Miguel Ángel Ruiz Parra. Informo sobre medio ambiente. También opino y creo que me mojo, pero prefiero aportar datos y documentos. Entre el campo y la redacción, siempre persiguiendo noticias. Soy jefe del área de Sociedad y Cultura de La Verdad.




Roland, el guiri que planta árboles
( 7 Votos )
19.09.11 - MIGUEL ÁNGEL RUIZ
enviar a meneame
artsexylightbox

Después de unos cuantos años pateando el mapa de la Región, uno ha conocido ya a suficientes guiris rurales como para hacerse un retrato robot de estos europeos del norte (en su mayor parte) que han buscado un lugar bajo nuestro sol implacable para retirarse. Un lugar apartado y en alto, por lo general, desde el que te ven venir mientras te indican cómo se sale de su finca. Pero de vez en cuando te topas con alguno que rompe con esa imagen de eremita huraño que vive de las rentas y que sólo se relaciona con sus compatriotas. Me sucedió hace unas semanas con Roland, un alemán que me devolvió la vida a base de agua con gas helada en la Sierra de los Mayorales (Águilas).

El plan consistía en subir en bici por la Cuesta de Gos a la montaña donde despuntan las antenas de telecomunicaciones para dejarnos caer (mi hermano y yo) por la senda que cumbrea la Sierra de los Mayorales hasta la Cuesta de la Cabra, topónimos familiares sin duda para los aguileños que estén leyendo este post (¡eh!, ¿hay algún aguileño por ahí?). El calor partía las piedras, así que decidimos dejar el duro sube y baja del sendero para alcanzar, bici al hombro y campo a través, un camino más cómodo que veíamos unos cientos de metros más abajo, en el Barranco de Teruel. Qué os voy a contar: la vegetación seca y espinosa nos dejó en las piernas bonitos tatuajes que aún perduran.

Menos mal que abajo nos esperaba Roland, encaramado en el tejado de su casa y orientándonos para que no cayésemos en una emboscada en forma de chumberas y cornicabras. Roland resultó ser un alemán cincuentón que vive con su mujer en una bonita casa rehabilitada desde la que domina el tramo costero entre Águilas y la Sierra de Cabrera (Almería). Dejó su puesto de técnico informático hace unos años para llevar una vida más tranquila en el sur de España, pero ahora busca trabajo sin mucho éxito, por cierto. Mientras tanto, vive tranquilo en esta sierra extrema plantando árboles: "De cada diez que planto se me mueren ocho", nos dijo.

Nos clavamos dos botellas de litro y medio de agua con gas (de una marca de esas que compran los alemanes en el Lidl), mientras él trasegaba una cerveza sin alcohol y hablábamos de las ventajas e inconvenientes de vivir en una montaña. Un rato de avituallamiento, descanso y charla a la sombra que nos proporcionó las fuerzas necesarias para llegar a Águilas. Y Roland me pareció un buen tipo.


  
Comentarios (7)Add Comment
...
escrito por kilate, septiembre 19, 2011

Tiene valor para adoptar la decisión de dejat las oscuridades alemanas por la LUZ del Mediterráneo: Su salud se los agradecerá. En lo relativo a los árboles que planta, tiene buenas intenciones pero debe de leer e informarse algo más. Para empezar, los árboles se plantan a savia parada para evitar el estrés del trasplante, eso quiere decir que tiene que hacer sus plantaciones en invierno ( excepto para las palmeras, que se realizan en verano), a partir de Noviembre o más tarde si nos referimos a Águilas. Si quiere más información, aprovechando su formación informática, que me remita un correo. Sl2
...
escrito por Aguileño, septiembre 19, 2011
Si que habemos aguileños que leemos este blog, y con asiduidad. Lo cierto es que Águilas (al igual que la Región de Murcia) ofrece una oportunidad muy interesante de contacto con la naturaleza practicando deporte. A seguir así y sobre todo, cuidaico con las cornicabras que arañan más que los gatos!!
...
escrito por Bubo Bubo, septiembre 19, 2011
Subete para el campico lópez! te llevarás una alegría! (aunque no en forma de guiris)
...
escrito por José Antonio López, septiembre 19, 2011
Arañan con más mala leche las Calicotome intermedia de las sierras de Cartagena. ¿Agua con gas del Lidl Miguel Ángel? Ten cuidado con lo que te dan que eso tiene que tener efecto laxante para los murcianos...
...
escrito por rocio33, septiembre 19, 2011
Pues a mi me da envidia de la buena (o sea, envidia cochina) cuando veo esos guiris especiales que se establecen en nuestra región (cada vez más en el interior, no sólo en la costa) y se dedican a lo que realmente les gusta, plantan su pequeño huerto, ven preciosas puestas de sol sin un edificio o centro comercial a su alrededor y van al bar del pueblo a tomar una cerveza (yo creo que la "Estrella de Levante" también les gusta) y les encanta charlar con los paisanos. Roland parece uno de ellos.
Por cierto, yo también soy aguileña!. Un abrazo.
...
escrito por M. A. Ruiz, septiembre 20, 2011
Hola a todos, creo que coincidimos en que los guiris (dicho con todo el respeto) nos llevan algunos años de ventaja: cuando nosotros comenzamos a apreciar el valor de nuestros espacios naturales, y el lujo que supone disfrutar de ellos cada día, y no sólo los fines de semana, ellos ya llevan unos cuantos años viviendo en ellos.

Gracias por los comentarios!!
...
escrito por Europa, septiembre 20, 2011
Yo hace tiempo que comencé a valorar y mucho lo que tenemos, pero casualmente fue cuando volvía de mis viajes por otros países. No sé si esto influyó o que era adolescente y comenzaba a apreciar el entorno en el que habitaba, pero creo que la mejor manera de conseguir que se aprecie lo que tenemos, y esto ayude a conservarlo, es enseñárselo a nuestra gente. Educar conlleva respetar, valorar, preservar y, por supuesto, disfrutar muchísimo. ¿Hay algo mejor que volver a casa con las sensaciones tan estupendas que nos proporciona una simple caminata por nuestros espacios naturales? ¿Y saber que gracias a que nosotros no actuamos en ellos todavía puede haber vida allí?

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy