Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




Toros y chamanes en la Cueva de la Vieja
( 8 Votos )
07.10.11 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

La 'chuleta' que sirve para identificar las pinturas en el abrigo rupestre. M. A. R.

En ocasiones, los prodigios son algo cotidiano, una maravilla con la que uno convive desde hace tantos años y está tan familiarizado que termina por llevarlo con naturalidad. Como si no tuviera importancia. Os pongo un ejemplo: la finca de mis amigos Amparo y Herminio en Alpera (Albacete), un rincón privilegiado de la naturaleza con historia familiar e Historia con mayúsculas porque alberga una de las joyas del arte rupestre en España. A cuatro pasos (cuatro, literalmente sólo son cuatro) de su casa se abre la Cueva de la Vieja, un abrigo con un insólito despliegue de pinturas esquemáticas levantinas (nada menos que 200) que datan del Neolítico (sobre el 5.000 a. C.) y que representan escenas de caza con toros, ciervos y perros, alrededor de las figuras de dos chamanes. En fin: no todo el mundo puede decir que duerme junto a un Monumento Histórico Artístico (desde 1924), Bien de Interés Cultural por la Ley de Patrimonio Español (1985) y Patrimonio Mundial por la UNESCO (1998).

La finca de la que os hablo es El Bosque, el paraje de recreo de referencia para los vecinos de Alpera, que Amparo y Herminio cuidan con mimo para que no pierda su sabor tradicional, y donde todo el mundo es siempre bien recibido; tanto las cabras monteses que bajan por la ladera y se asoman por la ventana de la cocina como los visitantes despistados que suben a ver las pinturas, atraídos por los carteles que se encuentran por la carretera, sin tener en cuenta que hay que concertar antes una cita previa (967 330 555 y 616 623 944).

En el pueblo hay un pequeño centro de interpretación donde te facilitan una tarjeta que sirve de chuleta a la hora de identificar las pinturas, ya que están un tanto desvaídas por el uso de agua vaporizada con el 'chifle' (o directamente a cubos): el método que se utilizaba hace décadas para humedecer la superficie y que destacaran los pigmentos. Alpera está a sólo hora y media de Murcia (por la autovía de Alicante, Monforte del Cid y Almansa), pero algo más cerca (bueno, sólo unos minutos más cerca), en el Centro de Interpretación del Arte Rupestre de Casa Cristo (Moratalla), un panel reproduce las misteriosas figuras de la Cueva de la Vieja. Este pequeño museo regional sigue abierto, por cierto, aunque sin actividades ni visitas guiadas a la espera de que mejore la situación económica.

No hay muchos planes que mejoren el que disfruté yo el domingo pasado: el mayor conjunto de pinturas rupestres que he visto nunca, un largo paseo por campos de cereales viendo correr conejos y perdices, vistas sobre grandes extensiones de viñas y encinas, el soberbio Mugrón de Almansa en el horizonte... y el placer de disfrutar de unos gazpachos y embutidos artesanales en compañía de buenos amigos. Algo parecido a la felicidad, vamos. ¡Y todo a 20 grados!


  
Comentarios (1)Add Comment
...
escrito por Kurioso, octubre 07, 2011
Muy bueno el artículo, gracias por darnos estas pistas que nos llevan a nuevos territorios. Un blog excelente. :)

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy