Un parque temático de la vida rural, a tiro de piedra de El Corte Inglés, donde todo es auténtico.

¿Qué opináis vosotros sobre el acoso a la huerta? ¿Alguna idea para que no se pierda del todo?


  
Comentarios (20)Add Comment
...
escrito por horterlano, diciembre 16, 2011
Muy buenas ideas, la huerta va a menos por lo ke todos sabemos y cuando nos demoa cuenta todo van a ser chales y edificios.

Un saludo
...
escrito por Zhesar, diciembre 16, 2011
La huerta se desangra literalmente día tras día. El acoso urbanístico ilegal, complice y permisivo de la Administración le están dando la puntilla. Es inevitable que la ciudad crezca y que gane terreno en sus lindes, pero no debemos permitir que esto suceda a culaquier precio. Basta con dar un paseo por el Malecón, nuestros abuelos nos dejaron un trabajadísimo jardín cultivado, ahora nos deleitamos con los ostentosos chalets de hormigón y cristal.
...
escrito por Zhesar, diciembre 16, 2011
La huerta se desangra literalmente día tras día. El acoso urbanístico ilegal, complice y permisivo de la Administración le están dando la puntilla. Es inevitable que la ciudad crezca y que gane terreno en sus lindes, pero no debemos permitir que esto suceda a culaquier precio. Basta con dar un paseo por el Malecón, nuestros abuelos nos dejaron un trabajadísimo jardín cultivado, ahora nos deleitamos con los ostentosos chalets de hormigón y cristal.
...
escrito por gcerlu, diciembre 16, 2011
Es una lástima el estado actual, nos equivocamos al penasr que expansión significa destrución, aunque si estoy totalmente de acuerdo respecto a tratar de expandir la agricultura ecológica, está en pleno auge en Europa y aquí ya tenemos algunos ejemplos que no estan saliendo mal.

Saludos.
...
escrito por navarro, diciembre 16, 2011
Yo estoy en contra de prohibir la construccion donde cada ciudadano le convenga, y con mas razon si es en la tierra que le han dejado sus abuelos. Pero tampoco se puede permitir perder la herencia cultural que representa la huerta. Por mi parte despues de estudiar detenidamente la relacion entre precios agricolas y precio del suelo, la solucion es barata y simple, liberar a los pequeños agricultores de tener que vender a perdidas sus productos, simplificando intermediarios. Creo que conque el agricultor pueda vender donde y como quiera, incluida la venta ambulante (frente a los centros comerciales carrefu, los vascos, o cualquier otro), si aumentan los ingresos por tahulla, se dispara el precio del suelo y ya no es rentable edificar. Lo mismo que ocurre en el mar menor, los años buenos, sube el precio del alquiler de la tahulla a mas de 250 euros, y nadie vende si puede conseguir el 5% del valor de la inversion. Se que es una vision muy economica, pero creo que es la mas efectiva. Hace mas de 10 años las patatas llegaron a pagarse a mas de 60 centimos kilo, teniendo en cuenta que se obtienen unos 10.000 kilos hectarea, no vende nadie su suelo. Pero con los precios actuales de 10 centimos, quien vende es el banco que embarga la finca. Para que el sistema de venta libre funcionara tendria que ser a nivel europeo, de tal forma que cargas tu camion, y lo puedas vender en cualquier lugar de europa, siempre que puedas demostrar que el producto es 100X100 producido por ti. Vamos que me veo vendiendo lechugas en enero, frente a la puerta de Branderburgo, o bajo la torre Eifell, la plaza del Loubre.
...
escrito por Jorge, diciembre 16, 2011
Creo que la conservación de la huerta no está directamente relacionada con el mercado agrícola en general. Por lo menos en el caso de la huerta de Murcia. Yo vivo en ella y las huertas que hay ni son ni serán competitivas. Su tamaño y régimen de explotación (en tiempo libre, o fines de semana o por gente mayor en un alto porcentaje) hacen que su explotación esté orientada al consumo familiar y para ocio, pero su producción nunca se introduce en los mercados más allá del nivel local. Estamos hablando de muy pequeñas superficies gestionadas por personas en su tiempo libre o directamente abandonadas. La salvedad pueden ser algunos cítricos, sobre todo limones, aunque con su irregularidad (ingresos irregulares determinados por precios exteriores) no da para servir de fuente de ingresos principal. Hay muchísimos trozos de huerta que no se gestionan porque para sus propietarios supone perder dinero. Creo que la solución no viene por el lado de la producción, sino por darle valor a su función ambiental y social para la ciudad, como un inmenso parque urbano. A mi me gusta la idea de los mercadillos de productos locales, y también creo que se debería incentivar la aparcería. Hay mucha gente, jóvenes sobre todo, que estarían dispuestos a cultivar tierra y mucha gente, mayores sobre todo, a los que no les importaría ceder el uso de su huerta temporalmente, que ellos no pueden trabajar, con tal de no verla abandonada o convertida en chalet. Visto el éxito de la iniciativa de huertos urbanos creo que podría funcionar.
...
escrito por García, diciembre 16, 2011
El problema de la huerta, es un problema cultural. La gran mayoría de los habitantes de esta zona son los primeros en despreciar su valor. Esta muy bien vivir en la ciudad y darte un paséo el domingo por la mañana con la bici por las sendas, entre limoneros y patatales, pero si vives allí quieres una casa grande, con mucho cemento. Y el huerto mejor que lo coltive otro, poruqe si tienes trabajo en la ciudad con 3 limoneros y tres naranjos estas servido y el resto del terreno o lo dejas echar a perder o te haces un garaje para tus 2 coches y tres motos.

Los únicos que todavía cultivan son personas mayores. Algunos vendieron en su día parte de las tierras, aprovechando el pelotazo y ahora viven de las rentas y cultivan por placer o contratan a inmigrantes para que lo hagan y se dedican a supervisar. Otros subsisten como pueden con el cultivo como muy bien ilustra "navarro" en el comentario anterior.

Soluciones. Como es un problema cultural, la solución debe ser cultural. Una protección administrativa como BIC, una revalorización como zona de interés cultural y paisajístico proporciuonando a sus habitantes la posibilidad de hacer de la huerta un medio de vida a través del turismo local cultural y gastronómico: mercadillos de productos locales, venta de artesanía, ferias, eventos...

Pero esta claro que el Ayuntamiento no está muy por la labor si partimos de que su concepto de via verde es poner una señal de 30km/h en un carril sin ni si quiera informar a los vecinos.
...
escrito por escrito por mavega 16 de diciembre 2011, diciembre 16, 2011
la huerta es una esperanza de futuro para nuevas generaciones, no tenemos que destruir mas, hay que recuperar toda la que podamos con normas para que sea rentable seguir cultivandola.estoy de acuerdo con los anteriores comentarios.
un saludo.
...
escrito por Jose Luis, diciembre 16, 2011
hay que recordarles a los de la capital y a los políticos:

1.Qué la huerta ha sido huerta porque el huertano vivía de ella y la TRABAJABA muy MUCHO, durante generaciones. Nunca los políticos se han preocupado de que el que tenía un trocico de huerta pudiera defenderse económicamente con ella. La huerta como trabajo es una ruina. El de la capital entiende la huerta el día del bando de la huerta (botellón y comilona de morcillas), pero desconoce la labor, callos y sudores de trabajar la tierra.
2. Como consecuencia se ha abandonado el cultivo y se ha dedicado a vivienda o recreo en el mejor de los casos, porque en el peor es un hervidero de ratas, basura y escombro.
3. Como en este país se legisla por extremos, ahora el que tiene un trocico de tierra no puede ni siquiera hacerse una "casita". Estoy de acuerdo que no vamos a llenar todo de hormigón, pero si al menos se pudiera construir algo de acuerdo a metros de parcela, al menos se podría mantener la huerta y cuidar más y mejor el entorno, porque mucha esta abandonada y los propietarios tienen una propiedad que solo sirve para pagar contribución y nada más.
3. Señores la huerta no se arregla y verdea sola, hace falta trabajo y yo nunca he visto a nadie de la capital venir a regar, sacar leña, fumigar etc etc. Como en todo hay mucha DEMAGOGIA, porque que se haya construído de forma salvaje en la MANGA (mar) no le ha preocupado a tanta gente.
...
escrito por Epipinzon, diciembre 16, 2011
La huerta o el sector agrícola de toda la región, podía haber acogido como mínimo el 50% de los parados, si hubiese estado desde años atrás mejor mirada, promocionada, cuidada, subvencionada. Tenemos buena tierra, clima, poca agua (se puede solucionar). Deben los políticos y debemos todos impulsar la agricultura.
...
escrito por And, diciembre 16, 2011
Todas estas propuestas ya las incluía en su programa electoral EQUO... pero la gente votó por otra opción que ya conocemos. Como dice mi padre, mayor, jubilado, hortelano: el que quiera buenos tomates, que los cultive. Es decir, no es rentable y sólo se cultiva por placer y autoconsumo. Demasiado trabajo para que dos señoritos se coman un buen tomate a precio de nada.
...
escrito por silvia, diciembre 16, 2011
No creo que sea un problema cultural, la gente que se a criado y vive en la huerta es la que realmente la valora y conoce, pero no es oro todo lo que reluce... ¿xq los dueños de esos terreros o bancales tienen que tirar sus productos a la basura ya que no les da beneficio suficiente ni para pagar a los jornaleros de la recolecta? es fácil decir que es culpa de los chalets, es fácil decir que es incultura lo difícil y lo que no hacemos es hacer que esos cultivos sean rentables, que de ellos se obtenga beneficio, que sirvan para algo mas que para perder tiempo y dinero. Un huerto no se mantienen solo como el campo, hay que trabajarlo día a día e invertir en ello.
...
escrito por adm227, diciembre 16, 2011
Creo que debemos proteger la huerta, porque la estamos perdiendo.. No creo que el problema de la huerta de Murcia sea el PGOU, el verdadero problema esta en que no se respeta. Se construyen casas y naves por toda la huerta sin ningún permiso (no se lo conceden porque hacen falta un mínimo de metros que no cumplen) y el problema es que estas construcciones ilegales, solo con pagar la multa (que según me han dicho, en algunos casos esta multa es mas barata que sacar los permisos) les permiten conservarla y no obligan a tirarlas.. Creo que este es el principal problema que tiene la huerta y no el crecimiento de los cascos urbanos de pedanías y ciudad.

Otro problema (que es común en toda la Región) es usar nuestra huerta como escombrera, junto a la cantidad de basura que arrojamos a la calle (y acaban bancales y acequias llenas de suciedad).

La única solución que veo a la huerta es que se cumpla a rajatabla el PGOU, que para hacer una casa en zona de huerta se necesiten un mínimo de metros y que se respeten en el jardín los arboles típicos de huerta (por obligación) y no puedan encementarlo todo (y si construyen, además de multa, que tengan que tirar lo construido..). También crear zonas de huerta totalmente protegida, donde no se pudiera poner un solo ladrillo más (la zona, para mi, mas indicada es por la huerta de Los Ramos-Alquerias y La Ñora-Guadalupe, aunque debería hacerse en mas zonas) con una protección parecida a la que tienen nuestros montes. Otra es mas educación para evitar arrojar escombros y basuras (esto, como ya he dicho antes, aplicable no solo a la huerta) junto con multas ejemplares para evitar este desastre.. Por supuesto, propuestas para fomentar los productos de la huerta, todas son bienvenidas, pero primero hay que proteger para que no desaparezca y pueda seguir dandonos esos ricos frutos (que no sabemos apreciar).
...
escrito por Francisco, diciembre 17, 2011
Hola,
Yo soy uno de los afortunados, o afectados, del cambio generacional en la huerta. Nuestros mayores han cultivado la tierra como un medio de vida, o como un complemento a la economía familiar. Actualmente, todo son gastos. Si se cultiva es por placer. Nadie ha mencionado el alto valor del IBI de estas pequeñas fincas (la mayoría consideradas como urbanas). Por otro lado uno no tiene tiempo, si tiene un trabajo cualificado y que le ha costado esfuerzo conseguri, para dedicar a estas labores.
Creo efectivamente que es un placer para los sentidos, y no sólo para el propietario del terreno. Cuando veo a los vecinos de los edificios que rodean la finca asomarse al balcón y recrear la vista sobre mis limoneros y naranjos, tengo la sensación de que creen que es un jardín que ha puesto ahí el Ayuntamiento para su disfrute. Por eso creo que debería haber ayudas para que los vecinos de la "huerta"(si se puede llamar aún así) no se desprendan de sus tierras. Tengan claro que si un constructor te paga bien el terreno, y el ayuntamiento no sólo no te ayuda sino que te sangra con impuestos brutales (inasumibles por mayores pensionistas), nadie va a dudar en desprenderse de su "huerta". No sé si alguien compartirá mi situación o mi opinión.
Gracias al autor, muy interesante el blog. Un saludo a todos.
...
escrito por ALERTA, diciembre 17, 2011
¡LA MAYORÍA DE LAS VECES SE DEBE A LOS PROPIOS HUERTANOS!
...
escrito por alawad, diciembre 17, 2011
El problema de la histórica Huerta de Murcia tiene muchas caras, no se trata de una sólo problemática.
1º Por una parte está lo que mucha gente comenta, hoy día el minifundismo no funciona en el sector agrario, la agricultura competitiva murciana se ha trasladado a zonas del campo de Cartagena y Vega Alta regadas con el trasvase, que hacen 30 años eran puro secano. Por lo tanto, hay que fomentar otro tipo de agricultura en la Huerta de Murcia (agricultura ecológica, mercadillos, sellos de calidad), para que la actividad productiva vuelva a este espacio.
2ºUn problema derivado del anterior es que ante la falta de perspectivas económicas, los propietarios de las parcelas las venden para ser construidas en su totalidad o las construyen ellos mismos. La cuestión es que, con la cantidad de parcelas de ese tipo, o se realiza una ordenación urbana rígida o el paisaje se transforma en un caos de chalets y naves industriales sin orden ni concierto. Aqui la administriación tiene que aplicar una normativa a rajatabla que especifique dónde se puede construir y de qué manera. Con el inaplazable derribo si ésta no se cumple.
3º. El desarrollo de la ciudad, sus infraestructuras y las pedanías se ha hecho, como indica el estudio de Naturba, de una forma irresponsable con la huerta. El desarrollo es necesario pero sólo hay que darse un paseo por Juan de Borbón para ver cómo el ayuntamiento se equivocó en sus previsiones de crecimiento enladrillando en exceso, inmensas zonas que antes eran de huerta (vease el palmeral de Zaraiche completamente rodeado de solares y edificios a medio construir) ahora son una especie de ciudad fantasma a la espera de la próxima burbuja inmobiliaria. También se ha abusado de los planes parciales que rompen con lo inicialmente previsto en el PGOU (vease Joven Futura en la Senda de Granada), y casi siempre con una estética de escasísimo gusto. Si a eso añadimos la nula implicación municipal con una política activa de conservación (entuvamiento de acequias sin ningún problema, abandono de edificios singulares, cuando no su derribo, ausencia de iniciativas de conservación paisajística) tenemos la descripción completa de lo que ha pasado con la Huerta de Murcia. Un paisaje histórico español en vias de desaparicion, una vergüenza nacional, regional y local. Una muestra de la escasa concienciación del murciano con lo suyo, que poco le importa que su mayor seña de identidad acabe por morir para nunca más volver, mientras que se toma los cubatas a pares durante el Bando.
...
escrito por M. A. Ruiz, diciembre 17, 2011

Hola a todos, os agradezco tantos comentarios y tan bien documentados. Es un placer aprender de vuestras aportaciones: hacéis que este blog sea mucho mejor.

Un saludo!
...
escrito por Carmen Nicolas, diciembre 19, 2011
Para que no se pierda la Huerta, lo que se puede hacer es utilizar los recursos que provienen de ella, como son sus plantas comestibles silvestres. Yo he realizado mi Trabajo fin de Carrera de Ingeniero Agronomo sobre dichas plantas en la huerta de Murcia, se llama "Estudio de las plantas comestibles silvestres del Municipio de Murcia". por si quereis saber un poco mas sobre este tema ademas de preguntarme cualquier cosa sobre este estudio, os dejo el enlace de la revista Murcia enclave ambiental donde se publicó un reportaje sobre mi trabajo. Un saludo.
http://www.murciaenclaveambiental.es/diciembre-2010.html?idRe=140&iw4re=28
...
escrito por AGUSTIN GARCIA, diciembre 29, 2011

MIRAR ESTO:
http://elblogdefarina.blogspot.com/2011/06/proteger-la-huerta-de-murcia.html
...
escrito por tres catorce, marzo 31, 2012
El bancal de Beniaján que se ve en la foto no es de coliflores, sino de coles.
Un saludo.

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy